POLITICA ECONOMICA

Renta inesperada: la UIA ratificó ante Alberto Fernández su rechazo a crear nuevos impuestos

El Presidente recibió a los empresarios para analizar la situación del país y si bien no se habló en detalle del impuesto propuesto por Guzmán se adelantó el rechazo pleno; la UIA presentó el "Libro Blanco" con propuestas para salir de la crisis

Fue una reunión "muy buena" con un "rico debate", según los participantes. Pero más allá de las formalidades, una certeza dejó el encuentro de Alberto Fernández y parte de su gabinete con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA): los empresarios ratificaron ante el Presidente que no están de acuerdo con la creación de nuevos impuestos como el de la renta inesperada que impulsa el Gobierno como herramienta para enfrentar la inflación y sustentar los programas de ayuda a los sectores desprotegidos.

El titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, fue categórico y expresó a la salida del encuentro con el Presidente en la Casa Rosada que "no vamos a opinar de un proyecto de ley que no conocemos pero a priori podemos decir que no estamos a favor de crear nuevos impuestos".

Luego de una hora y media de reunión a puertas cerradas en el primer piso de la Casa Rosada los empresarios dejaron en claro sus diferencia con el Gobierno a la hora de encarar propuestas de cara a la crisis económica y a reforzar el crecimiento de la Argentina.

Por su parte, la secretaria de Relaciones Económicas de la Cancillería, Cecilia Todesca, admitió que el proyecto de ley de renta inesperada que anunció la semana pasada el ministro de Economía, Martín Guzmán aun se encuentra en etapa de análisis. Es decir, ni siquiera hay un proyecto en borrador de esta iniciativa que apunta a imponer una renta única a las empresas que facturaron más de 1.000 millones de pesos durante los últimos tiempos como producto de la venta de alimentos y otros insumos en medio de la guerra de Rusia con Ucrania.

En este sentido, como adelantó El Cronista, no hay aun un proyecto de ley que el Gobierno haya podido exponer ante los empresarios de la UIA. Pero el Presidente ya recibió en persona el desagrado de los industriales respecto de la creación de nuevos impuestos.

Sin freno, la inflación de alimentos alcanzó un récord de los últimos cinco años

En la reunión que se realizó con la UIA el Presidente estuvo acompañado por los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Producción, Matías Kulfas; Todesca y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. Por el lado de la UIA además de Funes de Rioja estuvieron Luis Betnaza, Adrián Kaufman, Luis Tendlraz, Miguel Rodríguez, Isaías Drajer, Carlos Garrera y David Uriburi.

Por su parte, Funes de Rioja aclaró que la industria busca "soluciones y paliativos" ante volatilidad de precios y en este sentido los referentes de la UIA le llevaron al Presidente el "Libro blanco" de que es un documento con "Propuestas UIA para un desarrollo productivo federal, sustentable e inclusivo". 

Según explicó el titular de la UIA, el objetivo central de este trabajo es impulsar la inversión, el empleo, el entramado industrial y las exportaciones. "Se trata de propuestas concretas para ofrecer crecimiento al país", dijo.

En función de sostener la recuperación de 2021 y transformarla en crecimiento, las iniciativas del documento buscan alcanzar que la actividad industrial crezca un 27% para recuperar el máximo per cápita; crear 268.000 puestos para alcanzar el ratio de 30,1 puestos por cada mil habitantes.

Al respecto, Funes de Rioja señalo que  el compromiso de la UIA de "seguir tratando de construir y no de destruir" al enfatizar que "los actores sociales tuvieron la capacidad de adaptación para tener en cuenta el contenido del poder adquisitivo del salario y la subsistencia de las pymes, mucho más expuestas a procesos de volatilidad como la inflación".

En nombre del Gobierno la secretaria Todesca dijo que "hay miradas que compartimos y otras que no" con la UIA pero destacó que "está muy bien que los empresarios presenten propuestas superadoras para el crecimiento de la economía".

No obstante, los dos sectores aclararon a la prensa que no se detuvieron a analizar la propuesta del Gobierno de crear una renta inesperada simplemente porque aún no hay proyecto siquiera en borrador.

Guzmán había indicado que la iniciativa alcanzará a un universo de entre 50 y 100 grandes empresas que se beneficiaron por la suba de precios de los commodities. Aportarían $ 200.000 millones a la recaudación, según indicó El Cronista

La intención del Gobierno es cubrir un paquete de gasto social que llegó a 0,4% de PBI con la ampliación de la tarjeta Alimentar, el nuevo IFE y el bono a jubilados. Las metas fiscales se cumplen por ahora y el Gobierno confía en que no habrá problemas para recibir el segundo desembolso.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios