Financial Times

El Tesoro de Estados Unidos admitió que se calculó mal la amenaza de la inflación

Los comentarios de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos se producen mientras Joe Biden señala la seriedad de la lucha contra la suba de precios

Janet Yellen, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, admitió que se "equivocó" el año pasado sobre la amenaza que suponía el aumento de la inflación, al tiempo que insistió en que la administración de Joe Biden se ha centrado rápidamente en controlar la suba de los precios.

"Creo que me equivoqué entonces sobre el camino que tomaría la inflación", dijo Yellen a la CNN, en una rara admisión de error por parte de un alto funcionario estadounidense.

"Ha habido shocks imprevistos y grandes en la economía que han disparado los precios de la energía y los alimentos y cuellos de botella en el suministro que han afectado gravemente a nuestra economía y que yo -en aquel momento- no entendía del todo, pero ahora lo reconocemos", añadió.

Reserva Federal: un alto funcionario pide subir más las tasas, aunque se frene la economía de Estados Unidos

Las declaraciones de Yellen se produjeron después de que asistiera a una reunión en la Casa Blanca en la que Biden dijo a Jay Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, que respetaría la "independencia" del banco central en su empeño por endurecer la política monetaria, dándole de hecho luz verde para luchar contra la inflación con tasas de interés más altas.

Al igual que muchos pronosticadores privados y la propia Fed, Yellen y los economistas de la Casa Blanca creían que el repunte de la inflación de 2021 estaba relacionado con la rápida recuperación provocada por la el inicio de la vacunación contra el Covid-19 y que se desvanecería con relativa rapidez. En cambio, ha persistido e incluso empeorado tras el ataque de Rusia a Ucrania.

Un vocero del Tesoro de Estados Unidos dijo que Yellen estaba "señalando" que se habían producido shocks económicos "que no se podían haber previsto hace 18 meses".

"Como ella también señaló, ha habido un crecimiento histórico y una creación de empleo récord y nuestro objetivo es ahora la transición a un crecimiento constante y estable a medida que se reduce la inflación", añadió el vocero.

Biden se reunió con Powell en la Casa Blanca por primera vez desde que se renombró al presidente de la Fed para un segundo mandato, una señal de la creciente preocupación del presidente por la alta inflación y la amenaza que supone para la recuperación económica.

"Mi plan... para hacer frente a la inflación comienza con una simple propuesta: respetar la Fed, respetar la independencia de la Fed, lo que he hecho y seguiré haciendo", dijo Biden a Powell mientras se reunían en el Despacho Oval.

Reserva Federal: funcionarios plantearon la posibilidad de una política "restrictiva" para controlar la inflación

El presidente añadió que daría a Powell y a otros funcionarios de la Fed "el espacio que necesitan para hacer su trabajo" y "no interferir en su labor críticamente importante" de garantizar el "pleno empleo" y "precios estables".

Biden optó por volver a nombrar a Powell para un periodo de cuatro años al frente de la Fed el año pasado, desoyendo los llamados de los progresistas para que eligiera a un demócrata, en lugar de un republicano que fue elevado a la dirección del banco central por el expresidente Donald Trump. Powell fue confirmado por el Senado para un segundo mandato con apoyo bipartidista.

La promesa del presidente de no inmiscuirse en las decisiones de la Fed pretendía contrastar con el enfoque de su predecesor, después de que Trump reprochara a Powell que no bajara las tasas de interés mientras la economía estadounidense se ralentizaba por sus guerras comerciales.

Para frenar la inflación, la Reserva Federal reducirá u$s 95.000 millones mensuales de su balance

Pero es inusual que un presidente apoye a la Fed en la suba de las tasas de interés en un año electoral, con las elecciones de mitad de término que se llevarán a cabo en noviembre y que determinarán el control del Congreso. Biden ha apoyado el endurecimiento monetario porque los elevados precios se han convertido en un problema económico y político para la Casa Blanca y los demócratas. En consecuencia, el hecho de bajarlos ha superado cualquier preocupación de que el endurecimiento de la política monetaria signifique una ralentización de la economía.

"El presidente Powell y otros miembros de la Fed han señalado que en este momento se han centrado en abordar la inflación como yo", dijo Biden, añadiendo que confiaba en que la política monetaria "abordaría la crisis para el pueblo estadounidense".

Este año, la Fed ha subido su principal tasa de interés en 75 puntos básicos, hasta un rango entre el 0,75% y el 1%. Pero se espera que lo aumente aún más, en 50 puntos básicos en cada una de sus próximas reuniones, antes de reevaluar sus políticas.

Reserva Federal: Jay Powell advierte que frenar la inflación en Estados Unidos será "doloroso"

Aunque la Fed es una institución independiente, los presidentes de Estados Unidos han mantenido periódicamente reuniones públicas y privadas con los presidentes en ejercicio del banco central para discutir la evolución económica nacional e internacional.

Trump se reunió con Powell y Yellen, los presidentes de la Fed durante su mandato, y Barack Obama invitó a Yellen y al expresidente Ben Bernanke a la Casa Blanca durante su presidencia.

La reunión con Powell fue parte de lo que los funcionarios de la administración describieron como su último esfuerzo para volver a centrarse en la economía, con las encuestas mostrando que los votantes estaban insatisfechos con su manejo de la inflación, incluso mientras el crecimiento del empleo ha sido muy fuerte.

La Fed no tiene plan y el mercado está nervioso

La carga de la fuerte inflación, en particular los costos de la nafta y los alimentos, fue aún más evidente durante el fin de semana del Día de los Caídos [Memorial Day], uno de los más concurridos del año para viajar.

Biden y los altos funcionarios de la administración han insistido en que están utilizando todas las herramientas a su disposición para luchar contra la inflación, aunque todavía están debatiendo si reducir los aranceles a las importaciones chinas para amortiguar las presiones de los precios.

"Hablar de la economía y de cómo podemos poner más dinero en los bolsillos de las familias trabajadoras será el mensaje clave que impulsará la Casa Blanca durante todo el mes", dijo un funcionario.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios