Bitcoin, del 'criptoinvierno' a la 'edad de hielo': por qué siguen bajando los precios

La "apatía" se apodera de las criptomonedas, que no se recuperan tras el desplome del mercado de este año.

Tras un espectacular desplome a principios de año, las criptomonedas se fueron a dormir, lo que sugiere que los inversores amataeur se han desenamorado de la otrora emocionante clase de activos y que los grandes fondos han decidido mantener la distancia.

El precio de la criptomoneda más importante, bitcoin, ha oscilado mayoritariamente en torno a los u$s 20.000 desde agosto, tras haber alcanzado un máximo cercano a los u$s 70.000 hace un año. Ether, la segunda criptomoneda en relevancia, no ha logrado remontar desde su revisión ambiental en septiembre. La volatilidad promedio anualizada de bitcoin es ahora la más baja desde octubre de 2020, según la plataforma de análisis CryptoCompare.

Al principio, la caída de los precios de las criptomonedas se describió como 'criptoinvierno', una de las caídas periódicas del mercado. Pero la duración de esta fase, combinada con las miles de pérdidas de puestos de trabajo en el sector en los últimos meses, sugiere que se trata más bien de una edad de hielo, sin que surjan grandes teorías sobre cuál será la próxima fuente de combustible para los repuntes.

Criptomonedas: cómo es el primer centro de rehabilitación para los 'cripto-adictos' 

"El silencio narrativo es ensordecedor", dijo Edmond Goh, jefe de operaciones del broker de criptomonedas B2C2. "Eventualmente llegará una narrativa que [romperá el estancamiento] -tal vez la inflación o un gran anuncio regulatorio. Tal vez algo completamente inesperado".

El grupo de inversión y comercio de activos digitales CoinShares describe esto como un "período apático".

En parte, las criptomonedas han sufrido el mismo malestar que otras clases de activos altamente especulativos desde que quedó claro, hace casi un año, que las tasas de interés de Estados Unidos tendrían que subir rápidamente para hacer frente a la inflación.

El Nasdaq, con un alto componente tecnológico, ha caído un 30% en el último año, uno de los peores resultados de los mercados desarrollados. Pero la caída de bitcoin, cercana al 70% en el mismo periodo, es más pronunciada, y el colapso en mayo de la criptomoneda luna, y el de su stablecoin hermana terraUSD, le hizo perder unos u$s 40.000 millones a los inversores y sacudió más profundamente la confianza en las criptomonedas. La capitalización de mercado del sector se ha reducido de u$s 3,2 billones a menos de u$s 1 billón.

Miles de personas perdieron sus puestos de trabajo después de que exchanges de criptomonedas como Coinbase y Gemini recortaran gran parte de su personal, mientras que el hedge fund de criptomonedas Three Arrows Capital y la plataforma de préstamos Celsius Network se han hundido en la bancarrota. También han renunciado a sus puestos altos ejecutivos de todo el sector, como los exCEO Jesse Powell de Kraken, Michael Saylor de MicroStrategy y Alex Mashinsky de Celsius.

El chato precio ha disuadido a los especuladores, dejando el mercado a los inversores de largo plazo. Morgan Stanley estimó esta semana que el 78% de todas las unidades de bitcoin no habían sido utilizadas para ninguna transacción en los últimos seis meses, una cifra récord.

Bitcoin: por qué los fans siguen creyendo en las criptomonedas pese al derrumbe de precios

Aparte del endurecimiento de las tasas de interés, algunos de los principales argumentos en los que se basan las criptomonedas han resultado defectuosos. El experimento de El Salvador con el bitcoin como moneda oficial ha fracasado, mientras que las criptomonedas han fallado como cobertura contra la inflación: los precios han caído incluso cuando la inflación en las economías desarrolladas se ha acercado al 10%.

"En los últimos años, [bitcoin] no ha actuado como cobertura contra la inflación ni como depósito de valor", afirma Alkesh Shah, estratega de activos digitales del Bank of America.

Ni siquiera un exitoso cambio de las prácticas de minería de criptomonedas, que consumen mucha energía, a una alternativa sin emisiones de carbono ha ayudado a levantar el ánimo. En septiembre, Ethereum realizó la llamada Merge, saltando a una blockchain más ecológica. La medida ha reducido el uso de energía de la red en un 99%, pero todavía no ha provocado un aumento del valor del ether.

Bitcoin en alerta: qué es el Merge de Ethereum y cómo puede afectar a las criptomonedas

Los mineros de criptomonedas también están sintiendo la presión. Mientras tienen que gastar cada vez más dinero en energía, la criptomoneda con la que se les recompensa está cayendo.

La semana pasada, la empresa minera Core Scientific, que cotiza en Bolsa, advirtió que podría quedarse sin liquidez a fines de año y tener que declararse en quiebra, lo que ha provocado una caída de sus acciones de más del 70%. En una declaración reglamentaria, la empresa apuntó al bajo precio de bitcoin, al aumento de los costos de electricidad y al litigio con la plataforma de préstamos Celsius, ahora en quiebra.

A pesar del desplome del valor, algunos siguen siendo optimistas. Dan Ives, director gerente de Wedbush Securities, afirmó que "este ha sido un periodo brutal para los activos de riesgo, incluidas las criptomonedas... pero la clase de activos está aquí para quedarse". Sin embargo, también dijo que "la blockchain y más casos de uso son clave para el cripto mirando hacia el futuro".

¿Bitcoin no es una criptomoneda? Cómo los 'puristas' quieren despegar a BTC de la mala fama

En agosto, Coinbase anunció un acuerdo con BlackRock para dar a los clientes de la gestora de activos acceso a los activos digitales, en un movimiento considerado como un posible momento decisivo para las esperanzas de la criptografía. El gigante de la gestión de activos dijo que "sigue viendo un interés sustancial" por parte de los clientes institucionales a pesar de la caída del mercado.

Nasdaq, Mastercard y BNY Mellon también han anunciado servicios de criptografía en las últimas semanas, lo que refuerza el argumento de que el interés institucional por los activos digitales se mantiene a pesar de la caída de este año. Pero puede pasar algún tiempo antes de que el interés se convierta en algo más firme.

"No hay fundamentals que sustenten las criptomonedas, o si existen, no han sido identificados todavía", dijo Charley Cooper, director gerente de la firma blockchain R3. "La idea de que de repente vamos a ver una espectacular carrera alcista antes de que la economía en general se afiance, creo que es fantasiosa".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.