FCI

Money Markets, en declive: la regulación de la CNV generó una salida de fondos por casi $ 44.500 millones

El fenómeno responde a cuestiones regulatorias, impositivas y a la búsqueda de retornos más altos en medio de un contexto de aceleración inflacionaria.

En el último mes se observó una salida de fondos money market. Este producto es muy utilizado por familias y empresas para estrategias de cash management, es decir, hacer trabajar los pesos de corto plazo. 

Según datos de Central de Fondos, en el último mes se ha observado una salida de los fondos comunes de inversión money market (T+0) por $ 44.491 millones. El fenómeno responde a cuestiones regulatorias, impositivas y a la búsqueda de retornos más altos en medio de un contexto de aceleración inflacionaria.


Estos rescates en los T+0 generaron que en el total de la industria se observen salidas netas. Según el informe diario de Fondos Comunes de Inversión de la Consultora 1816, las suscripciones netas en el último mes llegaron a ser negativas por $ 28.758 millones.

Federico Pérez, portfolio manager de Mariva Fondos, explicó que la salida de fondos de los money market se debió a cuestiones regulatorias y pagos de impuestos.

"La salida de fondos de los T+0 se explica por el hecho de que tuvimos un efecto estacional de mayo por el pago de ganancias de corporativos que salieron para generar pesos. También hay que sumarle la cuestión regulatoria que limita a 5% la posición a fondos T+0 que no son money market y que invierten en estos productos como estrategia de cash management. Hubo un desarme por la reglamentación por cerca de $ 26.000 millones que empezó a partir del 21 de mayo", dijo Pérez.

A finales de abril, la CNV estableció que los Fondos Comunes de Inversión (FCI) debían limitar sus posiciones en fondos money market (de liquidez inmediata) al 5% de su cartera. Esa obligación entró en vigencia el 21 de mayo.

Alejandro Kowalczuk, head de Asset Management de Argenfunds, coincidió con Pérez al remarcar que la entrada en vigencia de la resolución de CNV impactó sobre los money market.

"Estuvimos viendo una caída en los fondos de money market explicada por la entrada en vigencia de la resolución de CNV que limita al 5% la exposición a money market a fondos que no son T+0. La resolución anterior establecía que se podía tener hasta un 100% de liquidez y dentro de la cual se contabilizaban los fondos monet market. Hoy te permite tener ese 100% de liquidez pero te limita al 5% los money market. Había muchos fondos T+1 o T+2 que colocaban un porcentaje mayor en fondos money market y tuvieron que rescatar esa posición", destacó Kowalczuk.

Según pudo saber El Cronista, lo que buscó la CNV con esta medida es evitar que haya fondos que invierten en exceso en otros fondos. Es decir, que los fondos T+1, por ejemplo, inviertan la mayor parte de su capital en activos relacionados con el riesgo que buscan asumir.

Puertas adentro del regulador dicen que la norma busca perfeccionar la dinámica de FCI evitando que haya inversiones cruzadas de los fondos entre sí.

Si bien la entrada en vigencia de la norma de CNV impactó sobre los money market, este producto sigue siendo una de las opciones más elegidas por inversores retail así como también corporativos para llevar a cabo estrategias de cash management. 

Por esta razón, especialistas del mercado destacan que el atractivo del mismo se mantiene intacto.

Francisco Odone, gerente de inversiones de Quinquela Fondos, estima que superada esta corrección en los flujos por el efecto normativo, el segmento seguirá creciendo de la mano de la expansión de los agregados monetarios.

"Los rescates de los Money Market obedecen a un cambio normativo que limitó la inversión de otros fondos comunes adentro de los Money Market. El segmento sigue muy activo con el resto de los inversores tanto institucionales como corporativos que recurren al money market para aprovechar sus excedentes de liquidez por períodos muy cortos de tiempo. Sigue siendo una herramienta muy útil para este contexto de mercado".

Búsqueda de opciones con más tasa

Además de las cuestiones regulatorias e impositivas, estamos en un escenario en el que lo inversores buscan colocar sus pesos a una tasa más alta de las que ofrecen los fondos money market. 

La inflación del 3,3% de mayo dejó como saldo una inflación año contra año de mas del 48%. Esto empuja a los ahorristas a buscar estrategias mas activas y de mayor riesgo para obtener retornos mas altos y ganarle a la suba de precios.

Hoy en promedio, los money market operan con tasas anualizadas del 30,6% mientras que los fondos comunes de inversión T+1 conservadores rinden entre 35% y 36% y con tasas de más del 40% para los fondos que se dedican especialmente a ganarle a la inflación.

Daniela Castaldo, CEO de Santander Asset Managment (SAM), asoció la salida de fondos a la búsqueda de mayores rentabilidades y tasa por parte de los inversores.

"Estos rescates se deben a un mayor apetito de los inversores por fondos comunes de inversión u otros instrumentos financieros vinculados al CER, el coeficiente de indexación inflacionaria. También a alguna regulación que limita la inversión en fondos money market", dijo Castaldo.

Con una visión similar, Federico Pérez resaltó que se da en el mercado la existencia de inversores que buscan mayor protección contra la inflación, buscando activos con mayor duration.

"Hoy los fondos money market rinden en torno al 30,5% o 31%, mientras que un fondo T+1 rinde 35% o 36%, o incluso tasas más altas. Por lo tanto, hay parte del outflow que se explica por la búsqueda de mayor duration hacia fondos T+1 para obtener tasas más altas", señaló Federico Pérez, portfolio manager de Mariva Fondos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios