FINANCIAL TIMES

La recuperación económica global oculta los peligros de un mundo desigual

Los países ricos deben garantizar la vacunación contra el covid y hacer lo necesario para que todas las naciones dispongan de recursos suficientes para superar la crisis.

 La gran noticia de las recientes reuniones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial es que la economía mundial se está reactivando mucho más rápido de lo esperado incluso desde hace seis meses. Pero la recuperación del agregado económico mundial esconde lo que le está sucediendo a la población del mundo.

Los desfavorecidos padecen las recuperaciones más lentas. Además, esta casa dividida podría no mantenerse en pie: lo que está sucediendo - sobre todo, el lento despliegue mundial de las vacunas - empeorará las perspectivas para todos.

La sorprendente característica de los nuevos pronósticos del FMI es que ahora se proyecta que el crecimiento acumulado del PBI mundial per cápita entre 2019 y 2022 será sólo 3 puntos porcentuales menos de lo que se había previsto en enero de 2020.

Esto es mucho mejor que los 6,5 puntos porcentuales menos del año pasado y los 4 puntos porcentuales menos que se pronosticaban para este año. Ésta es, entonces, la imagen de una economía mundial que se recupera de manera más sólida de lo anticipado.

Analistas del FMI recomiendan un impuesto extra a las "ganancias excesivas"

Sin embargo, aún más sorprendente es la divergencia. Actualmente se pronostica que las economías avanzadas tendrán un crecimiento acumulado del PBI per cápita entre 2019 y 2022 sólo 1 punto porcentual menos que en enero de 2020.

Pero se prevé que en los mercados emergentes y los países en desarrollo de bajos ingresos el crecimiento del PBI per cápita será 4,3 (5,8, sin China) y 6,5 puntos porcentuales menor, respectivamente.

En enero, el Banco Mundial reportó el aumento del número de personas en extrema pobreza como resultado del Covid-19 a entre 119 y 124 millones. Teniendo en cuenta los terribles pronósticos, parece poco probable que esta calamidad se revierta pronto.

  El Banco Mundial informó que el número de personas que vive en extrema pobreza como resultado del Covid-19 aumentó en entre 119 y 124 millones  

En esencia, el FMI ahora pronostica que las economías avanzadas y China saldrán de la crisis en gran parte ilesos económicamente, con la economía de EE.UU. incluso un poco más grande de lo previsto de antemano, mientras que los países emergentes y en desarrollo sufrirán un enorme impacto de larga duración. Pero hay que recordar que dos tercios de la humanidad viven en estos últimos.

Esto es lo contrario de lo que sucedió después de la crisis financiera mundial de 2007-09. Eso se debe, en parte, a que se originó en los países de altos ingresos. También influye que la recuperación de China en 2009 fue muy sólida.

Sin embargo, la razón principal de la diferencia ahora es que los países de altos ingresos tenían la capacidad de lidiar con este shock de una manera que estaba al alcance de pocos países (China es la principal excepción): los países ricos pudieron amortiguar el golpe económico y social implementando excepcionales respuestas de política fiscal y monetaria; y fueron capaces de desarrollar, producir y distribuir vacunas a gran velocidad.

Jay Powell, de la FED: una nueva oleada de Covid-19 podría descarrilar la recuperación de EE.UU.

Según el informe Monitor Fiscal del FMI, "durante los últimos 12 meses, los países han anunciado acciones fiscales por valor de u$s 16 billones". Pero la mayor parte de esto fue en países avanzados. El déficit fiscal de las economías avanzadas subió 8,8% a 11,7% del PBI entre 2019 y 2020. Todavía seguirá siendo de 10,4% en 2021.

En las economías emergentes, el déficit fiscal aumentó 5,1% a 9,8% del PBI entre 2019 y 2020. Sin embargo, en los países en desarrollo de bajos ingresos se incrementó sólo 1,6% a 5,5% del PBI.

Además, recalca el informe, "el aumento de los déficits en las economías avanzadas y en varias economías de mercados emergentes fue resultado de incrementos similares del gasto y disminuciones de los ingresos, mientras que en muchas economías de mercados emergentes y en países en desarrollo de bajos ingresos se debió principalmente al derrumbe de los ingresos provocado por la recesión económica".

  Según el informe Monitor Fiscal de FMI, "durante los últimos 12 meses, los países han anunciado medidas fiscales por valor u$s 16 billones"  


Sería imprudente dar por sentado que se cumplirá el sólido pronóstico de recuperación para las economías avanzadas. Es posible que nuevas mutaciones invulnerables a las vacunas actuales se extiendan por todo el mundo. Es muy probable que resulte imposible reabrir las fronteras pronto.

También es posible que las políticas monetarias y fiscales resulten ser demasiado fuertes, especialmente en EE.UU., tal como aseguró Larry Summers, y generen una marcada suba de la inflación, de las expectativas inflacionarias y de las tasas de interés reales.

Larry Summers: "Me preocupan las medidas excesivas en EE.UU."

De ser así, esto obligaría a los legisladores a frenar las políticas fiscales y monetarias y podría generar crisis de deuda tanto en el país como en el extranjero.

Además, incluso si los países de altos ingresos, China y algunos otros países se recuperan con solidez, es probable que muchos países emergentes y en desarrollo sigan teniendo enormes dificultades como resultado del lento proceso de vacunación; de los problemas en la gestión de la deuda; las tensiones causadas por la creciente pobreza; y las limitadas posibilidades de implementar políticas.

  El lento proceso de vacunación hará que muchos países emergentes sigan teniendo enormes dificultades  


Las economías que dependen de los viajes y del turismo encontrarán la recuperación particularmente lenta, especialmente si siguen surgiendo nuevas mutaciones. El hecho de que muchos gobiernos son corruptos, ineficaces, o ambos, no ayuda para nada en esta situación. Eso siempre importa. En momentos anormales, como éstos, es aún más importante.

Nada sería más insensato para los legisladores de los países ricos que suspirar con alivio y desentenderse de los retos globales que enfrentan. Ellos deben, más bien, hacer lo que sea necesario para vacunar al mundo entero para fines del próximo año y apoyar el desarrollo de vacunas de refuerzo para todos, si es necesario.

Brasil posterga la inmunización de grupos de riesgo por falta de vacunas: casi 80 millones de personas deberán esperar

Deben hacer lo que sea necesario para garantizar que todos los países tengan los recursos que necesitan para superar estos shocks económicos y sanitarios. También deben hacer lo posible para asegurarse de que, si surgen crisis de deuda, sepan quiénes son los acreedores - oficiales y privados - y cómo gestionar la negociación resultante.

Por último, pero no menos importante, los legisladores deben aprender las lecciones de esta pandemia. Hasta ahora ha matado a 3 millones de personas y ha causado un enorme impacto económico. La próxima fácilmente podría ser mucho peor en estos dos tristes aspectos. Las "islas" de supuesta seguridad no prosperarán en un mundo de amenazadoras enfermedades.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios