Los exchange de criptomonedas están llamando la atención de los reguladores

Las plataformas que prestan servicios de custodia, préstamo y empréstito -además de negociación- son muy parecidas a los corredores de Bolsa tradicionales.

Los exchange de criptomonedas tienen un pequeño secreto: se hacen pasar por "Bolsas" pero, la mayoría de las veces, son en realidad corredores de Bolsa.

En casi todos los aspectos, estos exchange de activos digitales son radicalmente diferentes de las Bolsas tradicionales, a pesar de tener nombres que sugieren que son réplicas de los mercados que existen para las acciones y otros valores.

En realidad, y a diferencia de las Bolsas convencionales, las plataformas de negociación de Bitcoin y otros activos digitales hacen mucho más que proporcionar una plataforma electrónica para que los inversores compren y vendan valores. Proporcionan servicios de custodia, gestionan los fondos de los clientes, actúan como contrapartida en las operaciones y, más recientemente, han empezado a prestar y pedir préstamos.

Más allá de Bitcoin: cuáles son las opciones para hacer rendir las criptos y por qué no hay que compararlas con los bonos o las acciones

Y, según Simon Forster y Duncan Trenholme, codirectores de activos digitales en el broker TP ICAP: "Si tenés un exchange que se encarga de la custodia, staking [bloquear las criptomonedas para contribuir a la gestión de la blockchain en la que se registran las operaciones], préstamos y ... parece un broker o un banco".

Este papel polifacético ha suscitado la preocupación de que las plataformas no siempre sirvan a los intereses del cliente. En lugar de ser una parte neutral en las transacciones, como una Bolsa de valores, una plataforma de criptomonedas puede operar en contra de los clientes, creando una situación en la que, para que una parte gane, la otra debe perder, lo que significa que los clientes minoristas corren el riesgo de ser tratados injustamente.

Este tipo de riesgos se han identificado en estudios recientes. En octubre, la Oficina Nacional de Investigación Económica descubrió que, a diferencia de las Bolsas reguladas, las plataformas de criptomonedas carecían de disposiciones para garantizar que los inversores recibieran el mejor precio posible.

Más allá de Bitcoin: por qué el precio de Ethereum se dispararía en 2022

Anton Katz, director ejecutivo de la empresa de software Talos, afirma que, para los inversores profesionales que se introducen en el mercado, esto es un problema porque algunos de ellos tienen obligaciones de "mejor ejecución", es decir, están obligados a realizar transacciones al mejor precio que puedan.

En el caso de las criptomonedas, la mayoría de los exchange no sólo ofrecen servicios de matching, sino también de custodia, compensación y liquidación.

Por eso, se sienten más cómodos repartiendo las transacciones entre distintos proveedores, para minimizar los conflictos de intereses y la magnitud de las consecuencias si una plataforma se hunde o es pirateada.

"En el ámbito de las criptomonedas, la mayoría de los exchange no sólo ofrecen servicios de matching, sino también de custodia, compensación y liquidación, entre otros", señala Katz. "Eso significa que, en realidad, se parecen más a un broker [tradicional], ya que un cliente se enfrenta efectivamente al propio exchange en una operación, en lugar de a otro cliente del exchange".

Más allá de Bitcoin: la sencilla explicación del 'explosivo' crecimiento de Tether

Y los exchange de criptomonedas hacen esto con poca, o ninguna, supervisión regulatoria. Los responsables políticos dicen que esto se está convirtiendo en un problema, dados los riesgos financieros y de estabilidad cada vez mayores en un mercado que ahora cuesta u$s 2000 millones. Muchos están haciendo esfuerzos concertados para supervisar este sector en expansión.

Como mayores poseedores de Bitcoin y otros activos digitales importantes, los exchange se encuentran entre los actores más influyentes del mundo de las criptomonedas, junto con los 'mineros' que crean nuevas unidades monetarias.

Guardan el dinero de los clientes y piden a los operadores que depositen dinero para financiar las operaciones por adelantado. Liquidan las operaciones y se aseguran de que todas las partes cobren. Pero lo hacen en un entorno en el que abundan los hackeos y la transparencia sobre los precios y lo que ocurre en el exchange, es casi nula.

Los reguladores son conscientes del problema desde hace años. Ashley Alder, director ejecutivo de la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong, dijo en un discurso de 2018 que los exchange de criptomonedas pueden actuar tanto como agentes de sus clientes como de su propio interés cuando negocian, lo que dificulta la detección y el control de los principales conflictos de intereses. Añadió que los inversores también se enfrentan a "vulnerabilidades adicionales" porque negocian con estas plataformas directamente, no a través de un intermediario.

"Se trata de actividades de especial interés para los reguladores de valores, ya que, superficialmente, estas plataformas parecen imitar los fondos y Bolsas convencionales", dijo Alder. También señaló que la custodia de los fondos de los inversores era un área de "preocupación clave".

El año pasado, el regulador de Hong Kong decidió que todas las plataformas de este tipo debían registrarse en él, lo que impulsó a FTX y a otras a buscar climas regulatorios más cálidos en las islas del Caribe.

Mientras tanto, para las Bolsas tradicionales, las enormes sumas amasadas por las nuevas empresas de criptomonedas en poco tiempo han hecho difícil resistirse a los activos digitales como mercado potencial. También esperan que su experiencia en mercados regulados les dé una ventaja.

Jürg Schneider, jefe de relaciones con los medios de comunicación de SIX, el operador bursátil suizo, lo dio a entender cuando obtuvo la aprobación reglamentaria para lanzar una plataforma de activos digitales en septiembre.

"Somos una bolsa de valores reconocida y regulada a nivel mundial", dijo. "Todo esto constituye una construcción completamente diferente de los exchange de criptomonedas que hay actualmente en el mercado. Desde el punto de vista normativo, no se consideran bolsas".

Pero aunque las plataformas de criptomonedas se enfrentan a menos desafíos por parte de los reguladores, tienen otras partes interesadas molestas que satisfacer: los clientes minoristas.

"La realidad es que los clientes insatisfechos están a unos pocos clics de transferir sus activos a un competidor", señala Fadi Aboualfa, jefe de investigación del proveedor de infraestructura digital Copper, con sede en Londres.

A medida que la regulación se hace más estricta y se intensifica la competencia de las bolsas establecidas, la capacidad de los inversores de vagar libremente podría suponer la mayor prueba para las nuevas empresas digitales.

Tags relacionados
Noticias del día
Mujeres Influyentes

Llegó a lo más alto del BCRA, pero dejó todo para salir a la Bolsa en Nueva York con uno de los bancos más grandes del país

Llegó a lo más alto del BCRA, pero dejó todo para salir a la Bolsa en Nueva York con uno de los bancos más grandes del país
Alejandra Naughton tiene una de las carreras más destacadas en el mundo de los bancos. Luego de 25 años en el Banco Central, donde llegó al cargo de Subgerente General, la posición más alta a la que se puede aspirar sin contar los cargos políticos, pasó al mundo privado. Fue CFO del Grupo Supervielle y llevó a la empresa a cotizar en la bolsa de Nueva York y Buenos Aires. Hoy es miembro del directorio.

Comentarios

  • GA

    guillermo acosta

    Hace 15 días

    la idea de las criptos es escapar del estado regulador y represor, asì que las plataformas seguiràn pergrinando hacia dònde molesten menos los buròcratas..

    1
    0
    Responder