Año complicado

Refugio para inversores: sólo un activo le gana a la inflación, pero ¿hasta cuándo?

Los ahorristas tienen dificultades para mantener el poder adquisitivo. Los bonos que ajustan por CER como el TX 23 subieron 70,3%. Las colocaciones a plazo fijo tradicional apenas rindieron 54,5% en el año

En épocas de alta inflación resulta difícil en la plaza financiera obtener rendimientos que mantengan el poder adquisitivo del dinero. El 2022 con el 77% acumulado a octubre es un claro ejemplo. Sólo las acciones superaron a la inflación en un contexto igualmente de alta volatilidad por los idas y vueltas de las bolsas en el mundo.

Tarjetas: caen las operaciones y pierden cada vez más terreno frente a pagos con transferencia

Plataforma de gestión de los bancos amplía su negocio a los pagos a proveedores

Inversiones rezagadas

El dólar, tradicional apuesta argentina contra la inflación, acumula en sus vertientes bursátiles alzas de casi 58% como es el caso del contado con liquidación. El dólar MEP acumula suba de 54,5%. 

El acuerdo con el FMI y luego el cumplimiento de las metas trimestrales hasta ahora permitió contener la disparada del tipo de cambio, aunque no exento de regulaciones y controles que limitan también la participación de grandes jugadores en las operaciones del dólar en la Bolsa. 

La historia económica argentina muestra que la moneda norteamericana, pese a tener algunos períodos de estabilidad, puede mostrar saltos bruscos que rápidamente le hagan recuperar el terreno perdido. Lo sucedido ayer en la plaza cambiaria fue un ejemplo.

Bonos en dólares subieron con fuerza y el riesgo país perforó otro nivel

El 2022 se presenta como un año negro para los tenedores de títulos públicos en dólares. El riesgo país tuvo un alza de 40%, reflejando una caída similar en el precio de la deuda argentina.

La débil situación fiscal, la caída de las reservas del BCRA y la alta probabilidad de que un nuevo Gobierno en 2024 disponga una nueva restructuración de la deuda hicieron desplomar las cotizaciones.

"Los dos instrumentos más usados para protegerse de la inflación son las Lecer y en general los bonos que ajustan por el CER. Algunos, como el TX23 permiten capturar mejor la inflación dado que al ser de mayor plazo no hay tanto problema con los rezagos de tiempo en el ajuste por los precios" señaló a El Cronista Rafael Di Giorno, de Proficio Investment. 

Agregó que "por los montos emitidos, los bonos tienen mayor riesgo de renovación".

Alerta inflación: el IPC de octubre dio 6,3% y la interanual roza el 90%

El plazo fijo permitió desde septiembre ganancias especialmente en dólares. Pero siempre viene retrasado con la evolución de los precios minoristas. 

Recién con la firma del acuerdo con el FMI, el Banco Central comenzó una suba de las tasas en pesos que buscó competirle a la inflación. Las Leliq y las tasas mínimas impuestas a entidades para las colocaciones de personas físicas de hasta $ 10 millones acrecentaron los rendimientos, aunque en lo que va del año, pierden contra los precios.

Para los meses venideros no se aguardan grandes cambios en lo que a los precios se refiere. Las variaciones mensuales oscilarán en torno al 6,5% mensual. 

¿Seguirá el dólar financiero aletargado como sucede desde septiembre? El mayor cepo importador paradójicamente aumenta la demanda del dólar en la Bolsa. El BCRA mantiene las pérdidas diarias en sus reservas. El corto plazo y la cautela mandan en un fin de año no apto para cardíacos en los mercados.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.