¿Lo sabías?

Un estudio científico asegura que posponer o tener más de una alarma para despertarse puede ser bueno para la salud

La ciencia asegura que escuchar varias veces el despertador puede traer grandes beneficios.

En esta noticia

Uno de los momentos más difíciles del día, para quienes disfrutan de dormir, es sin duda cuando suena la alarma a la mañana. Son muchas las personas que tienen el hábito de posponerla varias veces para poder dormir cinco minutos más.

Hay quienes también eligen poner muchas alarmas, incluso una hora antes de cuando se deberían levantar, para tener la sensación de que duermen más tiempo. 

A lo largo de la historia, los expertos en sueño y en salud se habían mostrado en contra de este hábito. Pero un nuevo estudio científico viene a poner en jaque todo lo que se sabía sobre posponer la alarma. ¡Conocé qué dice la ciencia! 

Horóscopo Negro: así será la semana del 22 al 28 de enero para cada signo del zodíaco

La piedra semipreciosa con poderes curativos que usaban en el Antiguo Egipto: cómo activar sus efectos

¿Posponer la alarma es beneficioso para la salud? 

Según un estudio científico publicado por un grupo de investigadores de la Universidad de Estocolmo, todo lo conocido como malo para la salud con respecto a posponer el despertador puede ser solamente un mito.

La investigación asegura que posponer la alarma varias veces, o incluso tener más de una, no es malo para nuestra salud y para nuestra rutina, sino que puede traer múltiples beneficios. 

Posponer la alarma te puede ayudar a mejorar tu día. (Foto: archivo)

Además, el estudio publicado en Estocolmo asegura que estas prácticas o hábitos que adquirimos no traen malas consecuencias en la cantidad de horas de sueño, ni en la calidad del mismo, ni en las diferentes actividades que se realizan una vez despiertos. 

Según los expertos, la investigación confirma que puede ayudar a quienes les cuesta mucho levantarse, un concepto conocido como inercia del sueño, que abarca una lentitud en las primeras actividades del día debido a la sensación de falta de sueño. 

Los 3 alimentos que tenés que comer para cuidarte de los cálculos renales y los que tenés que evitar

Adiós calambres nocturnos: los trucos caseros para hacer antes de dormir y el mineral mágico y natural que ayuda a evitarlos

¿Qué efectos tiene en la salud posponer la alarma según el estudio científico?

 Si bien existen dos investigaciones previas que confirmaron que posponer el despertador no tiene ningún efecto negativo en el sueño de las personas, el estudio publicado por el grupo de científicos de la Universidad de Estocolmo fue más allá y mostró resultados muy sorprendentes.

El estudio científico se centró en hacer entrevistas a más de 1700 personas sobre sus hábitos de sueño, sobre todo, en lo que hacen para despertarse. 

Tener muchas alarmas no perjudica la calidad de sueño. (Foto: archivo)

Y entre los resultados se comprobó que el 69% pospone la alarma aunque sea una vez. La justificación a esto se debe a que todavía se encuentran muy cansados y no son capaces de levantarse. 

La investigación continuó mediante un estudio especializado:

  • Se observó a 31 personas de 27 años, que no tenían problemas de sueño ni se acostaban tan tarde, que posponían la alarma varias veces.

  • Los invitaron a dormir tres noches en un laboratorio. 

  • Solo un día podrían posponer la alarma durante la última media hora de sueño. 

  • Una vez que se hayan despertado, tenían que hacer problemas matemáticos y pruebas cognitivas, como test para la memoria.

Además, se midieron los niveles de cortisol en la saliva de los 31 participantes del estudio.  Esta hormona está muy relacionada con el momento de despertar, por lo cual fue crucial para entender los beneficios que puede traer a la salud de las personas. 

Posponer la alarma puede mejorar tu salud. (Foto: archivo)

El cortisol tiene múltiples beneficios para el cuerpo de las personas, como el control del estrés y la inflamación, y además ayuda a nivelar el nivel de azúcar en sangre.  

Los resultados mostraron que los niveles de cortisol son mayores en las personas que se levantan lentamente, poniéndose varias alarmas en poco tiempo, pero se normalizan muy rápidamente. Y además, las pruebas cognitivas también obtuvieron mejores resultados en quienes posponen el despertador, aunque se muestren un poco más cansados. 

Como conclusión, los investigadores aseguraron que prorrogar un poco más el sueño con alarmas, ya sea posponiéndolas o teniendo varias en poco tiempo, no tiene efectos negativos sobre la calidad o cantidad de sueño, sino que permite una mejor velocidad de pensamiento al levantarse.



Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.