El plan de los CFO

Cubrirse la espalda: cómo invierten las empresas para no perder ante el "efecto Argentina"

Qué estrategias siguen las empresas para manejarse en el actual contexto. Los pesos quedan reservados para el cortísimo plazo y para hacer frente a compromisos. El resto se resguarda en dólares. La variedad de instrumentos elegida para lograr el objetivo.

Menudo trabajo tuvieron este 2021 los managers a cargo de las finanzas corporativas. No faltaron condimentos - regulaciones comerciales, elecciones, múltiples tipos de cambio, congelamiento de precios y la lista puede seguir-, y llevar el timón sin duda requirió de habilidad y una buena cuota de templanza para lidiar con escenarios tan cambiantes.

"Tomar decisiones se ha vuelto cada vez más complejo para las empresas", plantea Ornela Di Doménica, asesora financiera de empresas en TSA Bursátil.

En líneas generales, encontramos el final de este 2021 más incierto que otros años, por una multiplicidad de factores. A nivel global hay cuestiones geopolíticas y de la pandemia que aún quedan por resolver, mientras que a nivel local tenemos tres frentes centrales abiertos: el político, para ver cómo se rearma la situación post elecciones; el frente inflacionario, que claramente condiciona los planes de inversión a futuro y el del tipo de cambio, que genera ruido e incertidumbre sobre los pasivos en moneda extranjera", analiza Diego Martínez Burzaco, head de Research de Inviu.

Así el escenario, el manejo de fondos tiene una minuciosidad casi quirúrgica. El corto (cortísimo) plazo se despega claramente de las estrategias con algunos pocos meses más de horizonte. En este segundo grupo entra todo recurso que no se usará de manera inmediata. La coyuntura manda: elecciones, más emisión monetaria, acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sin avances consistentes, ponen el norte hacia minimizar los riesgos.

Tras el resultado de las PASO, que devino en una crisis política y un plan de expansión del gasto, las expectativas devaluatorias aumentaron fuertemente y llevaron a los bonos dólar link a sus máximos de precios, en algunos casos casi 7 puntos por debajo de la devaluación - Tomás Ruiz Palacios, estratega de Cohen

Santiago Miñana, gerente Comercial del Banco Mariva, hace una primera lectura general: "Las empresas tratan de no quedarse en pesos y lo que se quedan en moneda local es en posiciones de corto plazo y ajustadas por CER".

"En términos generales las compañías están con excedentes de caja en pesos, básicamente por la recuperación de las ventas en muchísimos sectores y las restricciones regulatorias para el acceso al mercado de cambios", explica Oscar Barrera, director de Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas en Balanz Capital y detalla: dependiendo del tipo de negocio y de la denominación de los pasivos, las empresas están colocando sus excedentes en: 1) Fondos Money Market para los excedentes de muy corto plazo; 2) Fondos T+1 que rinden varios puntos sobre los money market para horizontes de algunas semanas; y 3) para los excedentes mas estructurales fondos ajustados por Inflación y fondos Dólar Linked.

Previo a las elecciones el gasto se aceleró un 30% en términos reales.

"Se nota la participación de las empresas en las licitaciones soberanas para instrumentos cortos y en las emisiones corporativas, especialmente las de más calidad crediticia y mayormente en las emisiones linkeadas a la evolución del dólar oficial", describe Barrera.

Lucas Confalonieri, managing director de AdCap, pone blanco sobre negro la estrategia de los CFO y la necesidad que impone el contexto de apuntar a varios frentes al mismo tiempo. "Lo que vemos en este momento de gran incertidumbre es que utilizan una estrategia mediante la cual cubren ambos escenarios: la posibilidad de un salto cambiario y el riesgo al alza de la inflación", remarca el ejecutivo de la gestora.

Abrir el paraguas

Un antes y un después. Ya desde el día posterior a las elecciones primarias (PASO) la estrategia de las empresas intensificó la cobertura. "Las compañías con posiciones en pesos comenzaron a cubrirse de una posible devaluación futura. Aquellas empresas que necesitan ir al Mercado Único Libre de Cambio (MULC) ante la imposibilidad de tener y comprar dólares acuden a instrumentos valuados en dólares, ya sea con bonos ajustados al tipo de cambio oficial o instrumentos ajustados por dólar futuro, y otras al dólar MEP para dolarizar su cartera", plantea Miñana de Mariva.

Las empresas tratan de no quedarse en pesos y lo que se quedan en moneda local es en posiciones de corto plazo y ajustadas por CER - Santiago Miñana, gerente de Banco Mariva

Ante la aceleración de las expectativas de devaluación, las empresas se cubren en fondos que invierten en instrumentos dólar link. Incluso, en los últimos 90 días, los fondos bajo administración de estos FCI crecieron sustancialmente, lo que demuestra un crecimiento de la demanda por este tipo de instrumentos financieros", describe Confalonieri, de AdCap.

En la misma línea, Barrera, de Balanz, pone la lupa sobre el efecto que la mayor demanda de cobertura linkeada al dólar generó sobre el rendimiento de los activos. "A partir de esa demanda de instrumentos y FCI dólar link hubo un ajuste importante en el mercado secundario de las ON, que pasaron a rendir en promedio de 4 a 1 por ciento, dependiendo de la calidad crediticia del inversor y de la duration del activo. Las de mayor atractivo son las de plazos de 12 meses".

"Tras el resultado electoral, que devino en una crisis política y un plan de expansión del gasto, las expectativas devaluatorias aumentaron fuertemente y llevaron a los bonos dólar link a sus máximos de precios, en algunos casos casi 7 puntos por debajo de la devaluación", aporta en su análisis Tomás Ruiz Palacios, estratega de Cohen.

"Predominantemente la caja de mediano plazo se encuentra en moneda extranjera, en instrumentos de inversión y cash. De todas formas, hay un flujo de capital de trabajo que se necesita para atender todas las obligaciones, y allí predomina instrumentos en pesos con una ponderación equilibrada entre tasa fija e inflación", explica Burzaco la estrategia que mayoritariamente aplican las empresas en el manejo de sus fondos.

Selección de instrumentos

"No podemos dejar pasar por alto que, como es habitual en esta época del año, el atractivo por los activos dolarizados siempre resalta. Ante la imposibilidad de comprar Dólar MEP, muchas empresas optaron por Cedears, dado que permite mantener una cobertura dólar respecto del Contado con Liquidación (CCL)", desgrana Di Doménica, de TSA Bursatil.

"Los bonos y obligaciones negociables dólar link -avanza la analista de TSA- también fueron muy demandados como estrategia de cobertura en las últimas semanas por las empresas".

Muchas empresas optaron por los Cedears ante la imposibilidad de comprar Dólar MEP.

"Con los dólar link rindiendo altamente negativos (hasta 7 puntos por debajo de devaluación) y los bonos CER rindiendo positivos (aproximadamente 3 por ciento el tramo medio), creemos que la cobertura cambiaria está muy cara, aunque la inflacionaria está a buen precio", dice Ruiz Palacios, estratega de Cohen y aclara: "La devaluación es probable pero la inflación es segura y en ese contexto el mayor valor lo vemos entre los activos CER que vencen en mayo de 2022 y los de principios de 2023, ya que logran devengar los meses de mayor inflación esperada".

Para completar la estrategia, Ruiz Palacios sugiere "complementar esos bonos CER con dólar futuro de Rofex generando sintéticos de dólar link".

En términos generales los instrumentos más usados a nivel corporativo son "fondos comunes, bonos emitidos por empresa en dólar link y bonos emitidos por empresas en el exterior (hard dólar) y Cedears", aporta por su parte Miñana, de Banco Mariva. "Nosotros les ofrecemos todas estas alternativas a nuestros clientes, obviamente la estrategia dependerá de las necesidades de cada empresa y las posibilidades de adquirir dólares de cada una. Puede ser un mix entre dólar link y bonos dólar link o hard dólar y si es muy a corto plazo, productos ajustados por CER".

Burzaco, de Inviu, afirma que "de corto plazo sin dudas que para el cash management y para calzar con vencimientos de obligaciones, lo mejor son los fondos comunes de inversión". "Un fondo de money market, T+0, se usa para la caja diaria, mientras que si son pesos a ser utilizados en un par de semanas o algunos meses, se privilegia algún FCI con exposición a CER".

Para asegurarse cobertura, los futuros claramente son parte de la estrategia corporativa. "Los futuros son un instrumento muy utilizado cuando lo que se necesita es mitigar un riesgo. Es decir, las empresas están expuestas a variaciones del tipo de cambio y lo que necesitan justamente es disminuir esa exposición. Por lo tanto, la estrategia acertada siempre es cubrirse, sea cual sea la herramienta", aclara Di Doménica. 

La versión original de esta nota se publicó en el número 335 de revista Apertura.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios