Oportunidad

Bonos operan en mínimos y hay dudas en inversores: ¿señal para comprar?

Una vez más la deuda argentina encuentra a sus paridades en torno al 20%. Históricamente siempre han rebotado desde esos valores. Los factores que condicionan la resurrección

El riesgo país se ubicó una vez más en torno a los 2.800 puntos, afectado por un contexto internacional complejo y eternas dudas sobre la economía local. 

El BCRA confirmó qué va a hacer con la tasa de interés tras difusión de un dato clave

Reservas en la mira: ingresaron dólares de un organismo internacional para reforzar las arcas del BCRA

La mala praxis en materia de política económica ya no es cuestión de los países emergentes sino que se extiende a los desarrollados con la reciente crisis financiera y política que afecta al Reino Unido.

Bonos argentinos por el piso

Los papeles locales vuelven a ubicarse en paridades en torno al 20%. En la efímera gestión de Silvina Batakis, se ubicaron aún en valores ligeramente menores. Pero inmediatamente rebotaron. La llegada de Sergio Massa al Palacio de Hacienda permitió un resurgimiento de los precios alimentados también por la acumulación de unos u$s 5.000 millones en reservas por el BCRA con el "dólar soja".

Reservas en la mira: ingresaron dólares de un organismo internacional para reforzar las arcas del BCRA

Un gráfico realizado por el economista Fernando Marull muestra la montaña rusa de los diferentes títulos de la deuda argentina desde 1999. 

Las paridades en momentos críticos como en la crisis de 2001, o durante la crisis de Lehman Brothers y los "subprime", cuando cayeron por debajo del 20%, rápidamente experimentaron una resurrección.

Entre operadores ya comienzan a efectuarse algunas apuestas, tímidas por cierto, por una repetición de la historia. 

¿Qué puede pasar? En primer lugar, el motor de las compras pasa por el fin del cuarto kirchnerismo. Como en 2015, se avizora la llegada de un Gobierno más pro inversores, que unifique el tipo de cambio y que encare un ajuste fiscal que encarrille cuentas públicas y reinserte al país en los mercados de crédito.

Pero ello no será inmediato. Quizás los papeles argentinos oscilen entre 20% y 25% por varios meses más y sujetos en el interín a las peripecias de los mercados internacionales. 

Nadie hoy asegura que ya quedó atrás el ajuste de precios en Wall Street. Por este motivo es que aún las compras de bonos argentinos se hacen tímidamente. Tampoco está del todo claro para inversores cómo será la transición de Gobierno.

Por la sequía, el trigo pierde una cifra millonaria: cómo impacta en la estrategia de Sergio Massa y las reservas

"El contexto global ayer (por el miércoles) se enfrió un poco y eso impactó en los bonos argentinos, que volvieron a cerrar en mínimos. El GD30 en u$s 21, cuando el máximo de agosto fue a u$s 27" señaló Fernando Marull a El Cronista.

¿Llegará la actual gestión sin saltos brusco en el tipo de cambio? ¿Cumplirán con las metas acordadas con el FMI? ¿Podrán renovar todos los vencimientos de la deuda en pesos? Son elementos que pueden sacudir a los papeles argentinos. De nuevo, el margen hacia abajo aparenta ser reducido, pero sí pueden permanecer bastante tiempo en los actuales niveles.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.