Trucos

El método casero con el que podrás adelgazar tus brazos en muy poco tiempo

Estas tres estrategias te harán estar tonificado y podrás decirle adiós a la acumulación de grasa.

En esta noticia

Uno de los motivos por los cuales las personas deciden comenzar a ejercitarse puede estar vinculado a la necesidad de bajar de peso. Sea por gusto estético propio o por recomendación de los médicos, muchos individuos eligen iniciar una rutina de entrenamiento que implica tonificar ciertas áreas, como las piernas, la espalda o los brazos.

Estos últimos integran una parte del cuerpo frecuentemente visible, por los cuales un gran número de individuos eligen mantenerlos en forma. 

Si bien se apela en todos los casos a aceptar la diversidad de cuerpos y no someterse a accionares que puedan perjudicar la salud de uno, en ocasiones algunos ejercicios colaboran en otorgar cierta firmeza en los músculos y, al mismo tiempo, resultan saludables.

¿Cuál es el significado de los cristales y qué piedra preciosa eres según tu signo?

¿Cómo afectará la luna menguante de octubre sobre cada signo del zodíaco?

Por otra parte, contar con una vida laboral agitada puede resultar en un impedimento para asistir a una institución en la que se lleven a cabo distintos entrenamientos.

Es por ello que existe una serie de trucos caseros a través de los cuáles es posible perder esa grasa acumulada en la espalda y en los brazos en menos tiempo de lo esperado.

Uno por uno: los tres trucos para adelgazar los brazos

El método casero y práctico incluye la utilización de una escoba como herramienta para fortalecer los brazos y hombros y dejarlos fuertes y tonificados.

Los ejercicios caseros pueden llevarse a cabo con distintas herramientas, tales como la escoba. Se recomienda siempre consultar con un profesional en el área. Foto: Archivo.

1. Flexión lateral

El primer ejercicio no sólo trabaja sobre los brazos sino también sobre la espalda y la cintura. Se debe permanecer de pie y elevar los brazos por encima de la cabeza, manteniéndolos separados. 

Acto seguido, será necesario flexionar el tronco hacia la derecha e izquierda como queriendo tocar la cadera con el codo. El movimiento debe realizarse despacio y con precaución, ya que si se fuerza la cintura puede conducir a registrar lesiones. 

En caso de querer ver los resultados en poco tiempo, se recomienda realizar cinco series de entre 15 y 20 repeticiones por cada lado.

2. Remo

Al igual que el primer ejercicio, se debe permanecer de pie. En esta ocasión, tomando la escoba con los dos brazos estirados y los puños mirando hacia abajo, llevando hacia el frente a la altura del pecho. 

El paso siguiente consiste en mover reiteradamente los brazos en movimiento circular, tanto hacia adelante como hacia atrás. Se debe emular la manera en la que se procedería en caso de estar en un bote o kayak.

3: Brazos flexionados

Para este ejercicio, la espalda debe permanecer recta. Se debe tomar el palo de escoba con ambas manos, procurando que tengan la misma separación que las piernas.

Se deberá elevarlo a la altura del estómago, con los brazos flexionados, para después subirlo y bajarlo. Este movimiento debe repetirse entre 15 y 20 veces, haciendo un total de 5 series. 

En caso de querer añadirle un peso -siempre bajo recomendaciones de expertos- se puede amarrar al palo de escoba costalitos de semillas.

Temas relacionados
Más noticias de adelgazar