La historia del barco que pretendía ser el crucero más grande del mundo y se terminará vendiendo cómo chatarra

La empresa que lo estaba construyendo se declaró en quiebra en enero y nadie quiere comprarlo

Es probable que el enorme crucero sin terminar, el Global Dream II, se venda como chatarra después de que su fabricante se declarara en bancarrota.

Se están haciendo intentos para vender algunos de los accesorios y motores de Global Dream II, pero no se encuentran compradores para el crucero completo. Es por esto que los componentes de la embarcación, así como el casco parcialmente terminado, se encuentran actualmente a la venta.

La quilla a medio terminar de la embarcación, completa solo en el área inferior del casco, terminará como chatarra, según dijo Christoph Morgen, administrador de insolvencia de Brinkmann & Partner, en una conferencia de prensa.

Costa Cruceros vuelve a la Argentina y vende pasajes con descuentos para sus próximos viajes

Montreal crece con los cruceros de lujo

QUÉ SUCEDERÁ CON LOS CRUCEROS

Global Dream II, que fue diseñado para albergar a más de 9.000 pasajeros, casi se había completado cuando el astillero MV Werften se declaró en quiebra.

MV Werften, el fabricante de barcos alemán, estaba construyendo la embarcación para una serie de barcos de clase mundial para Dream Cruises, una de las tres líneas de cruceros del astillero en Wismar, Alemania.

El astillero es propiedad del holding Genting Hong Kong y ambos se declararon en quiebra en enero de 2022.

Global Dream, el otro barco de la serie, también está incompleto. A principios de este mes, el astillero se vendió a un fabricante de embarcaciones navales que planea comenzar a trabajar en el sitio a partir de principios de 2024. Esto deja un año y medio para cambiar los dos barcos de Global Dream.

POR QUÉ NO LOGRAN VENDERLOS

Según el administrador de insolvencia, nunca recibieron una oferta adecuada, a pesar de que numerosas partes expresaron interés en comprar y terminar Global Dream.

Global Dream está terminado en un 80% y en su estado actual, la embarcación es flotante y puede ser remolcada a otro lugar si está unida a un remolcador oceánico.

El barco fue diseñado para funcionar en los mares asiáticos, por lo que un nuevo propietario tendría que gastar una gran cantidad de dinero para rediseñar el concepto de la cabina, cubierta y propulsión si quisiera implementarlo en otras partes del mundo.

Debido a la incertidumbre en el mercado asiático de cruceros, incluidas las estrictas restricciones de viaje de China, varios interesados en comprar Global Dream terminan retirándose de la compra.

DE CRUCERO ESTRELLA A BASURA

Se suponía que el barco debutaría a principios de 2021 como uno de los cruceros más grandes del mundo. Estaba destinado a acomodar a más de 9000 pasajeros en 2500 cabinas, así como a 2200 tripulantes.

Las cabinas serían un 15% más grandes que las disponibles en otros barcos e incluirían software de reconocimiento de rostro y voz. El barco también iba a contar con un parque temático.

Hoy en día, si no se hacen ofertas serias por el barco en las próximas semanas, Global Dream II se venderá en una subasta donde finalmente podría comprarse como chatarra.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios