¿Qué es y cómo se forma el petróleo?

El petróleo es una sustancia mundialmente conocida; sin embargo, no muchos conocen de qué se trata. Aquí la respuesta: un aceite mineral de color oscuro, casi negro. Es menos denso que el agua y posee un olor acre bastante particular. Ahora bien, ¿cómo se forma el petróleo? A través de la mezcla de hidrocarburos acompañados de azufre, oxígeno y nitrógeno, en cantidades que pueden variar.

Para entender cómo se forma el petróleo es importante saber que se origina a partir de una materia prima, que está formada principalmente por restos de organismos vivos acuáticos, vegetales y animales. Dichos restos fueron atascados en los fondos fangosos por bacterias anaerobias que consumieron oxígeno, dejando sólo moléculas de carbono e hidrógeno denominadas hidrocarburos.

Cabe destacar, en consiguiente a lo mencionado anteriormente, que el petróleo es un recurso no renovable y, a su vez, es la principal fuente de energía y materia prima para la generación de una gran variedad de derivados como, por ejemplo, el plástico. Entonces, por todos estos motivos, es considerado una sustancia muy valiosa en la actualidad.

¿Cómo se extrae el petróleo?

Luego de conocer qué es el petróleo y cómo se formó, es relevante aprender cómo se extrae el petróleo. La extracción petrolífera se realiza según las características propias de cada yacimiento.

Al comenzar el proceso del petróleo, se baja una especie de cañón al subsuelo y se perfora la tubería de revestimiento a la altura de las formaciones en las que se encuentra el yacimiento. De ese modo, el petróleo fluye por esos orificios hacia el pozo y se extrae a través de una tubería de menor diámetro, que se denomina tubería de producción.

Sin embargo, cuando el yacimiento posee energía propia (la cual se produce por la presión subterránea y por los elementos que acompañan al petróleo), este aceite mineral sale por sus propios medios.

Ahora bien, para comprender cómo se obtiene el petróleo, es preciso conocer los varios métodos de extracción. Por lo general, se instala en la cabeza del pozo un equipo que se lo conoce como árbol de navidad, que está formado por un conjunto de válvulas para regular el paso desde el lugar donde se encuentra el petróleo.

En caso de que no se logre la presión necesaria, se usa el balancín, uno de los métodos de extracción más utilizados; éste actúa mediante un permanente balanceo, accionando una bomba en el fondo del pozo que succiona el petróleo hacia la superficie.

En la gran mayoría de los casos, el petróleo extraído está acompañado de sedimentos tales como el agua y el gas natural. Entonces, tienen que construirse previamente las facilidades para la producción, separación y almacenamiento.

Cuando se separan los elementos, el petróleo se destina a los tanques de almacenamiento y hacia los oleoductos que los llevarán a las refinerías o a los puertos donde se produce la exportación.

Por lo general, no se extrae más del 50 o el 60 por ciento de lo deseado. Por esta razón, se utilizan otros métodos, denominados recobro mejorado, para extraer la mayor cantidad posible de petróleo. El mismo se lleva a cabo en pozos sin presión natural o en declinación, como puede ser la inyección de gas, de agua o de vapor por medio del mismo pozo productor o por intermedio de pozos inyectores paralelos a este.

¿Cuánto tiempo dura la perforación y cuáles son sus medidas?

El tiempo de duración de la perforación de un pozo depende de la profundidad programada y las condiciones geológicas del subsuelo. El promedio estimado por los especialistas ronda entre dos y seis meses.

Con respecto a las medidas que suele tener el petróleo, se lleva a cabo un cálculo por medio de los barriles, que tienen unos 160.000 litros. En el momento que termina la perforación, el pozo queda entubado desde la superficie hasta el fondo, garantizando su consistencia. Asimismo, serán una gran ayuda para las futuras extracciones de petróleo en la etapa de producción.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios