Así es Somnio, el súper yate 'compartido' para millonarios con 39 departamentos en venta

Saldrá a navegar en 2024. Los propietarios van a decidir juntos el itinerario anual. Entre sus excentricidades: bodega para 10.000 botellas de vino y equipo de científicos residentes para explorar la belleza submarina

Con precios que comienzan en 9,5 millones de euros (u$s 11,3 millones), los patrocinadores de lo que será el superyate más grande del mundo están ofreciendo 39 apartamentos a la venta, contando con una persistente demanda de viajes de lujo exclusivos.

Nuevo lujo: una empresa ya vende pasajes al espacio por u$s 125.000

El buque de 220 metros se botará en 2024 y brindará a los compradores "la intimidad de un yate privado junto con la oportunidad de establecer contactos en una comunidad vibrante de propietarios con ideas afines", dijeron sus promotores al anunciar el proyecto de 500 millones de euros (u$s 596 millones).

El barco de lujo, nombrado Somnio, será 40 metros más largo que el actual poseedor del récord Azzam, propiedad de la familia real de Abu Dhabi. El proyecto ha sido encabezado por Carl Le Souef, un millonario estadounidense que fundó Private Formula International, una empresa de cuidado de la piel, y ahora dirige Somnio Global, un grupo de tecnología sostenible.

Los cruceros y los barcos residenciales se vieron obligados a un cierre total en marzo de 2020 después de que los brotes de coronavirus a bordo llevaron a la autoridades portuarias a prohibir el amarre o incluso a dejarlos en cuarentena en alta mar.

Debido a las prolongadas negociaciones con los gobiernos sobre un reinicio de la industria -particularmente en Estados Unidos, donde las autoridades sanitarias han establecido requisitos rigurosos para que las compañías de cruceros reanuden sus operaciones- los barcos han comenzado a navegar sólo recientemente en itinerarios internacionales.

A pesar de la pandemia, el mundo generó 5 millones de millonarios nuevos en 2020

Carnival, el mayor operador de cruceros del mundo, confirmó que poco más de la mitad de la capacidad de su flota zarparía al final de su año financiero en noviembre. Al mismo tiempo la compañía informó una pérdida neta de u$s 2 mil millones durante tres meses hasta el final de mayo.

Las embarcaciones residenciales han sido una característica del mercado de cruceros desde 2002, cuando el magnate naviero noruego Knut Kloster lanzó ResidenSea, la primera compañía en construir un transatlántico donde las personas tienen departamentos a bordo como residencia vacacional.

Tony Peisley, un analista independiente de la industria de cruceros, dijo que aunque ResidenSea originalmente tenía la intención de construir 10 barcos, sólo se había completado la construcción de The World. En 2003, la compañía tuvo que ser refinanciada y los propietarios de las unidades aportaron los fondos para asegurar su supervivencia. El barco tiene 165 unidades, y cada penthouse se vende por unos 20 millones de euros (u$s 23,8 millones).

"El modelo de negocio conlleva altos costos de capital y operativos. Otras start-up fallidas encontraron que era difícil encontrar suficientes compradores dispuestos a pagar los millones requeridos por adelantado", dijo Peisley. Y confirmó una dificultad adicional: muchos de los súper ricos prefieren tener sus propios yates.

Histórico: Jequesa de Dubai pone de rodillas al rey del polo argentino

Según BOAT International, la compañía de medios especializada en superyates, las ventas de yates privados alcanzaron un máximo histórico en mayo con 68 barcos vendidos después de un crecimiento constante durante la pandemia conforme los consumidores ricos buscaban formas de viajar a pesar de las restricciones de Covid-19.

Los departamentos a bordo del Somnio costarán más 9,5 millones de euros, y los propietarios decidirán colectivamente un itinerario anual. El yate tendrá una bodega con capacidad para 10.000 botellas de vino y un club de playa. Además, se presentarán charlas de científicos que utilizarán los equipos a bordo para estudiar los ambientes marinos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios