Por qué las criptomonedas son una "estafa" y un "casino", según un experto en software

Stephen Diehl ha denunciado que las criptomonedas son vehículos para la especulación y la "mercantilización de la ira populista, el juego y el crimen".

"Las criptomonedas son una gigantesca estafa, aunque una estafa complicada". Así comienza la diatriba de Stephen Diehl contra la industria de las cripto.

Cuando la publicó en junio, Bitcoin y otras criptomonedas estaban temblando. Desde entonces, el colapso de FTX, el segundo mayor exchange de criptomonedas, ha creado una crisis potencialmente existencial. Miles de millones de dólares en activos de clientes parecen haberse incinerado, junto con el status del visionario altruista del fundador de FTX, Sam Bankman-Fried. ¿Son las criptomonedas tan sólo un espejismo?

Al igual que Bankman-Fried, Diehl es un estadounidense de treinta y tantos años, con actitud de nerd y pelo despeinado. Pero mientras Bankman-Fried instaba a los legisladores estadounidenses a elaborar una nueva normativa favorable a las criptomonedas, Diehl tiraba del otro lado de la cuerda. Presionaba para que las criptomonedas se regularan como otros activos. En junio coordinó una carta de 1500 tecnólogos dirigida a altos cargos del Congreso de Estados Unidos, en la que se les instaba a mirar más allá del "bombo y platillo de la industria de las criptomonedas" y a comprender sus "defectos inherentes".

FTX: solo y en la bancarrota, Sam Bankman Fried dijo por qué cayó su imperio cripto

Diehl tiene los suficientes conocimientos de programación y economía como para cuestionar las criptomonedas desde los inicios. Ha intentado vender tecnología de blockchain -las bases de datos descentralizadas sobre las que se construyen las criptomonedas- y cree que podría haberse sumado a la ola de las criptomonedas: "Cualquiera que parezca un nerd como yo puede probablemente ir a Silicon Valley y recaudar u$s 50 millones de algunos capitalistas de riesgo muy crédulos para promocionar un token y ganar una cantidad de dinero que le cambie la vida".

En cambio, se mantuvo al margen, escribiendo en su blog sobre las fallas de las criptomonedas. Eso le hizo ganar adeptos, pero también ser acosado, incluyendo amenazas de muerte. "Estos últimos tres años han sido un infierno", dice, naturalmente tímido. "No es fácil ser un escéptico de las criptomonedas".

El libro de Diehl, Popping the Crypto Bubble [Reventando la burbuja cripto], rastrea el surgimiento de Bitcoin durante la crisis financiera mundial hasta la fiebre de las criptomonedas posterior a 2016, a la que se refiere como la ‘era de los estafadores'. Sostiene que las criptomonedas son lentas (se basan en la transmisión de transacciones a través de redes descentralizadas) y poco fiables (los individuos son responsables de asegurar sus activos; cuando pierden las contraseñas o mueren, hay muchas menos opciones que con, por ejemplo, un banco). No pueden ser al mismo tiempo una gran inversión, que sube y sube, y monedas viables, que ofrecen un valor estable. Sostiene que el precio de las criptomonedas se basa en gran medida en que hay un tonto aún mayor que se cree el bombo y platillo.

"Después de 14 años, siguen siendo una solución en busca de un problema. No están construyendo un nuevo sistema financiero. No están construyendo un nuevo Internet. No se trata de un activo descorrelacionado con el mercado. No son una protección contra la inflación. Son un vehículo para la especulación pura y dura, desvinculada de cualquier cosa en la economía. Son un casino que está envuelto en todas estas mentiras. Cuando desmontas esas mentiras, lo que queda parece un neto negativo para el mundo".

"Es una idea interesante. Pero en la práctica no funciona muy bien. Trabajé en algunos de esos proyectos y, en todas las circunstancias, hay una solución mucho más sencilla, utilizando un software que lleva 30 años funcionando".

La blockchain podría conectar a actores que no tienen confianza mutua. Pero en un mundo en el que los bancos sí confían entre sí, "una llamada red sin necesidad de confianza es redundante...Si hay tres grandes bancos y todos ellos tienen datos que quieren compartir entre sí, tener tres bases de datos que se mantienen automáticamente sincronizadas es una arquitectura mucho más compleja que tener simplemente una base de datos que todos comparten.

CZ, el maquiavélico rey de las criptomonedas que empujó a FTX al colapso

"No voy a decir que tenemos una respuesta al 100% sobre si las blockchains son útiles. Pero la respuesta parece ser que no".

En 2019 y 2020, cuando Diehl empezó a escribir en su blog, bitcoin se multiplicó por siete. Los fanáticos de las criptomonedas se burlaban de los no creyentes con dichos como "diviértete siendo pobre". ¿No temió Diehl perderse una oportunidad? "No tengo tolerancia al alto riesgo".

Sus reservas también eran de carácter ético. "El precio base de la libra esterlina es que la gente tiene que adquirirla para pagar sus impuestos. El precio base de las criptomonedas - si es que lo hay - son los flujos de dinero oscuro, el lavado de dinero y la delincuencia".

¿Dónde está el dinero de FTX? Miles de millones de dólares están desaparecidos y acusan falta de controles

Los exchanges de criptomonedas han sido hackeados antes. ¿Cuán grave es el colapso de FTX? "Es el equivalente a que JPMorgan o Citi colapsaran en 48 horas. Además, eran el mayor actor que impulsaba la agenda regulatoria de la industria de las criptomonedas".

"Creo que una vez que desaparezca la capacidad de apreciaciones parabólicas, el dinero institucional se va a terminar. Sospecho plenamente que habrá mucho interés por parte de los minoristas durante algún tiempo porque los memes y las narrativas atraen a un determinado tipo de inversor, alguien joven, masculino, económicamente desprovisto de derechos y con una alta tolerancia al riesgo. Hay mucha gente así", dijo Diehl.

"Las criptomonedas son la mercantilización de la ira populista y el juego de azar y el crimen", agregó.

¿El precio de Bitcoin es real? Qué esconden los exchanges 

La pérdida de fe de los fanáticos a las criptomonedas en el sistema financiero es, en cierto modo, extraña. Incluso en la crisis de 2008, los depósitos bancarios estaban asegurados. Las acciones subieron durante gran parte de la última década. "En mi evaluación más empática de los criptoinversores, mira este país: ¿cuántos jóvenes sienten que tienen posibilidades de ser dueños de su propia vivienda? Muchos de ellos creen que deben invertir en activos de mayor riesgo porque necesitan una mayor rentabilidad".

¿Cuánta compasión siente? "No quiero que haya tanta gente herida. Mi generación se ha visto afectada por la crisis financiera y por el Covid. Vamos a tener la crisis climática. Las personas no necesitan este sufrimiento adicional en su vida".

¿Y si la crisis de las criptomonedas es como la burbuja de las puntocom? Pets.com quebró, pero Google y Facebook no tardaron en repuntar. Pero a diferencia de FTX, Pets.com "se presentaba en tu puerta con comida para los perros; estaban intentando hacer algo real", dice Diehl.

Desplome de las criptomonedas: qué pasó con FTX y cuál fue el rol de Binance en la crisis

Uno de los argumentos, presentado por la empresa de capital riesgo a16z, es que las criptomonedas podrían utilizarse para pagarles a los creadores de contenido online, rompiendo el control de Facebook y Google. ¿Esto tiene sentido? "No, porque los consumidores finales de estos productos quieren dólares o libras". ¿Y si pasamos una mayor parte de nuestras vidas en línea, pagando por bienes digitales en el metaverso? "¿No puedo sacar mi teléfono y pagarte libras en 15 segundos? El dinero ya es digital".

Sostiene que bitcoin, en particular, es demasiado lento para escalar: procesa unas siete transacciones por segundo: "más o menos lo suficiente para hacer funcionar una pequeña empresa, pero no una economía nacional".

Se suponía que las criptomonedas iban a democratizar las finanzas. En cambio, debido a que las criptmonedas no están regulados y están "profundamente manipuladas", los hedge funds y otros se las han arreglado para 'pump and dump' [inflar y tirar]. "Esto parece una gigantesca transferencia de riqueza de un montón de inversores minoristas realmente poco sofisticados a un montón de inversores sofisticados".

Entre las personas a quienes Diehl critica se encuentra Elon Musk, que ha promovido la cripto meme Dogecoin, y cuya empresa, Tesla, compró bitcoin (antes de vender la mayor parte). "Elon es un payaso. Creo que es un chiste para él. Sólo es un facilitador. No estoy seguro de que ni siquiera crea en ello".

Diehl quiere que se restrinjan las criptomonedas, como un golpe contra el mundo de la posverdad. "La persona común y corriente tiene que ser capaz de decirte como una cuestión de conocimiento general por qué invertir en activos que no tienen valor intrínseco es una mala idea".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.