Petróleo: por qué la OPEP recorta la producción justo ahora y cómo impacta en el precio

Los intentos de apuntalar el precio del crudo ponen de relieve las crecientes tensiones entre Arabia Saudita y Estados Unidos.

En esta noticia

Los intentos de apuntalar el precio del crudo ponen de relieve las crecientes tensiones entre Arabia Saudita y Estados Unidos.

La OPEP+ ha sorprendido a los mercados petroleros al anunciar por sorpresa un recorte de la producción de más de un millón de barriles diarios, lo que ha disparado el precio del petróleo y aumentado las tensiones con los aliados occidentales.

Pero, ¿por qué ha tomado esta decisión el grupo de productores de petróleo y qué significa para el resto de los mercados?

¿Por qué ahora?

La respuesta sencilla es que la OPEP+, incluidos sus principales miembros Arabia Saudita y Rusia, quiere apuntalar el precio del petróleo o, en el mejor de los casos, impulsarlo al alza.

Petróleo: advierten de fuertes subas de precios ahora que la OPEP vuelve a tener el control del mercado

El mes pasado, el crudo Brent, la referencia internacional, cayó brevemente hacia los u$s 70 el barril debido a que las turbulencias del sector bancario provocaron la venta de activos de riesgo. Se mantuvo cerca de los u$s 100 el barril durante gran parte del año pasado.

Pero a finales de la semana pasada el precio ya se había recuperado hasta casi los u$s 80 el barril, no muy lejos de donde había cotizado durante gran parte de 2023, y tampoco un precio bajo en términos históricos. Por ello, los analistas consideran que el recorte por sorpresa no es sólo un movimiento defensivo del cártel, sino una medida asertiva por parte de los miembros más grandes, como Arabia Saudita.

Arabia Saudita también está frustrada por los comentarios realizados por EE.UU. la semana pasada de que tardará "años" en volver a llenar su Reserva Estratégica de Petróleo, que fue parcialmente drenada en 2022 para ayudar a mantener los precios bajo control después de la invasión rusa de Ucrania.

EE.UU. había indicado que, aunque quería evitar que los precios subieran demasiado y seguiría presionando a aliados como Arabia Saudita para que mantuvieran la producción, también utilizaría las compras para la reserva estratégica para poner una especie de suelo al mercado.

Con ello se pretendía tranquilizar a los miembros de la OPEP+, que ahora pueden sentirse defraudados y están respondiendo con recortes del suministro.

La OPEP+ tampoco tiene que preocuparse demasiado por ceder cuota de mercado a sus rivales. A diferencia de la década pasada, la producción estadounidense de shale ya no crece a un ritmo acelerado, por lo que al cártel le preocupa menos que sus rivales cubran rápidamente el hueco que está dejando.

¿Van a subir los precios del petróleo?

El crudo Brent llegó a subir un 8%, pasando de cerca de u$s 79 el barril al cierre del viernes a más de u$s 86 el barril, antes de moderar su precio ligeramente.

Los operadores ya se mostraban optimistas respecto a las perspectivas del petróleo para el segundo semestre del año, impulsadas por una economía mundial más fuerte y la reapertura de China tras las restricciones impuestas por el Covid-19, lo que significaba que la demanda superaría a la oferta.

Los bancos que pronosticaban precios más altos están aumentando ahora sus previsiones. Goldman Sachs elevó su previsión para fines de año de u$s 90 a u$s 95 el barril.

¿Se termina 'la revolución del shale' en Estados Unidos? Qué consecuencias puede tener para el resto del mundo

La OPEP+ espera que los precios sigan subiendo. Muchos hedge funds vendieron petróleo durante las turbulencias bancarias del mes pasado, ya que activos de riesgo como las materias primas quedaron atrapados en un mercado más amplio de ventas masivas.

Ahora que la OPEP+ ha demostrado su voluntad de actuar, cabe esperar que los fondos vuelvan a entrar en el mercado.

"El recorte anunciado endurecería aún más un mercado petrolero ya de por sí tenso, impulsando el Brent hacia los 100 dólares por barril antes de lo previsto y situando el precio en torno a los 110 dólares este verano", según afirmaron el lunes analistas de Rystad, que añadieron que creían que el recorte añadiría "un apoyo de unos 10 dólares por barril".

¿Teme la OPEP+ una recesión?

Es posible, y hay algunos indicios de que la demanda de petróleo ha sido algo más débil de lo previsto, sobre todo en los países desarrollados, en los primeros meses de este año.

El grupo ha calificado los recortes de "medida de precaución" orientada a la "estabilidad" del mercado petrolero.

Analistas de Citigroup liderados por Ed Morse afirman que los recortes pretenden "apuntalar un mercado que cada vez parecía más débil, con una acumulación de reservas más rápida de lo habitual en el primer trimestre de 2023".

El petróleo de Vaca Muerta sigue creciendo en producción

Pero los temores a una profunda recesión han remitido en los últimos seis meses, en parte porque los precios de la energía, principalmente del gas natural europeo, cayeron bruscamente.

La Agencia Internacional de la Energía preveía un déficit implícito de entre 1 y 1,5 millones de barriles diarios en el segundo semestre de este año, antes de los nuevos recortes de la OPEP+.

¿Es una señal de las tensas relaciones con EE.UU.?

Helima Croft, de RBC Capital Markets, explica que la medida demuestra el compromiso de Riad con una política de "Arabia Saudita primero" a medida que el reino se vuelve más asertivo y está dispuesto a demostrar a EE.UU. que tiene otros aliados.

¿Qué es y cómo se forma el petróleo?

La relación entre la administración Biden y el príncipe heredero Mohammed bin Salman sigue siendo tensa, y EE.UU. calificó los recortes de no "aconsejables en este momento".

"Ha sido evidente que Arabia Saudita está dispuesta a soportar una mayor fricción en la relación bilateral", sostiene Croft.

"La conclusión es que Washington y Riad simplemente tienen diferentes objetivos de precios para sus iniciativas políticas clave", añade Croft, argumentando que la "relación bilateral de Riad con China está creciendo en importancia".

China, sin embargo, no es partidaria de que los precios del petróleo suban demasiado. Citi prevé que Beijing podría ralentizar las compras de petróleo para sus propias reservas estratégicas en los próximos meses.

Es probable que la determinación de Arabia Saudita de seguir colaborando con Rusia, que ayudó a formar el grupo ampliado de la OPEP+ en 2016, siga siendo una fuente de tensión con EE.UU. Rusia ya había anunciado recortes de su propia producción, que muchos consideran una respuesta a las sanciones occidentales.

¿Qué significa esto para los mercados en general?

La principal preocupación será el impacto sobre la inflación. El encarecimiento del petróleo podría dificultar a los bancos centrales la contención de la inflación, obligándole a subir más las tasas de interés o a mantenerlas altas más tiempo.

Los inversores siguen divididos sobre si la suba de tasas de marzo de la Reserva Federal fue la última, pero el lunes aumentaron ligeramente sus apuestas a una nueva suba de un cuarto de punto.

El techo previsto por el mercado para las tasas de interés de la eurozona también subió ligeramente.

Pero está por ver cuánto sube el petróleo. Si los recortes sostienen los precios pero no los empujan hacia los u$s 100 el barril, y más allá, el impacto podría ser moderado, dado que el crudo se mantendría por debajo de los niveles alcanzados en 2022.

"Los precios del petróleo rondaban los u$s 100 el barril el año pasado, por lo que alcanzarlos también en 2023 no debería perjudicar demasiado a la economía mundial, aparte de añadir algunos vientos en contra", afirma Bjarne Schieldrop, del banco sueco SEB.

Temas relacionados
Más noticias de Petróleo
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.