Insomnio

Dormir mejor: los 7 trucos que usan los astronautas de la NASA para superar el insomnio y descansar bien

Para conciliar el sueño, la agencia espacial implementó un sistema que puede replicarse en el resto de las personas que sufren insomnio.

En esta noticia

Después de un día de trabajo agotador, pocos planes son mejores que acostarse y dormirse rápidamente para recargar energías para el día siguiente.

Sin embargo, el insomnio es un mal que afecta a una porción muy amplia de la población mundial y tiene consecuencias en muchos aspectos de la vida cotidiana.

Empezar a dar vueltas en la cama, sin poder dormir, suele transformarse en una situación caótica que genera ansiedad, malestar y, sobre todo, cambios en el humor que terminan perjudicándonos en el desempeño laboral, educativo y social.

El té que todos recomiendan tomar para bajar el estrés tiene otros beneficios que no conocías

El sueño de volver a la Luna quedó trunco: por qué la última misión espacial no llegará a alunizar

Insomnio: 7 trucos que usan los astronautas para poder dormir

El problema del trastorno del sueño afecta la conducta de los seres humanos. Es tan común que hasta los astronautas que pasan largos períodos de tiempo en el espacio tuvieron que tomar cartas en el asunto

A continuación, te damos lo 7 consejos que dieron los astronautas:

  • Control de la luminosidad: El ciclo natural del sueño está regulado principalmente por una hormona llamada melatonina. La producción y liberación de esta hormona está relacionada con la hora del día. Esto significa que aumenta cuando está oscuro y disminuye cuando hay luz.

    En el caso de los astronautas, resolver esta situación no es un tema menor, ya que pueden ver hasta 16 amaneceres en un día. El problema se resolvió ajustando la luz en los módulos espaciales en intervalos e intensidad, para que la luz del interior no dependa de lo que suceda afuera.

  • Rutina de sueño y vigilia: Para que nuestro cuerpo se adapte a distintas situaciones, no hay nada mejor que la rutina. Así como en el gimnasio realizamos rutinas de ejercicios para mejorar la condición física con repeticiones, con el sueño pasa lo mismo.

    Lo ideal es adiestrar a nuestro cuerpo con horarios fijos para irnos a la cama y horarios fijos para levantarnos. De esta manera, generamos costumbre y para nuestro cuerpo será más sencillo conciliar el sueño.
La falta de sueño genera malestar para realizar las tareas cotidianas. (Foto: Archivo)
  • Adiestramiento para el sueño: Repitiendo el concepto del punto anterior, los especialistas de la NASA llegaron a la conclusión que el mejor remedio para ayudar naturalmente a nuestro cuerpo es crearle rutina y no generar hábitos que puedan perjudicarnos a la hora de dormir.

    Este punto puede ser resumido como un combo que relaciona la alimentación y el ejercicio.

    No hay que comer pesado antes de ir a dormir y dejar un tiempo para hacer la digestión antes de acostarse. Tampoco se recomienda realizar ejercicio cerca de la hora de dormir.
Los astronautas viven condiciones muy difíciles para conciliar el sueño dentro de los módulos espaciales.

(Fuente:nasa.gov)


  • El lugar para descansar: es fundamental que el lugar en donde vamos a descansar sea apropiado. Se necesita una temperatura media, la ausencia de ruido, oscuridad apropiada y un lugar cómodo para que nuestro cuerpo pueda descansar.

    Está claro que dentro de un módulo espacial esta situación no es tan sencilla de lograr, ya que el espacio es reducido y entre otras particularidades la mayor parte del tiempo la pasan con gravedad cero, lo que genera que los cuerpos "floten".

  • Fármacos sin receta: en este punto los investigadores de la NASA hacen referencia a los productos con cafeína y a la generación de melatonina. Con esto, se busca encontrar regularidad entre la vigilia y el sueño.

  • Terapia cognitivo-conductual del sueño: Este punto está orientado específicamente para cuando los pensamientos se prolongan y extienden nuestro estado de vigilia y nos generan ansiedad. Estas técnicas se utilizan para que podamos llegar al sueño de manera satisfactoria.

  • Fármacos: Esto lo consideran como el último recurso, si todo lo anterior no es suficiente para dormir en buenas condiciones. Según explican, hay 3 tipos de medicamentos que pueden utilizar para descansar mejor: cronobiológicos, hipnóticos y de alerta.

Sueño: ¿cómo dormir en el cielo y en la tierra?

Es cierto que los astronautas lo tienen más complicado que el resto de los mortales para conciliar el sueño, por las obvias condiciones en las que viven mientras están en el espacio exterior. Enfrentan situaciones como el poco espacio de los módulos espaciales, la gravedad cero, el viajar entre distintas zonas horarias, entre otras vicisitudes.

La especia que es un clásico de la comida española y funciona para mejorar la memoria y prevenir el Alzheimer

Signo por signo, la carta del tarot que marca cómo será tu semana hasta el 14 de enero

A los problemas que describieron los científicos de la NASA, además, se les puede agregar las situaciones que se viven el resto de los seres humanos. Así, habrá que prestar atención a los cambios de estaciones que generan cambios de temperatura, cuestión que, como se dijo, es fundamental

La cantidad de abrigos a la hora de dormir deben ser los justos y necesarios. Pasar calor retrasa el sueño. (Foto: archivo)

Tener demasiada ropa de cama o pijamas muy abrigados cuando la temperatura no lo amerita puede generar incomodidad y retrasar la llegada del sueño. Nuestro cuerpo baja de temperatura cuando se está preparando para dormir y el exceso de abrigo puede interrumpir ese proceso.

Lo cierto es que, para cualquiera, los desajustes del sueño son tan importantes y problemáticos como para los astronautas. Por ello, las técnicas que difundió la NASA pueden servir para combatir el insomnio, aun si no dormís en el espacio exterior.

Temas relacionados
Más noticias de NASA
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.