Giros al exterior

Salida incierta: deuda, intimaciones y demanda de dólares le ponen suspenso al cepo importador

Desde hace dos meses se frenaron los pagos de bienes y servicios al exterior y, tras el balotaje se cortó el diálogo con BCRA y Comercio. El sector advierte por la crisis de divisas y eleva propuestas a Milei

En esta noticia

La promesa de introducir "cambios drásticos sin gradualismo" que Javier Milei ratificó tras vencer a Sergio Massa en el balotaje, entusiasma a parte del sector privado, sin embargo, el nivel al que corre la deuda comercial, al borde de los u$s 60.000 millones, no permiten pensar en una salida de shock.

"Ningún plan puede aplicarse sin ver la situación en detalle", expresó un referente industrial y aclaró que, en este caso, el panorama es de "extrema gravedad".

En distintos momentos del año, Sinosure (China Export & Credit Insurance Corporation), que oficia como asegurador de los exportadores de China, informó a sus clientes de distintos rubros que suspenderá embarques y no autorizará la entrega de las mercaderías que están llegando en este momento a los puertos argentinos

En término de intimaciones, las más perjudicadas son las pymes que no cuentan con respaldo, sin embargo, en relación al volumen de la deuda y los plazos de vencimiento "el nivel de litigiosidad es bajo", contó Eduardo Vazquez, director general de Síntesis, proveedor de informes y cobranzas para América Latina de Sinosure.  

La situación es "crítica", "las empresas quieren cobrar", explicó a El Cronista Vázquez

Salida incierta

Tras los primeros encuentros con los equipos que lideran Diana Mondino (Cancillería) y Guillermo Ferraro (Producción) tanto exportadores como importadores aseguran que "así no se podía seguir" pero no vislumbran una resolución rápida al endeudamiento que comenzó a generar intimaciones y, peor aún, quiebre de stocks en sectores sensibles como automotriz y salud.

"No creo que se pueda liberar todo, supongo que tendrán que hacerlo progresivamente, pero algunos gestos políticos podrían ayudar a que las empresas estén mejor y las expectativas mejoren", se entusiasmó un importador de insumos plásticos.

En octubre la deuda por importaciones de bienes aumentó u$s 3000 millones y representó un salto "récord" mensual para la gestión de Alberto Fernández según estimó Salvador Vitelli, jefe de Research de Romano Group.

La deuda con proveedores de bienes y servicios asciende a u$s 58.500 millones y 66% posee vencimientos a corto plazo. "Del total, u$s 38.500 millones es exigible, tiene intereses vencidos, no tiene vencimiento o vence entre 0 y 3 meses", aclaró el economista.

Aunque el monto de intereses que devenga no crece de manera significativa ya que es una deuda que "se rollea", el problema es el stock de mercadería. "Las empresas locales han tomado deuda por un monto límite y desde casas matrices no están dispuestas a otorgar mayor financiamiento", diagnosticó.

Las empresas están digiriendo este momento de distintas formas, según la cintura crediticia y la dependencia de piezas o insumos del exterior. "Algunas automotrices tienen ciento de unidades frenadas a la espera de una pieza; otras han reducido turnos y existen 5000 cirugías de rodilla demoradas por falta de prótesis", dimensionó un dirigente empresario.

Además, resaltó que hasta el balotaje existía un canal de emergencia en la mesa del Banco Central, pero "se cortó todo diálogo" tanto para acelerar los giros de fondos como con la Secretaría de Comercio.

Este lunes la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (Amcham), que representa a más de un centenar de multinacionales que operan en el país, advirtió por "el estado crítico del sector productivo" y exhortó al próximo gobierno a eliminar restricciones de giros de divisas que llevaron la deuda a u$s 56.000 millones.

"El 90% de las importaciones van al sistema productivo; la problemática es general pero afecta más a las pymes porque son las que menos espalda tienen para sostener los pagos y tomar crédito en el exterior" señaló Andrés Traverso, jefe del Departamento de Comercio Exterior de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) y apuntó al incremento de divisas como la alternativa más saludable para que el sector comience a normalizarse

Además de un mejor panorama de liquidación del agro, el 2024 traerá exportaciones de litio "más representativas" y una balanza energética favorable, destacó.

Dudas y deudas 

¿Cómo? ¿Cuándo? y ¿Con qué dólares? se va a liberar la importación son algunas de las incógnitas que desvelan en una transición con mucha incertidumbre. "Se habla de los dólares para cubrir las Leliq pero nada se menciona de la deuda de importaciones que se generó por no poder hacer giros al exterior", planteó Juan Pablo Bastero, director General de Jidoka.

En ese sentido, planteó el riesgo de liberar el cepo con un dólar diferencial o unificado; "todos van a querer cancelar pagos y son casi u$s 60.000 millones, a lo que se suma la demanda normal del sector productivo" dijo y coincidió en que el equilibrio requerirá "gradualidad".

Bastero es titular de una compañía que produce pantallas LED en el país y se encuentra "al límite" de interrumpir la producción, por la falta de autorización para pagar un insumo que representa tan sólo el 30% del bien final. "La prioridad tienen que ser las pymes", dijo y planteó el caso de un cliente que produce maquinaria agrícola, pero dejó de producir, pese a contar con crédito comercial en el exterior, por la incertidumbre

"No se puede hacer ninguna estimación de costos si hoy deberías importar con un dólar a $370 y se está hablando de $600 a $700; es imposible", marcó y asumió que también por la falta de certezas "el que pudo se estoqueó".

Consumo y recesión

Hasta ahora, el alto endeudamiento pone en duda la salida rápida del cepo, por eso, tanto grandes como pequeños empresarios coinciden en 3 puntos que pueden "ordenar" los problemas en un plazo de 3 a 6 meses. 

En primer término, remover la restricción de ingreso al MULC por 90 días para quienes operan con dólares propios o financieros; "calendizar" los compromisos de pago con casas matrices y proveedores del exterior -como sucedió en 2016- mientras se comienzan a "normalizar" las autorizaciones de giros al exterior de cada mes

Aun así, el pronóstico para los próximos meses - diciembre y enero particularmente - es "recesivo", tanto por los giros al exterior que "están en cero hace 2 meses" y van a generar "problemas de oferta", sino también porque se está planteando una devaluación de 100%, advirtió un ejecutivo de una empresa de consumo masivo. 

En su proyección sumó la "inflación retenida" por Precios Justos y empresas que comenzaron a "recuperar precio" al otro día del resultado electoral

El "golpe de realidad", mencionó, resultará en una inflación que no va a bajar del 20% en los próximos tres meses y que comenzará a "acomodarse" en el segundo semestre a partir del nivel de convalidación de aumentos que se vea en las góndolas.  

Temas relacionados
Más noticias de Importaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • EDB

    Enrique de Biedma

    05/12/23

    Esto el mercado lo arreglaría bastante rápido. Oferentes y demandantes, a la larga habrá mas oferentes. es un pais con un enorme potencial exportador.

    0
    0
    Responder