Claver-Carone, el apuntado

Ofensiva contra el BID: Argentina se quejó a EE.UU. y Alberto Fernández llevará el reclamo a Joe Biden

El Gobierno planteó su malestar a los Estados Unidos por el freno que puso el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo al giro de US$ 800 millones. Cómo podría intervenir Alberto Fernández

La Argentina elevó al gobierno de Estados Unidos las quejas contra el BID por las trabas que el BID impuso al país en el giro de fondos por 800 millones de dólares. Y en la Casa Rosada no descartan que Alberto Fernández traslade ese malestar a su par estadounidense, Joe Biden, en la reunión que mantendrán en Washington.

Allegados al Presidentes confirmaron a El Cronista que las quejas a la administración Biden por las trabas que impuso el actual titular del BID, el republicano Mauricio Claver-Carone, a la Argentina fueron trasladadas a Washington. Y no sólo eso: "Tanto Estados Unidos como nosotros compartimos el malestar por este comportamiento que vulnera principios éticos de la banca de desarrollo", dijeron en el Gobierno.

En busca de dólares: el BID acusa a la Argentina de falta de transparencia y demora u$s 800 millones

Alberto Fernández contra el campo por la falta de dólares: "Especulan con una devaluación"

Por medio del embajador argentino en Washington, Jorge Argüello y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz, el Gobierno llevó a "todos los estamentos de la administración americana las quejas, y ya están al tanto". No se dieron detalles si el malestar se trasladó al Departamento de Estado o directamente a la Casa Blanca.



Además, no habrá respuestas públicas a lo que el Gobierno considera una "provocación" de Claver-Carone, quien el lunes pasado publicó una columna de opinión en el Wall Street Journal en la que explicó por qué la entidad que dirige demora el envío de préstamos "sin condiciones" a la Argentina por unos 800 millones de dólares. Así, se refirió en duros términos al país, al que acusó de "falta de transparencia e integridad" financiera.

El titular del BID, que fue avalado en América latina durante la gestión de Donald Trump, dijo que no puede dar el visto bueno a nuevos fondos para la Argentina, ya que, en su visión, debería "preservar a la cartera de créditos del banco ante el riesgo de prestarle a un país insolvente".

No obstante, la movida diplomática de la Argentina seguirá su curso. Además de haber llevado el tema a la administración norteamericana, en la Casa Rosada no descartan que si el tema no se resuelve el planteo sea llevado a la reunión Alberto Fernández -Biden en Washington. La reunión de ambos presidentes iba a darse esta semana y fue dilatada sin fecha porque el presidente de Estadios Unidos contrajo COVID. Pero en Washington aseguran que sigue en pie la invitación.

MOVIDA LATINOAMERICANA


Por otra parte, la Argentina llevó al Grulac, que es el grupo grupo de diálogo y concertación, no vinculante, de todos los Países de América Latina y el Caribe. Allí se pidió el rápido tratamiento al 31 de julio en directorio del préstamo del BID para Argentina. Pero hasta ahora la presidencia a cargo de Claver-Carone no ha convocado a reunión del comité previo para que lo considere. "Seguiremos insistiendo", dijeron en la Casa Rosada.

Además, se supo que desde hace 60 días el préstamo tiene "no objeción" del comité de riesgo y está en condiciones de elevarse para su tratamiento. Se trata de un crédito de US$ 500 millones y otro de US$ 300 millones de libre disponibilidad y para obras de infraestructura o desarrollo social.



Allegados al Presidente dijeron a El Cronista que "el nivel de endeudamiento de Argentina con el BID está dentro de los parámetros normales". Y remarcaron que "no hay registro histórico en el BID de una conducta de esta naturaleza y menos aún de las declaraciones públicas/políticas que violentan las normas éticas del Banco". También destacaron que ello forma parte del acuerdo con el FMI.

Como adelantó ayer El Cronista, toda esta trama secreta de la puja de Argentina contra el BID incluyó el envío de cartas detalladas del tema a los representantes de todos los países que tienen un sitial en el organismo de crédito internacional, incluidos los diplomáticos de China. 

Para Alberto Fernández, la mejor muestra de esta arbitrariedad del BID está dada en que ayer el Banco Mundial ratificó la programación con Argentina de otra línea de préstamos y la semana pasada CAF hizo lo propio, aprobando préstamos significativos por más de US$ 300 millones. De todo ello habló la ministra de Economía, Silvina Batakis, ayer en el FMI y en el directorio del Banco Mundial.

Según datos de la Cancillería y la Casa Rosada, en la programación 2022 del BID con la Argentina y en la estrategia país, hay documentos firmados que comprometen estos préstamos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.