ESTRATEGIA DIPLOMATICA

Alberto Fernández tendrá una reunión a solas con Joe Biden: la bilateral será en julio y en los Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos lo llamó al Alberto Fernández luego de que el embajador argentino Jorge Argüello se comunicó con la Casa Blanca para ratificar la presencia de la cumbre de Los Angeles.

Primero fue una carta formal a la Casa Blanca y luego llegó un llamado de Washington. El presidente Alberto Fernández dialogó durante 25 minutos con su par Joe Biden y le confirmó que irá a la cumbre de las Américas que se realizará en Los Angeles el 9 y 10 de junio. 

No sólo esto: el jefe de Estado norteamericano invitó a su par argentino a una reunión a solas para el 25 de julio, una vez pasada la cumbre.

Como lo anticipó hoy El Cronista, la Argentina confirmó ayer a Estados Unidos que el presidente Alberto Fernández asistirá a la Cumbre de las Américas que se realizará el 9 y 10 de junio en Los Angeles.

De esta manera, el jefe de Estado llevará las quejas de América latina a Washington en nombre de la CELAC por la exclusión de Nicaragua, Cuba y Venezuela en ese encuentro de jefes de Estado.

La definición de Argentina de ir a la cumbre de las Américas se cristalizó a pleno tras un llamado telefónico que Biden le hizo a Fernández. Allí se ratificó la presencia del presidente argentino en Los Angeles y la invitación para una bilateral en julio.

La Casa Blanca y el gobierno argentino emitieron más tarde un comunicado oficial en el que destacaron que en la charla telefónica de los presidentes "coincidieron en analizar diversos aspectos de la realidad mundial, entre los cuales sobresalieron la problemática de la inseguridad alimentaria, la transición energética, las nuevas cadenas regionales de valor y el cambio tecnológico con inclusión social, en un contexto donde sobresale la importancia de consolidar pasos concretos para garantizar la paz global".

A la vez, el comunicado conjunto de Argentina y Estados Unidos se destacó que Biden formalizó una invitación para que el Presidente de la Argentina visite Washington durante la última semana de julio, tentativamente el día 25, a los efectos de profundizar la relación bilateral en una amplia agenda de temas estratégicos de cooperación, entre otros: cambio climático, cooperación financiera, energías renovables, innovación tecnológica, derechos humanos y producción agro-alimentaria.

"El diálogo (de ambos presidentes) contribuyó a destacar la potencialidad del vínculo bilateral, y a establecer una hoja de ruta que, en el marco de América Latina y el Caribe, permita desplegar oportunidades de desarrollo humano integral, sostenible e inclusivo", señaló por último el comunicado conjunto.

LA CARTA Y EL DIALOGO

"Hoy le confirmamos a la Casa Blanca que Alberto Fernández asistirá a la Cumbre de las Américas y ejerceremos la voz de la CELAC y de la Argentina para hacer los planteos pertinentes", expresó a El Cronista el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello. 

La confirmación su hizo formal por medio de una carta de respuesta de Argentina a la administración norteamericana.

Unas horas después de esa misiva el presidente Biden llamó por teléfono a Alberto Fernández. "Hablaron 25 minutos y hubo muy buena sintonía", comentaron en el Gobierno. Así, el presidente argentino le transmitió a su par de Estados Unidos que viajará a Los Angeles. 

De esta manera, el presidente argentino terminó con los misterios y dudas que había planteado ante Washington sobre su presencia en la cumbre de Los Angeles a raíz de que la administración de Joe Biden excluyó a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la reunión de jefes de Estado por considerar antidemocráticos a esos regímenes.

La comitiva oficial que viajará con el Presidente a Los Angeles está compuesta por el canciller Santiago Cafiero; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro de Producción, Matías Kulfas; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria de Legal y Tecnica, Vilma Ibarra; la portavoz Gabriela Cerruti y el embajador Argüello.   

El embajador Argüello se comunicó hoy con la Casa Blanca para transmitir la decisión de Alberto Fernández de viajar a Estados Unidos para la cumbre de las Américas y en Buenos Aires el canciller Santiago Cafiero hizo lo propio con el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley.

El Presidente tomó esta determinación luego de dialogar con su par de México, Manuel López Obrador, del tuit de apoyo que recibió del venezolano Nicolás Maduro y de una charla con el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel.

También pesó bastante esta decisión los consejos del embajador Argüello y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz quienes le aconsejaron a Alberto Fernández a no hacerle un desplante a Biden. Es que en el gobierno admiten que el presidente de Estados Unidos fue de gran ayuda para que la Argentina pudiera cerrar el acuerdo con el FMI. 

Con todos estos Alberto Fernández tuvo coincidencias en concurrir a la cumbre de presidentes en Los Angeles para llevar, como presidente pro témpore de la CELAC, las quejas de la región a Biden por excluir de la reunión de jefes de Estado a Nicaragua, Venezuela y México.  

DUDAS DE WASHINGON  

En paralelo a todo esto, el gobierno de Estados Unidos dejó a entrever hoy que todavía hay margen para sumar a la cumbre de Los Angeles a Cuba, Nicaragua o Venezuela.

"Todavía tenemos algunas consideraciones finales, pero informaremos públicamente pronto sobre la lista final de invitados", dijo el principal asesor de Biden para América latina, Juan González ante un grupo de periodistas.

"Lo que es realmente importante para nosotros sobre la cumbre es por qué nos reunimos, y es para enfocarnos en nuestra responsabilidad colectiva para un futuro más próspero e inclusivo para el hemisferio", destacó el asesor del presidente de Estados Unidos.

Fuentes diplomáticas revelaron a El Cronista que el debate interno en la administración de Biden hoy pasaría por sumar a Cuba a la cumbre de las Américas. Es que hay muchos funcionarios demócratas que han trabajado mucho por acercar posiciones con el régimen cubano.

En tal caso, aclararon en el Gobierno, si Washington decide finalmente sumar a Cuba pero mantienen el apartamiento de la cumbre de Los Angeles de Nicaragua y Venezuela, el presidente Alberto Fernández igualmente llevará sus quejas a Estados Unidos. 

En esta línea de análisis, González dijo que ya hubo conversaciones "respetuosas y activas" con el gobierno de México de Manuel López Obrador, que solicitó que Cuba se presente en la cumbre. Pero no quiso adelantar posición alguna al respecto y dejó un manto de misterio.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios