ACTUALIZACIÓN

Segmentación de tarifas: cuánto aumenta el agua y desde cuándo se aplica en la boleta

A través de la resolución 91/2022, la Secretaría de Obras Públicas de la Nación dispuso el ajuste de las tarifas de agua, luego de pasar por la instancia de la Audiencia Pública. A diferencia de la luz y el gas, quienes tienen tarifa social, no recibirán facturas con aumento.

La Secretaría de Obras Públicas de la Nación oficializó este jueves el incremento en la tarifa de agua potable para usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y 25 municipios del conurbano bonaerense, que en la actualidad reciben el servicio de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA).

A través de la resolución 91/2022 publicada en el Boletín Oficial, el aumento será de 32% y se aplicará en dos tramos: desde el 1 de julio, el incremento será de 20%, y a partir del 1 de octubre se ajustará la tarifa con el porcentaje restante, para completar de ese modo el aumento fijado por el Gobierno. 

Tarifas: por qué para Malena Galmarini el ajuste en el agua será "simbólico"

De acuerdo a la resolución, los 250.000 beneficiarios de la tarifa social de agua no tendrán ajustes al alza en sus tarifas. Para llegar a ese ajuste neutro se aplicará un descuento extra al ya percibido.

Tarifas de agua: Aysa quiere otro aumento más después del 32%

"Aplíquese a los usuarios beneficiarios del Programa de Tarifa Social con beneficio vigente hasta la entrada en vigor de la presente medida, un descuento adicional que neutralice el efecto de la aplicación de la modificación tarifaria establecida por la presente en sus artículos 1 y 2; dicho descuento se mantendrá hasta la fecha de renovación o cese del tal beneficio", detalla la norma, que lleva la firma del secretario de Obras Públicas, Carlos Augusto Rodríguez.

Qué pasará con la instalación de medidores

La resolución estableció "suspender por cinco años el cobro del cargo por instalación del medidor a aquellos usuarios de todas las categorías que soliciten la modalidad de facturación medida, conforme los planes y presupuesto aprobados".

La actualización de la tarifa del agua es la primera que se aplica desde mayo de 2019. En un contexto de tarifas de servicios públicos que se están ajustando, siguiendo el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el agua no será la excepción. 

Segmentación de tarifas: confirmado, estos son los nuevos topes para no perder los subsidios

Pero hay que aclarar que quedará por debajo del promedio de aumentos que rigen para la luz y el gas (42% para quienes no pierdan subsidios y de 20% para los incluidos en la tarifa social). 

Pese a ello, desde AySA aseguran que "los ingresos tarifarios no alcanzan a cubrir la totalidad de los costos derivados de la prestación de los servicios".

En base a ello, no se descarta un aumento adicional antes de fin de año, que se sume a una mayor quita de subsidios para el 10% de los usuarios de altos ingresos, algo que ya había sido anticipado por Malena Galmarini, la titular de AySA, en la audiencia pública en la que se trató el actual aumento.

Las facturas actuales de agua tienen un valor promedio de $ 300, y de esta manera el servicio de agua se posiciona como el más barato de todos, considerando que el 90% de los usuarios paga menos de $ 1000 bimestrales.

Después de la energía, se debate la tarifa de agua: ¿de cuánto es el aumento que pide Aysa?

Según estimaciones oficiales tras la suba formalizada este jueves, en promedio las facturas rondarán los $ 400 y la mayoría de los clientes tendrá que pagar unos $ 1300 cada dos meses.

Cómo es la segmentación de los aumentos

AySA estima que sus ingresos treparán a unos $ 33.000 millones una vez que se ajusten las tarifas. Esto le permitirá cubrir aproximadamente un 37% de los gastos operativos de la compañía, de acuerdo al documento presentado en la audiencia pública.

Segmento bajo: Abarca a 1,1 millón de clientes, que tendrán una suba de $ 350 en el bimestre, con lo que la factura promedio quedará en $ 1400 bimestrales. 

Segmento medio: Afecta a 980.000 hogares, quienes recibirán facturas con subas de $ 360, y un valor bimestral de $ 1500 promedio.

Segmento alto: Son unos 500.000 usuarios, a los que se aplicará subas de tarifas de $ 400 en el bimestre. La boleta pasará a tener un valor de $ 1640 en el período bimestral. 

Por último, hay otro grupo de unos 85.000 clientes, que deberán pagar unos $ 1000 más por bimestre, de manera que la tarifa bimestral terminará superando los $ 4000.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios