Empresas

Golpe al mercado inmobiliario: Colonial cae en el IBEX tras aplicar su plan de desinversión

La empresa inmobiliaria lleva perdidos 299 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Durante la jornada del jueves 9 de noviembre, Colonial perdió un 3% en el IBEX.

Inmobiliaria Colonial lleva perdidos en los primeros nueve meses del año 299 millones de euros, comparados con los 398 millones, cifra que había alcanzado en los mismos tres meses de 2022, aunque la firma destacó sus resultados recurrentes, con 129 millones (+8%) que mejoraron las del mismo período del año anterior.

Fueron esos números la que hizo que sus acciones inaugurasen ayer la rueda del IBEX con una caída superior al 3% por ciento, pulverizando la subida superior al 6% en una sola rueda de hace una semana.

"Las cifras del tercer trimestre muestran un incremento elevado del beneficio recurrente por acción, continuando con la senda positiva de años anteriores", explicó Juan José Brugera, presidente de Colonial, luego de dar a conocer los números del tercer trimestre, los que momentos antes habían sido presentados a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Colonial sufrió pérdidas en la Bolsa de Madrid (Fuente: Shutterstock)

Amén de los recurrentes, fueron esos números negativos lo que hicieron que las acciones de la compañía arrancaran hoy e IBEX con una pérdida superior al 3%, pulverizando en parte la subida superior al 6% en una sola rueda, de hace una semana, cuando había registrado los mejores beneficios en tres años.

Esa reacción en la bolsa obedece, según analistas de mercados, a los efectos del plan de desinversión que llevó adelante la empresa en los últimos meses, que se ubicó en los 574 millones de euros.

En cambio, al determinar los factores que provocaron el crecimiento de los ingresos recurrentes, Colonial destacó la capacidad de capturar el efecto de indexación, crecimiento de rentas y aumentos de ocupación, complementados por los ingresos adicionales por la entrega de proyectos.

Asimismo, resaltan la gestión eficiente de los costes, que dio como resultado un aumento del EBITDA del 13 % interanual, que habilitó ese incremento del 8% en el ingreso recurrente del 8%.

A la hora de analizar el resultado neto negativo, la firma sostiene que se debió al programa de desinversiones, aunque el neto de las operaciones continuadas de su cartera se elevó un 19% comparados con el 2022.

Así se refleja por la valoración de la cartera de activos que ha resistido, al registrar una corrección del valor "like-for-like", con 29 millones de euros negativos, lo que no supone una erogación de caja.

La plana mayor de Colonial en rueda de prensa (Fuente: Colonial)

En cuanto a los ingresos netos de gastos, estos subieron un 10% y comparados "like-for-like" en un 11%. En ellos se destacan los obtenidos en su cartera de París con un incremento del 14% totales y comparables, los mismos se ubicaron en un 8%.

Por su parte, la cartera en Madrid, ese aumento fue de un 8% en términos totales, empujados por un fuerte aumento del 20% cuando se los compara, mientras que los de Barcelona han demostrado estabilidad, con un aumento del 10%, en términos comparables.

En la presentación del ejercicio, Brugera sostuvo que "el incremento de doble digito del EBITDA en combinación con unos costes financieros fijos nos permite ofrecer una de las mejores respuestas del sector inmobiliario europeo al entorno actual".

La cartera de activos prime ha capturado un alto volumen de contratos en niveles de máximos históricos, alcanzado los 74 contratos de alquiler correspondientes a 113.285m². En términos económicos se han firmado contratos por un valor anualizado de 49 millones de euros.

Asimismo, Brugera ha apuntado que "el incremento de doble digito del EBITDA en combinación con unos costes financieros fijos nos permite ofrecer una de las mejores respuestas del sector inmobiliario europeo al entorno actual".

Al repasar la ocupación de su cartera, la misma fue del 97%, lo que representó una mejora de 168 puntos básicos en lo que va del año, lo que le permitió una liquidez financiera de 2.733 millones de euros, con el total de su deuda a un tipo fijo de un 1,72%.

Para los responsables máximos de la empresa, la ocupación en París "fue total" y en Madrid, los espacios libres "ya son escasos", lo que abre buenas perspectivas para lo que queda del año y para el 2024.

Para Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, "nuestra apuesta por los mejores activos del mercado ha permitido de nuevo firmar un volumen de contratos muy elevado, capturando las rentas máximas en el mercado y consolidando una de las ratios de ocupación más altas del sector".

En lo que corresponde a la cartera de proyectos, Colonial cuenta con una cartera de proyectos de 183.885m², distribuidos en 8 activos. Durante el tercer trimestre de este año se concretó la entrega del proyecto Louvre Saint Honoré, antes de la fecha prevista, lo que completó la finalización de siete proyectos de los ocho activos de su cartera.

Queda por entregar el proyecto, aún curso, de Méndez Álvaro Campus (activo situado en el sur de la Castellana de Madrid) del que se prevé su entrega a principios del 2024.

Otro de los factores que destacó Colonial en la presentación de sus cifras, es su calificación crediticia de BBB+ ratificada durante este ejercicio por parte de Standard & Poor's, "la más alta en el sector inmobiliario español".

Cuando se le preguntó a Brugera por la posibilidad de que las oficinas de la sede Colonial, vuelvan a radicarse en Barcelona (después del cambio hacia Madrid hace ya unos años), ahora que el gobernante Partido Socialista (PSOE) y Junts, alcanzaron un acuerdo para una amnistía, el presidente de Colonial respondió que es un tema que "no corresponde" abordar ahora, "lo estudiaremos atentamente, una vez que se conozca el plan".

Temas relacionados
Más noticias de empresas