Wall StreetExclusivo Members

Cuáles son las acciones que caen más de un 20% y qué recomiendan los analistas

El mercado de EE.UU. se encuentra en una fase correctiva. El 11% de las acciones dentro del S&P500 se ubica en su menor nivel en 52 semanas. Ven puntos de entrada, aunque con cautela.

En esta noticia

El mercado de EE.UU. se encuentra en una fase correctiva. El 11% de las acciones dentro del S&P500 se ubica en su menor nivel en 52 semanas.

El escenario de tasas de la Fed altas por más tiempo perjudicó a las acciones. El mercado ve puntos de entrada aunque de manera cautelosa.

Se dispara el petróleo y cae Wall Street tras el inicio de la guerra en Israel Dólar futuro: acelera la expectativa devaluatoria para fin de año

 En modo ajuste

Desde el techo de julio pasado y hasta la actualidad, el S&P500 evidenció una corrección del 6,5% desde su máximo reciente, similar a la del Nasdaq, que bajo 6%.

Mirando desde sus máximos históricos, los tres principales índices se ubican un 10% debajo de los mismos.

El escenario negativo que golpeó al mercado fue el hecho de que los inversores comenzaron a incorporar en los precios la posibilidad de que la Fed vuelva a subir una vez más la tasa de interés, y que incluso, mantenga la misma en niveles altos por más tiempo.

Los datos de empleo de la semana pasada, en los que se evidenció una mayor creación de puestos de trabajo de lo que esperaba el mercado, convalidó esa expectativa.

A lo largo de las últimas semanas, el mercado viene incorporando esa expectativa de tasas más altas mediante un rally en los rendimientos de los bonos del tesoro americano, los cuales alcanzaron máximos de 16 años.

Las acciones sintieron el impacto ya que se contagiaron de la volatilidad en el mercado de bonos (si sube la tasa, cae el precio del bono), combinado por el efecto de valuación, ya que si la tasa es más alta, el valor actual de las acciones es menor.

De esta manera, el S&P500 alcanzó su menor nivel desde junio pasado, borrando parcialmente las ganancias evidenciadas en la primera parte del 2023.

El ajuste en Wall Street hizo que el 11% de las acciones dentro del S&P500 alcance mínimos de 52 semanas.

Este es el valor más alto desde septiembre de 2022.

Por lo tanto, hay muchas acciones que están evidenciando un fuerte ajuste y que muestran perdidas abultadas, con muchas de ellas ingresando en territorio de bear market, al caer más de un 20% desde sus máximos.

Las acciones del sector financiero caen 20% en promedio desde los máximos alcanzados en 2021.

Casos como Ford y General Motors bajan 22% y 29% desde los máximos de este año.

Otras acciones con menos nivel de volatilidad, también operan cerca (o en territorio) de bear market, como el caso de Coca Cola, Pepsi, Mc Donalds, Verizon, AT&T, Wal Greens, 3M, Pfizer, Delta Air, Nike, Starbucks, entre otras, que bajan entre 25% y hasta 45% de los máximos alcanzados este año.

El rally de tasas complica a Wall Street

El rally en los rendimientos de los bonos del tesoro es un problema en sí mismo para las acciones.

Los inversores encuentran hoy un activo para posicionarse y que antes no lo tenían, ya que los bonos del tesoro americano hoy rinden 5%, cuando hace dos años rendían cerca de 0%.

Por lo tanto, las altas tasas de los bonos compiten contra las acciones y hace que estas pierdan atractivo relativo.

Jorge Angel Harker, asesor de temas internacionales de Adcap Grupo Financiero, entiende que hoy las acciones enfrentan un escollo adicional y es que la subida de los bonos del Tesoro dado que ofrecen retornos atractivos para los inversores, y con mucho menos riesgo que las acciones.

"A estos niveles, no hace mucho sentido invertir en acciones cuando tendrías que esperar crecimientos en los dividendos de las compañías del 10% durante los próximos 5 o 10 años, y esto sería difícil en un entorno en el que la economía estadounidense ya muestra sus primeros signos de desaceleración", dijo.

En ese sentido, Harker detalló que, cuando existe la posibilidad de invertir en un bono del Tesoro a 5 años, con un rendimiento cercano al 4,80%, y por otro lado, el S&P te promete un retorno por dividendos de alrededor del 5, 5,20%, no hace mucho sentido arriesgarse en este escenario de desaceleración cuando esos bonos están dando casi la misma rentabilidad.

¿Oportunidad?

En medio de la aceleración inflacionaria y cambiaria que sufre la Argentina, combinado con un contexto de ajuste en las acciones en Wall Street, la caída evidenciada en el mercado americano podría ser vista como una oportunidad.

Lucas Caldi, Corporate Credit Team Leader de Portfolio Personal Inversiones (PPI), considera que si bien las acciones sufrieron a lo largo de las últimas semanas a causa de la suba de tasas y de los riesgo de recesión, podríamos estar frente a un buen punto de entrada para el S&P500.

"Históricamente el cuarto trimestre del año suele ser el de mejor performance para la renta variable. Por otro, el mercado cree que la FED está cerca de finalizar su ciclo de suba de tasas (como mucho se espera 1 más para este año) y los datos de empleo todavía se muestran resilientes. En este sentido, el escenario de soft-landing luce alcanzable y podríamos ver cierta recuperación en las próximas semanas", estimó Caldi.

Por otro lado, agrego que la compra de Cedear en este momento luce conveniente dado que sirve para dolarizar carteras.

"El SPY, como otros CEDEARs de ETFs, son instrumentos financieros muy atractivos que permiten con la operación de un único instrumento en pesos, dolarizar portafolios de forma diversificada y disminuir el riesgo local al que todos los Argentinos ya estamos expuestos por el simple hecho de vivir y trabajar acá. Esto es particularmente importante en momentos de gran fragilidad financiera como la actual", detalló.

Por su parte, Flavio Castro, analista de Asset Management de Criteria, encuentra valor actualmente en acciones más defensivas.

"Los rendimientos de los bonos del Tesoro están subiendo ante la expectativa que la Fed mantenga las tasas de interés altas por un tiempo más prolongado. Con estos niveles de tasas de interés, que enfrían la demanda agregada, el costo a pagar es una desaceleración en el nivel de actividad, con una recesión en el horizonte. Así, empresas de sectores de bienes de consumo básico y más defensivas, encuentran su atractivo relativo", dijo Flavio.

En ese sentido, Castro puntualiza a PepsiCo y UnitedHealth Group entre sus acciones favoritas.

El portafolio de Criteria también incorpora McDonalds, Cisco, Visa, Microsofit, Apple, Berkshire Hathaway y Google.

Finalmente, Ignacio Sniechowski, head of research de Grupo IEB, señaló que la caída en las acciones en Wall Street responde a la suba constante de las tasa a diez años del tesoro de EE.UU, en medio de una expectativa de tasas altas de la Fed por más tiempo.

En ese sentido, considera más conveniente comprar el ETF del Dow Jones, el cual es una estrategia conservadora, además de ofrecer una cobertura cambiaria.

"El llamado "higher for longer" finalmente comienza a mostrar su impacto en el mercado de acciones. Es difícil proyectar la evolución futura de los acontecimientos. Hoy si tendría que buscar un CEDEAR para posicionarme, lo haría en el ETF del índice Dow Jones Indsutrial (DIA) puesto que es el que más baja volatilidad tiene y el más defensivo además de que diversificas riesgo", dijo.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.