Megalicitaciones del BCRA: vencen Leliq por un billón de pesos

Esta semana la autoridad monetaria buscará renovar dos importantes vencimientos de sus Letras de Liquidez, y en lo posible, estirar duration de su deuda.

El Banco Central (BCRA) enfrentará esta semana dos fuertes vencimientos de su deuda. Este martes vencen Leliq por unos $ 525.179 millones, mientras que el jueves se sumarán vencimientos por otros $ 538.335 millones, por lo que la autoridad monetaria apunta a renovar más de un billón de pesos alocados en sus Letras de Liquidez en apenas 48 horas.

Estas dos importantes licitaciones llegan justo después de que se conociera que la deuda del Banco Central había superado, a fines de marzo, el umbral de $ 5 billones por primera vez en la historia

Los pasivos remunerados de la entidad que preside Miguel Pesce superaron esa barrera el 30 de marzo, pero luego retornaron a niveles de $ 4,6 billones de la mano de un desarme de pases pasivos por más de $ 400.000 millones. Aun así, la deuda del Central se disparó casi un 300% desde la asunción de Alberto Fernández.

Cómo es el plan MacGyver del FMI para desarmar la bomba Leliq y salvar al Banco Central

Al 1° de abril, último dato disponible en la web del BCRA, el stock de pasivos remunerados ascendía a $ 4,63 billones, de los cuales un 90% corresponde a colocaciones en Leliq. De las tenencias de pases pasivos, que comenzaron el año con un stock de casi $ 2,9 billones, quedan apenas algo más de $ 442.000 millones.

El desarme de pases había sido uno de los objetivos que se planteó la autoridad monetaria a principio de año. Para ello fue que anunció, primero, la desaparición progresiva de los instrumentos a siete días, y después los recortes de sus tasas. Hoy, los pases pasivos pagan una TNA de 34,5%, 10 puntos menos que la tasa de referencia de política monetaria.

Expectativa de suba de tasas

Otro de los puntos importantes de la licitación de este martes será ver qué expectativa tienen los bancos en lo que refiere a las tasas de interés de corto plazo. Es que en las últimas semanas, la perspectiva de un inminente incremento de las tasas quedó reflejada en el apetito de las entidades por las Leliq. 

El jueves 17 de marzo, por ejemplo, la entidad que preside Miguel Pesce solo había logrado renovar el 62,7% de las letras de liquidez que vencían. Cinco días después, el BCRA convalidó la tercera suba de tasas del año.

El mercado sigue convencido que el Central deberá volver a elevar la tasa ya que la misma continúa sin otorgar rendimientos reales positivos, uno de los compromisos asumidos ante el FMI. Esto quedó reflejado también en el hecho de que la entidad debió declarar desiertas las últimas cuatro licitaciones de las Leliq a 180 días.

Esto se debe a que si una entidad cree que en ese período va a haber suba de tasas, le conviene posicionarse en las Notaliq, introducidas a mediados de febrero. Pero si por el contrario, cree que habrá una reducción, le conviene la tasa fija a 180 días.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.