Empresas

Iberdrola supera las expectativas del primer trimestre y gana más del doble que en 2023

La empresa eléctrica presentó sus números del primer trimestre del año. Cuáles son las expectativas entre los accionistas para este 2024.

En esta noticia

Iberdrola presentó el balance correspondiente al primer trimestre de este año, con un beneficio neto de 2760 millones de euros, esto es un 85,85% más frente a los 1.485 millones del primer trimestre de 2023. 

Este fuerte incremento de las ganancias se debe en gran parte a la venta de sus centrales de ciclo combinado de gas en México, operación por la que obtuvo una plusvalía 1165 millones, y a la recuperación del déficit en el negocio comercial del Reino Unido, que supuso un impacto positivo de 238 millones de euros en la ganancia neta.

Asimismo, la eléctrica mejoró su previsión de beneficios para 2024, el que superará los 5000 mil millones de euros, cifra que marcará un nuevo récord para la compañía.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, afirmó, en el comunicado envidado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV), que "estos resultados muestran la solidez del modelo de Iberdrola y el impacto positivo de las inversiones incluidas en nuestro Plan 2024-26. La buena evolución de nuestros negocios en el primer trimestre, unida al crecimiento de las inversiones ya en curso, que nos permiten además mejorar nuestras previsiones para el conjunto del ejercicio 2024".

Siguiendo con los resultados, destaca el resultado bruto de explotación (EBITDA) que alcanzó un beneficio 5857 millones de euros que, excluyendo la operación de México, las ganancias llegan a los 4140 millones, con un incremento del 10% en términos recurrentes, impulsado por el crecimiento en el negocio de las redes eléctricas por los nuevos marcos tarifarios en los Estados Unidos, el Reino Unido y Brasil, como también por una mayor contribución de la generación renovable.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola. (Fuente: Iberdrola)

Las ventas, en cambio, cayeron desde los 15.460 millones logrados en los tres primeros meses de 2023, a los 12.678 millones registrados de enero a marzo este año, lo que indica una reducción de 18 puntos porcentuales.

El flujo de caja operativo alcanza los 3145 millones de euros, con un aumento del 14% en términos recurrentes. Ello, unido al cobro de la operación de desinversión de algunos activos en México, sitúa la ratio FFO/deuda neta en el 25%. Además, la compañía cuenta con una liquidez de 22.400 millones de euros, lo que le permitiría cubrir 26 meses de necesidades financieras sin recurrir al mercado.

En lo que respecta a las inversiones, éstas superaron los 2380 millones de euros, lo que implica un 36% más en relación al mismo lapso de tiempo de 2023. Este incrementó obedeció al dinero inyectado en las redes de transporte (51%) y la eólica marina, que se llevó un 40%.

La primera eléctrica de Europa destinó a las energías renovables más de 4 euros por cada 10 euros. En tanto, poco más de la tercera parte de su inversión tuvo como destino a los Estados Unidos. Otro 20% del dinero se lo repartieron entre el Reino Unido y España, mientras el 15% fue a los mercados de América Latina. Finalmente, el 10% restante llegó a Europa continental y Australia.

En la conferencia con los analistas, Galán aseguró que la electrificación es imparable, y vaticinó que a partir de 2030 va a haber un fortísimo bum, empujado por el transporte, por la refrigeración y las calefacciones, por la industria y por los centros de datos. "El panorama va a cambiar de forma drástica", afirmó.

Así las cosas, Iberdrola informó que, en 2024, la inversión rondará los 12.000 millones de euros.

Dividendo para accionistas

Iberdrola celebrará su junta general de Accionistas el próximo 17 de mayo (Fuente: Shutterstock)

En cuanto a la retribución al accionista, Iberdrola presentará para aprobación en su Junta general de Accionistas, que se celebrará en Bilbao el próximo 17 de mayo, el pago de un dividendo complementario de 0,348 euros por acción en julio, que se sumarán a los 0,202 distribuidos en enero.

El dividendo total con cargo al ejercicio fiscal 2023 se incrementará un 10,8% respecto al abonado por los resultados de 2022, hasta alcanzar los 0,55 euros por título. A este importe se añadirán 0,005 euros por acción si el quórum de constitución de la Junta alcanza el 70%.

Mejora en las perspectivas para 2024

El presidente de Iberdrola mejoró las previsiones para 2024, hasta situar el crecimiento del beneficio neto en un dígito alto (excluyendo cualquier plusvalía por rotaciones de activos), gracias al fuerte desempeño operativo, la contribución de las inversiones -12.000 millones de euros para este ejercicio- y la aportación de los nuevos marcos regulatorios en el negocio de redes en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil.

A lo largo del año seguirán entrando en servicio tres proyectos de eólica marina: St. Brieuc, (500 MW, Francia); Vineyard Wind 1 (800 MW, EE. UU.) y Baltic Eagle (475 MW, Alemania). Además, la compañía contará con mayor recurso procedente de las renovables gestionables.

Por otra parte, Galán aseguró esta mañana que Iberdrola no tiene previsto cerrar sus centrales de ciclo combinado en España, desmintiendo de esa manera lo publicado por Cinco Días y La Vanguardia, periódicos que en su momento informaron de las intenciones de la eléctrica de cerrar sus centrales de ciclo combinado en España antes de 2030.

Qué dicen los analistas

Bankinter destacó que las cifras de Iberdrola se situaron por encima del consenso, "dado que el beneficio neto por acción, excluyendo la venta de activos en México, mejoró un 7% frente a la suba del 3% estimada.

Para Bankinter existen diversos factores positivos en los resultados del primer trimestre. La entidad se refiere al crecimiento en la base de activos regulados en redes y revisiones de tarifas, y también habla de la mejora del margen de comercialización y de la nueva capacidad en renovables.

Por el lado negativo, Bankinter menciona los menores resultados de la gestión del gas, la ausencia de factores positivos no recurrentes incluidos en el primer trimestre de 2023, como podrían ser la recuperación del déficit de tarifa en Reino Unido, la compensación de costes de tormentas en los Estados Unidos o a los altos ingresos financieros por derivados, entre otros.

"Los resultados podrán mejorar a lo largo del año a media que se diluyan estos factores positivos del primer trimestre de 2023 y las nuevas inversiones del grupo en 2024 vayan gradualmente haciendo una contribución positiva a los resultados", afirma el banco, que mantiene su recomendación de "comprar", y otorga a Iberdrola un precio objetivo de 13 euros por acción.

De acuerdo a Renta 4, los resultados recogen de manera extraordinaria los efectos positivos de las plusvalías por la venta de los activos de México. Pero enseguida matiza que "sin dichos efectos, las cifras seguirían estando por encima de las expectativas del consenso".

"Elevan el crecimiento previsto, excluyendo plusvalías, a dígito alto simple, desde dígito medio simple (+5%-+7%) que dieron en febrero", dice el informe del banco de inversión. También destaca que "además de los efectos positivos por el comportamiento de las divisas, se observa buena evolución operativa del conjunto de los negocios, mayor base de activos regulados, mejores tarifas en Reino Unido, Estados Unidos y Brasil, así como mayor producción renovables y mayor contribución de la actividad comercial".

Por último, Renta 4 mantiene la visión positiva sobre el valor a largo plazo. Y fija el precio objetivo a 13,60 euros, mientras su recomendación es "sobreponderar".

Tras destacar las fortalezas de Iberdrola, para MarketScreener entre los puntos débiles sobresalen las estimaciones de los analistas para quienes este grupo se encuentra entre las empresas con menores perspectivas de crecimiento. "Las perspectivas de crecimiento de los beneficios de la empresa carecen de dinamismo y son una debilidad", reproduce.

Por otra parte, sostiene que la empresa se encuentra en una situación financiera difícil, con una deuda importante y unos niveles de EBITDA bastante bajos.

"En los últimos doce meses, las expectativas de ventas se redujeron considerablemente, lo que significa que se espera un volumen de ventas menos importante para el año fiscal actual que para el período anterior", sostiene, y concluye que "las previsiones de ventas de la compañía para los próximos años fueron revisadas a la baja, lo que presagia una nueva ralentización del negocio. La opinión general del consenso de los analistas se deterioró considerablemente en los últimos cuatro meses".

Temas relacionados
Más noticias de iberdrola