Disciplina espiritual

Yoga: cuáles son las mejores posturas para quemar grasas y cómo hacerlas correctamente

Esta disciplina del hinduismo calma la mente y puede ser una gran aliada en la quema de grasa.

En esta noticia

El yoga ofrece más que un simple bienestar mental; también puede ser una herramienta efectiva para quemar grasas y mejorar la composición corporal de forma correcta

Desde la postura del perro boca abajo con pierna levantada hasta el guerrero II, estas posiciones tonifican los músculos y aumentan la quema de calorías, ofreciendo una perspectiva práctica sobre cómo incorporar esta disciplina del hinduismo

 Aunque el yoga no sea la actividad que más calorías queme, un estudio de la Universidad de Harvard reveló que incluso una sesión de 30 minutos de Hatha yoga puede resultar en la quema de hasta 168 calorías para una persona de 84 kilos.

Descubrimiento sorprendente: un estudio científico analiza la evolución de las cucarachas y cómo llegaron a conquistar el mundo

El mejor país del mundo para jubilarse: queda en Latinoamérica y estos son los requisitos para mudarse a los 60 años

Posturas de Yoga: perro boca abajo con pierna levantada

Esta variante intensificada ayuda a aumentar la quema de calorías y facilita la pérdida de peso. Según el portal Saber Vivir, sus beneficios físicos, como el estiramiento de la musculatura lumbar, favorece la circulación sanguínea y la eliminación de líquidos.

Cómo practicarlo

  • Empezá en una posición de cuatro apoyos, con las manos y las rodillas en el piso.
  • Levantá las caderas hacia arriba, manteniendo los brazos estirados y las manos firmes en el suelo.
  • Extendé una pierna hacia atrás, manteniéndola alineada con el cuerpo.
  • Elevá la pierna extendida hacia arriba, manteniendo la pelvis nivelada.
  • Mantené la postura por unos segundos mientras respirás profundamente.
  • Bajá la pierna y repetí el proceso con la otra pierna.

Postura salvaje 

Esta postura de yoga, que requiere fuerza y tonifica varias cadenas musculares, resulta en una notable quema de calorías. Al activar múltiples grupos musculares, incluidos brazos, piernas, espalda y abdominales, es ideal para quemar grasas durante la práctica y después de ella.

Paso a paso

  • Arrancá la postura del perro boca abajo.
  • Levantá una pierna hacia el techo y doblá la rodilla, abriendo la cadera.
  • Transferí gradualmente el peso hacia el brazo y la pierna opuestos.
  • Poné el pie levantado detrás de la pierna opuesta.
  • Elevá las caderas hacia arriba, activando los glúteos.
  • Extendé el brazo libre hacia el techo, manteniendo la cabeza relajada.
  • Mantené la postura durante varias respiraciones profundas y luego cambiá de lado.
Con esta postura se puede activar grupos musculares, como brazos, piernas, espalda y abdominales (Fuente: Freepik)

Postura del bailarín

Aunque pueda parecer desafiante, esta posición de equilibrio fortalece y tonifica los músculos abdominales, de las piernas, los brazos y la espalda, lo que la convierte en una excelente opción para quemar calorías y mejorar la estabilidad y la flexibilidad.

Cómo hacerla

  • Arrancá de pie con los pies separados a la anchura de las caderas.
  • Doblá una pierna y llevá el talón hacia el glúteo.
  • Con la mano del mismo lado, agarrá el tobillo.
  • Extendé la pierna doblada hacia atrás, manteniendo el equilibrio.
  • Enganchá el abdomen y fijá la mirada en un punto fijo.
  • Mantené la postura por unos segundos, respirando profundamente.
  • Volvé a la posición inicial y repetí con la otra pierna. 

Postura del guerrero II

Esta postura, que es relativamente simple de realizar, tonifica los cuádriceps, glúteos, abdominales y la musculatura de la espalda, convirtiéndola en una opción completa para adelgazar y esculpir el cuerpo.

Paso a paso

  • De pie, separá las piernas ampliamente.
  • Girá una pierna hacia afuera y doblá la rodilla, asegurándote de que la rodilla esté sobre el tobillo.
  • Estirá los brazos hacia los lados, paralelos al suelo. 
  • Dirigí la mirada hacia el brazo extendido.
  • Mantené la postura por unos segundos, respirá y volvé a la posición inicial.
La postura enfocada en tonificar cuádriceps, glúteos, abdominales y espalda es una opción completa para esculpir el cuerpo (Fuente: Freepik)

El mineral que no te puede faltar para tener una buena memoria: estos son los alimentos donde podés encontrarlo

Emigrar: es uno de los países europeos más baratos para vivir y estos son los requisitos para conseguir la visa de trabajo

Postura de la silla

Aunque hay varias versiones de este ejercicio, todas ellas ofrecen beneficios como el estiramiento de los hombros, la espalda y los brazos, así como el fortalecimiento de los tobillos, las piernas y las nalgas, lo que la hace ideal para una rutina de pérdida de peso.

Cómo hacerlo correctamente

  • Juntá las piernas y llevá los brazos hacia arriba.
  • Doblá las rodillas y bajá como si te sentaras en una silla imaginaria.
  • Mantené la espalda recta y el peso en los talones.
  • Estirá los brazos hacia arriba, alineándolos con las orejas.
  • Mantené la postura, respirá y volvé a la posición inicial lentamente. 
Temas relacionados
Más noticias de ejercicio
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.