GANANCIAS EXTRA

Renta inesperada: las claves del proyecto que presentó el Gobierno para "mejorar la distribución"

Tras la salida de Matías Kulfas, Alberto Fernández y Martín Guzmán presentarán el proyecto para captar la renta inesperada de las empresas por la guerra en Ucrania. Un gesto al kirchnerismo y un test antes de reunirse con el círculo rojo.

El Gobierno presentó esta tarde el proyecto de renta inesperada de las grandes empresas con ganancias netas de más de $ 1000 millones, que busca cerrar la grieta con el kirchnerismo y recaudar más fondos para asistir a los sectores más vulnerables. El texto para gravar a las ganancias inesperadas se anunció con una presentación a cargo del presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Renta inesperada: las claves del proyecto 

El anuncio fue confirmado a El Cronista por la portavoz Gabriela Cerruti. La convocatoria se pautó para la tarde a las 17 y el Gobierno invitó a empresarios para el lanzamiento. 

La renta inesperada avanza pese al rechazo empresario: cuándo se presenta el proyecto

Renta inesperada: Martín Guzmán dio detalles sobre el impuesto y pidió "separar las cosas"

El proyecto le servirá a la Presidencia para retomar la iniciativa después de un fin de semana que culminó con el pedido de renuncia a Matías Kulfas, un economista del núcleo duro de Fernández, integrante del Grupo Callao, y su reemplazo por Daniel Scioli, hasta ahora embajador en Brasil.

El proyecto de Guzmán busca captar la renta que generaron las grandes empresas por el diferencial de precios internacionales que generó la guerra en Ucrania. Alcanzaría a entre 50 y 100 empresas y se busca destinar lo recaudado a asistir a los sectores más vulnerables. 

La propuesta logró el visto bueno de los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y apunta a recaudar unos $ 200.000 millones. Ese monto equivale a la transferencia social que lleva adelante el Gobierno con el pago del refuerzo de ANSES para trabajadores informales, trabajadoras de casas particulares, jubilados y monotributistas, con un costo fiscal de $ 209.000 millones y que se termina de pagar este mes.

La propuesta tiene el visto bueno de los técnicos del Fondo Monetario Internacional

"Hay sectores o personas que se han beneficiado con las consecuencias de la guerra experimentando una ganancia que no tiene nada que ver con la inversión. Es una renta inesperada. La forma en la cual el Gobierno Nacional propone lidiar con esa situación que no es justa es creando un mecanismo para poder administrar o distribuir esa renta inesperada", detalló el ministro Guzmán sobre la iniciativa, que había prometido develar antes del 20 de este mes. 

alivios por inversión

La renta inesperada contempla alivios al pago del diferencial si las ganancias adicionales se canalizan en inversión, que pueden bajar la contribución según anticipó Guzmán cuando dio a conocer la idea, hace casi dos meses. 

Hay sectores o personas que se han beneficiado con las consecuencias de la guerra experimentando una ganancia que no tiene nada que ver con la inversión

El proyecto genera rechazo de opositores, tributarias y empresarios, pese a que todavía no se conoció la letra chica. Esos sectores señalan que sumará presión tributaria y Juntos por el Cambio se niega a aprobar en el Congreso nuevos impuestos. 

Martín Guzmán coincide con Paolo Rocca en AEA tras la polémica por el gasoducto y cierra la revisión del FMI

Distribución de la riqueza: los motivos por los que el kirchnerismo se despega

a quiénes alcanza la renta inesperada

Según había detallado Guzmán, el proyecto se enfocará en un conjunto de empresas con ganancias netas imponibles altas superiores a los $ 1000 millones, que en 2021 abarcó solo al 3,2% de las empresas. 

Los productores agropecuarios no están alcanzados, sino las cerealeras, mientras que también entre las energéticas podría haber empresas impactadas. Uno de los ejemplos de renta inesperada se toma de Italia, donde se apuntó a los diferenciales por la suba de los precios internacionales de la energía.

El argumento del oficialismo es que "no se trata de un impuesto" sino de un sistema que capta la ganancia diferencial. Por otra parte, también permite tomar una medida que apunta a conciliar frente a uno de los principales reclamos del kirchnerismo: la redistribución de la riqueza.

El Gobierno aprovecha para salir de la crisis por el cambio de Gabinete en Desarrollo Productivo. Con la propuesta sobre la mesa, Alberto Fernández se dirigirá a la Asociación Empresaria Argentina (AEA) el martes y Guzmán lo hará en persona, en un acto donde habrá beneficiados por la suba de los precios internacionales de los commodities.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • NL

    Norberto Leonardi

    05/06/22

    Gran iniciativa para seguir con el país estancado. Sacarle a unos para darle a los más vulnerables, a los cuales solo le tiran migajas para seguir esclavizándolos. Es el modelo que les gusta y les funciona. Malditos.

    0
    0
    Responder