Semana clave

Milei pone en juego su plan económico en el Congreso y va por un blindaje con "la casta política"

El Presidente necesita de la sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal en Diputados para avanzar con el plan de reformas profundas en el Estado. Las negociaciones en vilo y el llamado a los gobernadores para apoyar

En esta noticia

Es mucho más que la sanción de una ley más para la Argentina. Javier Milei se juega gran parte de su plan económico de "refundación nacional" este jueves con la puesta en escena en Diputados por la aprobación de la Ley Bases y el paquete fiscal, a la vez que empezó a armar un blindaje político de su gobierno con la "casta política" de las provincias y la oposición dialoguista.

El Presidente está convencido de que habrá acuerdo con los diputados dialoguistas para aprobar un paquete de Ley Bases como viene del Senado con la excepción del capítulo de privatizaciones donde incluirán a Aerolíneas Argentinas. También está seguro de poder insistir con la restitución de Ganancias y Bienes Personales que volteó el Senado.

Negociaciones en Diputados

El jefe de Gabinete, Guillermo Francos tejió un amplio entramado de acuerdos por los que cree que esta aprobación de leyes será posible: "Todo tiene que ver con el interés de los gobernadores y con el compromiso que asumió el Presidente con las provincias", dijo el jefe de ministros al asegurar que hay acuerdo en Diputados.

Sin embargo, puede haber sorpresas. El radicalismo está en ebullición en Diputados y exige condiciones. "Es importante que el gobierno le pida a los gobernadores peronistas como Kicillof que den la cara y pidan por Ganancias ya que van a ser los primeros beneficiados. Sino el costo de aumentar impuestos lo pagamos siempre nosotros", dijo a El Cronista la diputada radical Karina Banfi. En rigor, la Provincia de Buenos Aires recibe menos de lo que aporta pero es distinto con otras provincias al mando del peronismo en el norte del país.

La expresión radical muestra el malestar y nivel de debate interno que aún hay en Diputados. No sólo en el bloque de la UCR hay debate sino también en Hacemos o el PRO ante el tema privatizaciones o los cambios al programa RIGI que hizo el Senado.

Milei necesita como el agua la sanción del paquete fiscal y la Ley Bases: es la puerta de entrada para dar seguridad jurídica, recibir inversiones, ser creíble ante el mundo y el FMI, convivencia pacífica con los gobernadores y certeza de mantener las privatizaciones, acorde al Gobierno. Es decir, el Presidente se juega con esto el futuro de su plan económico.

El asesor estrella Santiago Caputo solía repetir hasta hace poco que "sin Ley Bases se puede gobernar igual por decreto". Pero en la Casa Rosada ya no creen que eso sea posible. La limitación de gobernar por decreto se podría dar sólo en el plano estrictamente administrativo, pero no al plan económico a largo plazo que planea Milei con la ley Bases.

Retos del FMI y Sturzenegger

El FMI acaba de advertir que para la Argentina "los riesgos siguen siendo elevados" e insistió en la necesidad de mejorar la calidad del ajuste fiscal. Así lo afirmó la número dos del Fondo, Gita Gopinath, tras la aprobación del directorio ejecutivo del desembolso de casi u$s 800 millones. El mensaje del Fondo tiene una segunda lectura: que la motosierra de Milei no se convierta en un peligro de desborde social que pueda impedir el despliegue del resto del plan económico.

A pesar de que el Presidente prometió una y otra vez que la Argentina no volverá a endeudarse esta semana se abrazó al crédito del Banco Mundial por u$s 2000 millones que el Gobierno anunció con alegría. Hay fondos que no se rechazan por más doctrina libertaria que haya.

El desembarco de Federico Sturzenegger en el gobierno también está atado a la Ley Bases. Sigue siendo una incógnita el alcance del ministerio que se le dará. Se le darían facultades para avanzar con la modernización del Estado, el manejo de las privatizaciones quizás o un mayor recorte de gastos. No se sabe mucho aún pero algunos referentes de la Casa Rosada ya advierten a El Cronista sobre un "eventual choque de planetas en puerta". Se refieren a la dura puja que se vendrá entre el ministro Luis 'Toto' Caputo y Sturzenegger.


Blindaje político

Para darle sustento a su plan de gobierno en el futuro inmediato el Presidente se quiere blindar con la vieja política o "la casta" como le gusta decir. El pedido de apoyo a diputados dialoguistas y gobernadores aliados forma parte de este esquema de protección que busca.

El martes pasado Milei se enojó duramente con un grupo de diputados de LLA que en el acto por Güemes que hizo el gobernador Gustavo Sáenz en Salta se retiraron porque entrevieron un "uso político" de la fecha patria. La única que se quedó fue la vicepresidenta Victoria Villarruel

Luego llegó la recriminación presidencial a sus propios libertarios: "Son unos inútiles que no se dan cuenta de que eso no se hace en medio de las negociaciones por la Ley Bases", se enfureció el Presidente por el desplante al gobernador Sáenz.

Milei aprende rápido de las mañas de la política. En el acto en Rosario por el Día de la Bandera el Presidente invitó a empresarios, gobernadores y dirigentes a la firma del Pacto de Mayo en Tucumán para el 9 de Julio.

Pero los mandatarios provinciales del Norte le hablaron del Pacto de Güemes. Se trata de una iniciativa impulsada por Sáenz que contempla el pedido de un nuevo régimen de coparticipación federal de impuestos y un proyecto del corredor Bioceánico.

Ante Milei sentado en la Casa Rosada estaban los gobernadores de Salta; Tucumán, Osvaldo Jaldo; Catamarca, Raúl Jalil, y de Jujuy, Carlos Sadir. El reclamo de los mandatarios provinciales es extensivo a todos: piden más fondos, obra pública y atención de la Casa Rosada.

Los gobernadores tienen sus razones para exponer malestar a Milei. El último informe de la consultora de Nadin Argañaraz menciona que en relación a las transferencias nacionales no automáticas a provincias en mayo pasado se siguió el importante recorte de fondos. Los envíos efectivos cayeron un 83% real y los envíos devengados un 87% real. 

Así, las provincias recibieron $71.331 millones (crédito pagado), lo que implica una caída interanual nominal de 36,3% y una caída real de 83,3%. Si se considera el gasto devengado se observó una caída nominal del 50,6% y una caída real del 87,0%.

En la ronda que hizo el jefe de Gabinete con más de 15 gobernadores para pedir apoyo por la Ley Bases y el paquete fiscal se escuchó el mismo reclamo y Francos prometió fondos y traspaso de obras nacionales a las provincias. "El gobierno nos prometió traspaso de obras pero también fondos. Necesitamos reactivar cuanto antes la obra pública", dijo a El Cronista el gobernador de Misiones Hugo Passalacqua tras reunirse con Francos en la Casa Rosada.

El plan de Milei es traspasar 850 obras nacionales a las provincias. Pero los mandatarios no sólo quieren la firma del convenio sino que haya fondos frescos, una prerrogativa que hasta hace poco el Presidente negaba tajantemente con el latiguillo "no hay plata" pero que, a la luz de las necesidades, empieza a flexibilizar.

Milei estará regresando de su nueva gira por Europa cuando se empiece a tratar la Ley Bases en Diputados. El noveno viaje del Presidente al exterior replica casi lo mismo que en visitas anteriores: diatribas contra "el comunismo corrupto", críticas a presidentes del socialismo europeo y reclamo para que vengan los inversores.

Milei les puede seguir ofreciendo los mensajes contestatarios de la derecha que lidera pero por ahora no puede asegurar al mundo la aprobación de leyes y sigue atado a lo que defina esta semana el Congreso.

Temas relacionados
Más noticias de Argentina

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.