Tras las elecciones

El triunfo de Lula en Brasil trajo alivio a Argentina: por qué la apreciación del real es festejada por el BCRA

Junto con el rally de las acciones, la moneda brasileña se apreció 2,22% hasta los $ 5,18. Esta dinámica quita presiones devaluatorias en lo local y el Banco Central festeja por partida doble, tanto por lo político como por lo cambiario.

Ganó Lula en Brasil y la reacción del mercado fue positiva. Subieron las acciones y se apreció el real.

El real se apreció 2,2% y el alivio cambiario se extiende en la plaza local.

Festejan aquellos que apostaron a este escenario, pero también el BCRA celebra la tranquilidad cambiaria en Brasil tras las elecciones. 

Volatilidad en Brasil: las acciones reaccionan al resultado electoral y el mercado está atento al equipo económico

Lula presidente: cómo reaccionará el mercado con el nuevo gobierno del PT

Ganó Lula y mejoraron los activos

Luiz Inácio Lula da Silva se impuso el domingo en la segunda vuelta electoral presidencial en Brasil con el 50,84% de los votos, mientras que Jair Bolsonaro obtuvo el 49,16 por ciento. 

De esta manera, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) es el nuevo presidente de Brasil y asumirá su tercer mandato después de ganar en un balotaje histórico.

La reacción del mercado fue una suba en las acciones en dólares de Brasil.

Salvo Petrobras y Banco do Brasil que cayeron 4% en promedio, las demás acciones operaron al alza.

Las acciones subieron 2% medidas por el ETF de Brasil, mientras que Gol líneas aéreas avanzaron 12%, las acciones de Centrais Eletricas Brasileriras ganaron 8,5%. El índice accionario de Brasil avanzó 3,9%, mientras que los bancos Itaú, Bradesco, Santander Brasil ganaron 6% en promedio. 

Junto con el rally de las acciones, el real se apreció poco más del 2,2% hasta los $5,18.

Aquí, quien más festejó fue el BCRA ya que con una apreciación del real, las presiones cambiarias locales se disminuyen.

Distinto hubiese sido el escenario en el que el mercado hubiese tomado a mal la victoria de Lula (o de Bolsonaro) y el dólar se hubiese disparado ya que esto podría haber traído una mayor volatilidad desde el lado cambiario.

Las bajas reservas del BCRA complican el margen de maniobra de la entidad monetaria para poder controlar cualquier corrida cambiaria.

Por ello, en el BCRA se festeja por partida doble, tanto por lo político (Lula es del mismo sesgo político que el oficialismo local), así como también por la parte cambiaria y la falta de un escenario disruptivo en cuanto a la volatilidad en el tipo de cambio.

La apreciación del 2,2% del real ayer fue la baja del dólar más importante desde comienzo de octubre pasado.

Menor presión cambiaria

Analizando la historia reciente entre el contado con liquidación y el real, se puede apreciar que hay una correlación entre ambas monedas.

Los flujos que afectan o benefician a Brasil terminan también impactando en lo local.

A su vez, si la tensión cambiaria en Brasil crece y genera una mayor volatilidad en el CCL, la brecha aumenta y las presiones devaluatorias para el BCRA tienden a crecer.

Por ello, la falta de volatilidad cambiaria en Brasil es bienvenida para la Argentina, pero quien más festeja es el BCRA ya que debe ocuparse de un tema menos.

Si el real se aprecia, el peso gana competitividad y por lo tanto exige menos al BCRA a tener que devaluar, o bien a tener que calmar la plaza cambiaria vendiendo reservas.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, explica que siempre que se mantenga la calma cambiaria en Brasil es algo bueno para la Argentina porque es una variable menos de presión cambiaria local.

"Lo que más le pesa a la Argentina es por el lado del tipo de cambio real multilateral. Como Brasil es el mayor socio comercial de Argentina, si el real se fortalece frente al dólar, el BCRA puede devaluar a un ritmo más bajo. Por el contrario, si el real pierde contra el dólar, obliga a que la Argentina tenga menos inflación o que tenga que acelerar el crawling peg", dijo.

Hacia adelante, Franco advirtió que las complicaciones pueden venir si el real empieza a perder contra el dólar. 

"Por eso, a la Argentina le conviene para devaluar un ritmo menor, que el real se fortalezca", comentó Franco.

Martin Yanzon, head trader de Conosur Inversiones, remarcó que en el último año y medio vimos que las correcciones que hace la moneda brasilera impactan en lo local con una correlación elevada.

"Si hay una apreciación del real, hay presión a favor del peso y si hay una devaluación del real, lo mismo pasa sobre en el peso local", dijo.

De esta manera, afirmó que mirar de cerca lo que pasa con Brasil, ayuda también a entender lo que ocurre con el flujo regional y, en definitiva, como nos afecta en lo local.

""El flujo brasilero explica una parte importante pero no la totalidad del movimiento del peso. El peso tiene propias sus reglas pero que las mismas están influenciadas por lo que ocurre en Brasil", comentó.

Preocupaciones de mediano plazo

Pese a la falta de volatilidad en la parte cambiaria de corto plazo, el mercado ve que la tensión cambiaria se mantiene en el mediano plazo.

El dólar en argentina aun no incorporó la emisión monetaria reciente, así como tampoco la aceleración inflacionaria.

Además, a la hora de compararse con Brasil, en línea con lo mencionando por los analistas, la apreciación cambiaria es importante, lo cual podría desencadenar presiones alicatas en el dólar en el mediano plazo.

De esta manera, advierten que la calma cambiaria de corto plazo podría verse activada en el mediano plazo.

Pablo Repetto head de research en Aurum Valores, sostiene que la calma cambiaria en Brasil ayuda de corto plazo pero que mantiene presiones de mediano plazo.

"La calma cambiaria ayuda. Es decir, el hecho de que el real no haya sido afectado ayuda a cierta calma cambiaria local. Existe una correlación entre el dólar en Brasil y en Argentina. El mercado opera aceptando que un real apreciado ayuda a que la brecha sea más baja. Si bien no nos parece demasiado solido ese argumento, por ahora se respeta", dijo Reppeto.

Sin embargo, mirando hacia el mediano plazo, el especialista de Aurum Valores considera que la calma cambiaria actual podría no durar demasiado.

"El tipo de cambio real con Brasil está fuertemente apreciado y en niveles de los del año 2000. Esto marca una presión cambiaria latente que en los dólares libres aún no se convalida pero creemos que en el mediano plazo va a tender a tener efecto", advirtió el head de research de Aurum Valores.

En lo que respecta a la parte cambiaria, Diego Martínez Burzaco, head de research de Inviu, coincide que es positiva la falta de un escenario devaluatorio, aunque considera que Argentina tiene sus drivers locales.

"Que no haya un shock devaluatorio sobre el real, sin dudas es positivo. Creo que Argentina tiene sus propios problemas para estar viendo lo que pasa con el real. Una no depreciación del real no suma una presión extra pero Argentina tiene sus problemas Hay que ver si ingresa flujo de capitales a Brasil y si eso genera un derrame hacia lo local. Si bien lo veo poco probable, eso puede pasar", comentó. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.