Uruguay prevé volver a clases presenciales el lunes próximo

Lacalle Pou se reúne con su gabinete para evaluar la situación epidemiológica por el coronavirus, definir la modalidad de un retorno gradual a las escuelas durante mayo de clases y reperfilar restricciones.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, convocó para este miércoles a su gabinete para definir un cronograma de retorno gradual a la presencialidad en las escuelas, la "principal preocupación" en este momento para el gobierno, indicó El Observador.

El mandatario y su gabinete evaluarán el escenario epidemiológico por el coronavirus y debatirán el mantenimiento de las restricciones. Para el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), el país atraviesa la peor etapa de la pandemia.

El lunes, el ministro uruguayo de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, y el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, se reunieron  con el presidente y evaluaron cómo retornar a la presencialidad escolar obligatoria, que fue suspendida a fin de marzo.

Planes preliminares citados por El Observador indican que los primeros serán los alumnos de unas 450 escuelas rurales que cuentan con un docente y menos de 20 alumnos.

Da Silveira dijo que es "seguro" que durante el mes de mayo habrá un regreso paulatino a la presencialidad, pero que no es seguro que todos vuelvan en ese mes.

En Uruguay, la curva de contagios e ingresos a terapia intensiva llegó esta semana a una "alta meseta" que el gobierno prevé se mantenga unos días más antes de iniciar una bajada. 

Si bien aún las autoridades no definieron nuevas medidas, el mandatario reiteró el lunes que no habrá otras restricciones. "Más medidas no. Obviamente todos sabemos que depende de las conductas particulares de cada uno de nosotros. Las medidas están tomadas. Se trata de reducir la movilidad, que puede ser la laboral, la recreativa o simplemente tratar de optimizar los tiempos", dijo Lacalle tras ser inoculado con la segunda dosis de la vacuna china Sinovac contra el Covid-19

Además de la suspensión de la presencialidad, hasta el viernes está vigente el cierre de gimnasios y free shops en la frontera, el cierre de oficinas públicas no esenciales y teletrabajo para sus funcionarios, y la suspensión de los espectáculos públicos, fiestas y eventos sociales, señaló el diario uruguayo.

Hasta ayer, Uruguay registró 190.096 casos de Covid-19 tras confirmar 2.769 contagios el martes, así como 62 fallecidos, que elevaron el total de muertos por la enfermedad a 2452



Tags relacionados

Compartí tus comentarios