Caída acelerada en Wall Street

Qué es el fly to quality y por qué Argentina puede ser uno de los países más afectados

Los inversores desarman posiciones en activos de riesgo y buscan posicionarse en los de cobertura. ¿Qué títulos están en la mira de los mercados? El contexto puede terminar jugándole una mala pasada a la deuda local

Estamos viendo una fuerte caída en el mercado junto con una baja pronunciada en las tasas de interés de los bonos en EE.UU. y una suba en el dólar. Este movimiento se conoce como "Fly to quality", o salto a la calidad y es una estrategia de búsqueda de cobertura por parte de los inversores. 

En este contexto, los activos argentinos sufren la volatilidad global por ser una de las deudas mas riesgosas del mundo. 

"Fly to quality" es la frase del día en Wall Street. Es una estrategia en donde los inversores desarman posiciones de activos de riesgo (acciones) y arman posiciones en los de cobertura (bonos del tesoro y dólar). Es decir, hacen un salto a los activos de cobertura conocidos como "safe heaven"

Esto se ve de la siguiente manera. Hoy el Dow Jones está teniendo su peor día desde octubre pasado, cayendo mas de un 2,5%. Esa caída en las acciones viene acompañada con una fuerte demanda en bonos del tesoro americano que hacen que su tasa caiga. 

El bono del tesoro americano a 10 años ya quebró la barrera de 1,2% y volvió a operar en niveles de comienzo de año. A su vez, la caída de las acciones se da en paralelo con una suba del dólar index, el cual sube 0,2 por ciento.

Oro: cómo invertir desde Argentina y aprovechar la suba prevista para 2021

Pablo Santiago, head de Wealth Management de Banco Mariva, explicó: "Estamos viendo una salida de activos de riesgo y ese flujo de salida está siendo direccionado a los bonos del Tesoro americano, que aun con riesgos inflacionarios, siguen siendo refugio de los flujos de corto plazo. Por ello la tasa a 10 años perforó 1,2% y vemos activos de riesgo bajando de precio, es decir, de acciones más riesgosos, activos de mercados emergentes y entre ellos, los activos argentinos". 

Cuando el miedo crece, los inversores buscan refugio en activos más seguros y por ello crece la demanda en bonos del tesoro (sube el precio y cae la tasa), así como también en mayor demanda por el dólar.

La caída en las acciones americanas arrastra consigo a las de mercados emergentes. Por otro lado, la suba del dólar termina golpeando a las materias primas, como el petróleo y la soja, que operan ambos a la baja. 

El mercado teme cierto enfriamiento del nivel de actividad después de la fuerte recuperación observada tras la reapertura económica junto con el proceso de vacunación masiva.

Pedro Siaba Serrate, estratega de Portfolio Personal Inversiones (PPI), destacó que se está dando una caída en las acciones, que continúan con las bajas del viernes pasado.

"Hoy estamos viendo el fly to qualilty clásico, en donde los inversores se refugian activos libre de riesgo en tasa fija y hacen que las tasas bajen. Creo que esto puede ser el inicio de la corrección en las acciones fundamentadas por los temores del mercado y de la Fed que se comience a incorporar en los precios que la reactivación económica se va a empezar a suavizar en los próximos meses", estimó el estratega de PPI.

Siaba Serrate recordó que inicialmente tuvimos una gran recuperación económica con la reapertura, pero una vez que pasó ese catch up, vamos a volver a un nivel más moderado.

"Tras el catch up inicial, se vuelve a poner el ojo en el menor nivel de actividad económica para adelante y por lo tanto una pendiente cada vez más chica y tasas largas a la baja. Nuestro modelo de probabilidad de recesión, analizando la pendiente de la curva de EE.UU. nos da que en junio era del 7% y ahora estamos en casi 9%, lo cual sería el nivel más alto desde febrero. Si bien son niveles muy bajos, probablemente se esté incluyendo una normalización en el crecimiento americano", afirmó Siaba Serrate.

Impacto en los bonos argentinos

Hoy las tasas caen por búsqueda de cobertura global, lo cual termina impactando negativamente en los bonos argentinos.

El mercado de bonos global se rige por lo que ocurra con la tasa americana. Cuando las tasas caen implica que el precio de los bonos está subiendo ya que suelen tener un movimiento opuesto uno con el otro.

Generalmente, una caída en las tasas de interés en los bonos americanos suele ser una buena noticia para todos a nivel global (incluidos los argentinos) ya que implica que los bonos del Tesoro americano están siendo más demandados, lo cual plantea, inicialmente un buen contexto para el resto a nivel mundial.

Sin embargo y dado que los bonos americanos son un activo de refugio en contextos de mayor volatilidad financiera, cuando la tasa cae no necesariamente implica que estamos en un contexto financiero positivo, sino quizá exactamente lo opuesto.

Los inversores buscan este activo como protección para desarmar posiciones de riesgo (desarman posiciones en todo el resto de los activos) y por ello cae la tasa, pero por los malos motivos.

Es esto último lo que estuvo ocurriendo en el mercado y por ello los bonos argentinos no pudieron aprovechar el contexto positivo de tasas yendo a la baja.

Es decir, los bonos argentinos siguieron bajo presión durante el proceso de baja de tasas de los bonos de EE.UU., en el cual paso de 1,8% hasta los niveles actuales de 1,2% en los últimos 2 meses. Durante ese tiempo la deuda local sufrió caídas de 10% en promedio, lo cual hizo que el riesgo país vuelva a operar en niveles de 1600 puntos.

Desde que la 10Y paso de 1,8% a 1,2%, los bonos mantuvieron su spread. Por ejemplo, el AL30 se mantiene en 20% de tasa, habiendo alcanzado un máximo la semana pasada de 21,9 por ciento. 

Tomas Ruiz Palacios, estratega de Cohen, agregó que si bien la caída de la tasa americana, al actuar como un menor piso de rendimiento exigido, es beneficiosa para los bonos, en la práctica hay otros factores que entran en juego y hacen que la relación no sea siempre tan lineal.

"Los movimientos de las tasas del tesoro a 10 años suelen estar ligados, entre otras cosas, con las expectativas de crecimiento futuro, lo cual es un driver fundamental para los países emergentes más frágiles, como el nuestro", remarcó.

A su vez, el especialista de Cohen agregó que el hecho de que los bonos argentinos no hayan subido de precio ante una caída de las tasas americanas no implica debilidad per se, de hecho, tampoco subieron los bonos de países comparables como Angola, Zambia, Ecuador, etc.

"Lo que hay que ver no es la suba o baja de las tasas americanas, sino las razones detrás de tales movimientos", advirtió el estratega de Cohen.

Con una visión similar, Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu considera que la baja de tasas no beneficio a la deuda local debido a que la caída de los rendimientos se da por cuestiones de búsqueda de cobertura.

"Si bien la caída de la tasa del bono del tesoro a 10 años no benefició a la deuda local, tampoco lo hizo para con los bonos de la región. Veo a esta baja de la tasa más como una cuestión táctica y defensiva de los inversores más que una compresión de spreads general. Estamos en un contexto de leve fly to quality, junto con una suba del dólar. Es decir, hay más aversión al riesgo por parte de los inversores, por lo que tiene sentido que los bonos argentinos no se hayan beneficiado debido a que son justamente los más riesgosos de la región", remarcó el estratega de Inviu.

El dólar como refugio

Otro de los activos de refugio que suelen ser utilizados por los inversores es el dólar. El dólar en el mundo estuvo subiendo de la mano de una caída en las tasas de interés, todo ello como estrategia de cobertura por parte de los inversores.

Por ello, tiene sentido que en un escenario de búsqueda de cobertura y pese a que la tasa haya apuntado a la baja, los inversores desestimaron a los bonos argentinos dado que son los más riesgosos del planeta, medidos por sus altas tasas de interés.

Mariano Calviello, Head Portfolio Manager de Fondos FIMA, agregó que la caída de la tasa americana no ha impactado favorablemente porque se ha dado al mismo tiempo que una apreciación del dólar a nivel mundial. A su vez, advirtió sobre los riesgos que existen sobre los activos locales ante una suba de tasas.

"Economías emergentes con tasas altas han performado relativamente bien, pero no así con un dólar fuerte. El movimiento del dólar además afecta los precios de otros activos, como la soja que se alejó de los máximos, aunque en la última semana algo ha recuperado. En este contexto de debilidad de mercados emergentes, un empeoramiento de la tasa podría impactar negativamente, aunque la curva de bonos soberanos puede moverse también por noticias internas, dada las cotizaciones que ya presentan", comentó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios