Exclusivo

Lujo y autos clásicos en Mendoza: así fue el Rally de las Bodegas por los caminos del vino

El Cronista estuvo en la 21° edición de la competencia, donde 80 autos clásicos recorrieron 700 kilómetros entre viñedos y montañas. ¿Quiénes fueron los ganadores?

En esta noticia

Bajo el sol mencino, los caminos del vino fueron testigos de una de las competencias de autos más lujosas -y vistosas- de todo el país: la 21° edición del Rally de las Bodegas.

Durante tres días (del 14 al 16 de marzo), 80 autos clásicos fabricados entre 1926 y 1981 recorrieron 700 kilómetros por la provincia de Mendoza derrochando estilo, presición, elegancia

Con joyitas como un Riley Sprite de 1936, ganador de la Copa Park Hyatt, y un Ferrari 365 GTB/4 Daytona de 1972, que se quedó con el Concurso de Elegancia que todos los años se celebra en la Bodega Trapiche, la competición dejó con la boca abierta a más de uno que tuvo la suerte de cruzarse con estos autos por las calles del centro mendocino.

Triumph TR3A de 1960

¿Qué es el Rally de las Bodegas?


El Rally de las Bodegas, organizado por el Club Mendoza Clásicos y Sport, fue la primera fecha del Campeonato Sport Histórico del Automóvil Club Argentino y forma parte del calendario nacional del ACA y mundial de la Federación Internacional de Autos Antiguos (FIVA).

No se trata de una carrera de velocidad, sino que se desarrolla bajo la modalidad de regularidad sport: los pilotos realizan distintos tipos de pruebas a cumplir en un tiempo preestablecido y exacto.

Para determinar la puntuación de cada prueba, el año del auto juega un rol determinante. Por ejemplo, un mismo error le sale más caro a un auto más nuevo que antiguo.

Alejandro Boverman, creador de este rally, explica que para participar de la competencia el único requisito es tener un auto habilitado como clásico.

El Rally de las Bodegas, por las calles del centro mendocino

Para tener este título, los automóviles deben estar admitidos por la Federación Internacional de Autos Antiguos (FIVA), una dependencia de la Federación del Automóvil en París, que es la que rige el deporte automotor en todo el mundo.

"Hay una serie de reglamentaciones para que un auto pueda ser considerado clásico: que tenga más de 40 años, que sean ediciones limitadas o que cumpla ciertas prestaciones. Hay autos antiguos que no son clásicos", aclara Boverman.

En esta edición 2024 se anotaron 100 autos, cuando el máximo para participar es 80. El criterio que los organizadores toman para la selección es la antigüedad del auto

"Este año el más antiguo es de 1926, que lleva el número 1", señala Boverman, que cuenta que además de Argentina, se anotaron parejas de Canadá, Brasil, Chile, Estados Unidos e Italia.

Jaguar XK 150 de 1957, uno de los cuatro autos de la escudería Trapiche

¿Qué es el concurso de elegancia?


El viernes 15 la Bodega Trapiche, ubicada en la zona de Maipú, fue el escenario perfecto para celebrar el Concurso de Elegancia

En los jardines de Espacio Trapiche, con el imponente edificio de la bodega de fondo, un jurado compuesto por 5 personas del mundo del automovilismo eligió al auto más elegante de la edición 21° del Rally de las Bodegas bajo un riguroso criterio de selección que incluye desde el aspecto visual, hasta el nivel de restauración del automóvil.

Allí se seleccionaron 10 autos (uno por marca), que se dispusieron sobre el predio para que el público pudiera contemplarlos de cerca. Estos fueron:

  • Aston Martin International de 1932
  • Mercedes Benz 190SL de 1956
  • MG A de 1957
  • Triumph TR3A de 1960
  • Maseratti 3500GT de 1963
  • Alfa Romeo 2600 Sprint de 1963
  • Austin Healey MK III de 1966
  • Jaguar E Type de 1967
  • Porsche 911T de 1972
  • Ferrari 365 GTB/4 Daytona de 1972 
Aston Martin International de 1932, otra de las joyitas del concurso, y de la escudería Trapiche

Por segundo año consecutivo, Trapiche contó con su propia escudería en la exigente competencia que recorre unos 700 kilómetros de caminos mendocinos.

De un total de cuatro vehículos, dos fueron distinguidos: el MG TB del 1939, que logró ingresar al podio en el tercer puesto de la competencia, y el Aston Martin International de 1932 -el tercero más antiguo de la competencia-, que se destacó en el concurso de elegancia como el mejor auto de su marca.

"Es un orgullo para Trapiche ser parte una vez más del Rally de Bodegas y ser anfitriones del clásico Concurso de Elegancia", señaló Sergio Casé, enólogo de Trapiche, y agregó: "Es una gran oportunidad para poder compartir con todos los participantes de esta tradicional competencia nuestra pasión por el vino y la excelencia enológica que destaca a nuestros productos".

El Ferrari 365 GTB/4 Daytona de 1972 fue el ganador del Concurso de Elegancia

¿Cómo es el auto más elegante de la competencia?

El Ferrari 365 GTB/4 Daytona de 1972, fue el ganador. Conducido por Alejandro Oxenford y José Luis Celada, el auto tiene una potencia de 347 caballos de fuerza. Presenta un motor de 4390cc, 12 cilindros y distribución DOHC7 de dos válvulas por cilindro, con seis carburadores Weber doble cuerpo.

Temas relacionados
Más noticias de rally
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.