Nueva inversión

Billetes antiguos: cómo funciona el mercado de vender y comprar billetes raros y cómo ganar con tu colección

A partir de la moneda de $ 1 que decía 'provingias' se destapó un nuevo interés por la numismática. Qué analizan los especialistas a la hora de darle valor.

El frenesí por una moneda acuñada hace más de dos décadas con un error de ortografía destapó un nuevo boom. Si bien su coleccionismo, conocido como numismática, no es una novedad; esto potenció el interés en estos objetos antiguos que multiplicaron por varios ceros su antiguo valor nominal. Detrás de este nuevo fanatismo argentino hay muchos actores especializados y detalles a tener en cuenta para poder empezar una colección personal.

En 1995, el Gobierno argentino le encargó a Inglaterra la acuñación de una partida de 56 millones de monedas de $ 1. Sin embargo, al llegar el cargamento notaron que todas tenían un error. Estas decían ‘provingias del Río de la Plata' y hoy se ofrecen por hasta $ 100.000 la unidad.

Por otro lado, existen casos de papel moneda que hasta hace poco circulaba de mano en mano. La casa de subasta austríaca Numis 24 vende un billete de $ 2 con la cara del expresidente Bartolomé Mitre por un precio base de 70 euros. En tanto, la edición de 1992 del billete de $ 100 con Julio Argentino Roca se vende a más de $ 22.000 en caso de contar con la roseta y le leyenda ‘convertibles de curso legal'.

Qué tener en cuenta

La numismática incluye desde las monedas hasta el papel moneda, mientras que la notafilia solo a la segunda. Para calificar los objetos y darles valor, los expertos tienen en cuenta muchos aspectos y, claro, no todos están relacionados con el valor que tenían cuando estos estaban en circulación.

La rareza es una de las características que tienen que tener para que aumente su cotización. Es decir, mientras menos unidades existan - y en buen estado - entonces más valor tendrá. Por caso, la moneda de 2,5 pesos de oro fabricada en 1881 cuando se inauguró la Casa Nacional de Moneda actualmente cotiza a u$s 70.000 porque solo se fabricaron unas nueve piezas.

Otro ítem que puede inflar su valor es la firma. Si se trata de algún funcionario que estuvo poco tiempo en el puesto y, por lo tanto existen menos ediciones disponibles, mejor. Uno de los más buscados del mercado notafílico es el ‘San Martín joven'. Se trata de un billete de $ 500 impreso entre 1955 y 1956 que cuenta con las firmas de Pedro Real y Emilio Alizón García. La tirada fue de 31.000 unidades y se calcula que solo quedan alrededor de 10 en buen estado y su precio ronda los $ 200.000.

El tacto es una de las claves para analizar si se trata de un billete original o de una réplica. Ahí juegan un papel fundamental la filigrana o marca de agua, el relieve y la terminación. Sin embargo, como se mencionó, los defectos del papel no son un problema. Por el contrario, algunos detalles como un mal corte o un error en la impresión pueden subir su precio. Aunque con este nuevo boom no solo son los coleccionistas los que salen en su búsqueda, sino que también aquellos que lo ven como una opción de inversión o para generar algún ingreso extra.

Dónde comprar y vender

Existen varios sitios donde poder comprar y vender billetes y monedas antiguas y raras. Los más accesibles son los sitios de e-commerce, como pueden ser MercadoLibre, eBay y OLX. Ahí fue uno de los lugares donde explotó la popularidad de la moneda de las ‘provingias'.

Otra opción, para los que buscan una experiencia de primera mano, está en las ferias de antigüedades. Una de las más conocidas para los fanáticos es la de Parque Rivadavia. Las casas numismáticas son otro de los lugares predilectos de los especializados en la temática.

Esta moneda aumentó un 2000% su valor por estar hecha de acero-níquel y bañada en oro de 24 kilates

Y, por supuesto, los sitios de subastas no son ajenos a este segmento. Existen casas especialistas en estos objetos. Río de la Plata Numismática subastó recientemente un billete de $ 100 emitido por la Caja de Conversión - antecesor del Banco Central creado en 1935 - por u$s 1300 y uno de $ 500 por u$s 400.

En el exterior las monedas y billetes argentinos también son muy buscados. La estadounidense Ira & Larry Goldenberg subastó la moneda de los 8 escudos por u$s 161.000. Se trata de una pieza acuñada en oro en 1813 y la primera que llevó el sello de la patria. 

Tags relacionados

Comentarios

  • AO

    Andrea Otero

    Hace 3 días

    Tengo unos billetes viejos cómo ago para saber si tiene valor

    0
    0
    Responder
  • AO

    Andrea Otero

    Hace 3 días

    Tengo unos billetes viejos cómo ago para saber si tiene valor

    0
    0
    Responder
  • AG

    alejandro gubich

    Hace 21 días

    Quién pondrá la tarasca para pagar durante tanto tiempo este tipo de notas. Tal vez se trate de algún favor de la editorial a algún amigo.

    0
    1
    Responder