Salud

Los 5 hábitos que te están boicoteando en el gimnasio: por esto no tenés los resultados que esperás

No pierdas el tiempo en el gimnasio y evita estos 5 hábitos si querés tener resultados.

Muchas veces las personas se pasan años haciendo ejercicio sin saber que cometen diariamente malos hábitos en el gimnasio, conocidos como los principales frenos de los resultados visibles. 

Llevar una rutina de entrenamiento sin conocimiento teórico da pie a errores que son muy difíciles de corregir y pueden causar problemas de salud. ¡Conocé cuáles son los 5 malos hábitos más comunes en el gimnasio y cómo evitarlos

Una investigación científica analiza el impacto que tiene en nuestro cerebro escuchar audios de WhatsApp en velocidad rápida

El té superpoderoso que cuida la salud cardiovascular, facilita la digestión y ayuda a conciliar el sueño

¿Cuáles son los 5 hábitos que te están boicoteando en el gimnasio?

Según el sitio web especializado, Glamour, existen 5 malos hábitos que la mayoría de las personas que hacen ejercicio en el gimnasio seguramente no sepan y puedan estar haciendo que no logren buenos resultados para su salud. 

  • Evitar el calentamiento antes de entrenar:  preparar tus músculos y articulaciones para la actividad física que vas a realizar es un paso que no te podés saltar si entrenarás por mucho tiempo, harás ejercicios complejos o cargarás mucho peso.

    Necesitás avisarle a tu cuerpo que lo someterás a un esfuerzo poco usual para que no le caiga de golpe el movimiento.

    Existen dos tipos de estiramientos: el estático y el dinámico. El primero funciona simplemente para estirar los músculos, mientras que el segundo también lubrica tus articulaciones. Así que asegurate de incluir movimientos de ambos tipos para alistar tu cuerpo al cien antes de entrenar.

    Si no calentás antes de entrenar, los músculos se resisten al esfuerzo y podés terminar lastimado. (Foto: archivo) 

  • No tomar agua:  debido a la actividad física que está realizando tu cuerpo mientras entrenás en el gym, automáticamente empieza a generar calor y esto, a su vez, activa la transpiración para regular tu temperatura. 

    Cuando transpirás, perdés agua y minerales que son importantes para tu rendimiento físico. Por eso, es importante que los repongas con agua u otro tipo de bebidas especializadas en hidratación profunda.

    Aunque lo más importante es tomar líquidos durante tus sesiones, también debés tener en cuenta qué clase de líquido es y cómo lo tomarás.

  • Entrenar sin una meta ni objetivos claros:  de nada te sirve hacer 10 ejercicios si no sabes qué estás trabajando con ellos y qué resultados esperás al terminar. Necesitás tener tu meta fitness bien clara para armar un plan que te permita conseguirla en un determinado tiempo y con un determinado esfuerzo. 

    Tener un plan de entrenamiento te permite medir tu progreso y ajustar tus rutinas. (Foto: archivo) 

Así es la "Caminata del Gorila", el sencillo y poderoso ejercicio que te va a mantener saludable después de los 50 años

Este es el signo más honesto de todo el zodíaco: ¿en qué puesto del ranking está el tuyo?

  • No usar guantes: al entrenar, todos pensamos que las rodillas son las que se llevan el mayor impacto. Y esto es real. Pero las que también salen muy afectadas después de cada rutina son las palmas de las manos, porque la textura del agarre de los aparatos, al hacer fricción con tu piel, la irrita, y con el paso del tiempo genera ampollas y luego callos.

     Para prevenir este tipo de lesiones la mejor alternativa es utilizar guantes para hacer ejercicio; además, gracias a su material, podrás tener un mejor agarre, lo que te permitirá ejecutar mejor la técnica.

Los guantes protegen tus manos del desgaste y te permiten entrenar por más tiempo. (Foto: archivo) 
  • Desconocer la técnica correcta: no solo para evitar lesiones, sino también para notar resultados, necesitás conocer lo más posible la forma ideal de posicionar tu cuerpo y de ajustar los aparatos que vayas a utilizar. 

    En tu plan de entrenamiento tenés que incluir  las directrices básicas para ejecutar cada ejercicio a modo de que puedas sacarle el mayor provecho a cada repetición.

Antes de realizar o modificar tu rutina diaria, se recomienda consultar con un especialista.


Temas relacionados
Más noticias de ejercicio
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.