Financial Times

Proyecto polémico: regalan criptomonedas a cambio de un escaneo ocular

El proyecto Worldcoin representa uno de los intentos más ambiciosos y complejos de repartir criptomonedas a la población mundial, similar al concepto económico de la renta básica universal

Más de 100.000 personas se han sometido a escaneos oculares para poder adquirir una criptodivisa llamada Worldcoin, conforme se acelera un proyecto para distribuir dinero digital más ampliamente en todo el mundo.

Worldcoin ha distribuido alrededor de treinta dispositivos de hardware para escaneo de iris, a los que les llaman "orbes" entre los primeros usuarios de cuatro continentes, que reciben recompensas por inscribir a más personas. Los orbes toman fotos de los globos oculares de un usuario, creando un código único que puede utilizarse para reclamar "tokens" digitales gratuitos.

Los desarrolladores del proyecto dijeron que planean lanzar cientos de orbes en los próximos meses y eventualmente distribuir 4000 dispositivos al mes. El equipo tiene planes de estrenar la red de criptomonedas a principios de 2022 y empezar a regalar los tokens en ese momento. No han dicho cuánta cantidad de criptomonedas pueden esperar recibir los usuarios.

Worldcoin representa uno de los intentos más ambiciosos y complejos de repartir criptomonedas a la población mundial, similar al concepto económico de la renta básica universal. El proyecto ya ha enfrentado críticas febriles, y sus propios desarrolladores admiten que el "resultado es incierto".

Alex Blania, cofundador de Worldcoin, negó que el proyecto invadiera la privacidad de las personas, afirmando que los orbes convierten los escaneos en cadenas únicas de letras y números antes de borrar permanentemente las imágenes.

El código resultante se utilizaría simplemente para comprobar si un usuario ya ha reclamado una parte de sus tokens.

"Aunque yo tuviera tu código de iris de una forma u otra, no tendría ninguna posibilidad de averiguar quién eres realmente en la cadena de bloques", dijo Blania, refiriéndose a los libros de contabilidad digital que sustentan las criptomonedas. Worldcoin se basa en la cadena de bloques ethereum.

Blania dijo que unas 130.000 personas ya se habían apuntado al proyecto hasta ahora, y que el token sería valioso como una tecnología que puede utilizarse para nuevas aplicaciones financieras.

El equipo que está detrás de Worldcoin, Tools for Humanity Corp., ha recaudado u$s 25 millones en capital de riesgo, incluyendo una ronda de financiación dirigida por Andreessen Horowitz que valoró la empresa en u$s 1000 millones.

Sam Altman, un antiguo presidente de la aceleradora de empresas "startup" Y Combinator, es también inversionista y cofundador del proyecto. Altman ha sido un firme defensor de la renta básica universal, el concepto de proporcionarle a la gente dinero gratis de forma regular. Worldcoin podría proporcionar la "infraestructura" para implementar esta iniciativa.

Worldcoin tiene planes de emitir 10 mil millones de tokens en total, de los cuales el 80% se destinará a los usuarios, el 10% a los inversionistas de la compañía y otro 10% a una fundación para fabricar los orbes y desarrollar la red.

Blania dijo que los cofundadores y los empleados recibirán una parte de los tokens de la fundación, pero no quiso dar una cifra exacta. Un portavoz de Worldcoin dijo que la compañía planeaba crear la fundación antes del debut de la red.

Al igual que muchos proyectos de criptomonedas, los tokens de Worldcoin no están respaldados por ningún activo duro y su valor podría fluctuar según su popularidad.

Worldcoin estimó que podría llegar a más de mil millones de personas en los dos primeros años de funcionamiento de la red, suponiendo que la gente siga apuntándose al ritmo actual y que el equipo cumpla sus objetivos de distribución de los escáneres oculares.

Las personas que se inscriban en Worldcoin recibirán con el tiempo su dotación completa de tokens mediante un calendario de otorgamiento planificado de antemano, que según Blania aún está en desarrollo.

Blania dijo que el ritmo de distribución de Worldcoin dependerá en última instancia del diseño del calendario de otorgamiento y del ritmo de inscripción de los usuarios.

Hasta ahora, Worldcoin ha distribuido orbes en 12 países de África, América del Sur, Europa y Asia. La empresa propietaria de orbes más productiva ha inscrito a más de 10.000 personas en Chile mediante la contratación de 20 personas que trabajan por turnos, dijo la compañía.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios