Marcha contra La Corte: la oposición cruzó al Gobierno por la movilización de "los condenados"

Desde Juntos por el Cambio le cayeron al oficialismo por el acto realizado frente al Palacio de Tribunales y consideraron que fue un atropello a las instituciones.

Ayer por la tarde, sectores vinculados al oficialismo realizaron una movilización en Plaza Lavalle, frente a Tribunales, bajo la consigna "Basta de impunidad" y contra el "lawfare". Ante esta situación, desde Juntos por el Cambio no dejaron pasar la oportunidad y criticaron duramente a la organización y al aval otorgado desde el oficialismo.

FMI: Alberto Fernández se fue a China y Rusia y dejó instrucciones para destrabar la grieta interna por el acuerdo en el Congreso

Horacio Rodríguez Larreta consideró "de una altísima gravedad institucional que haya una marcha que pida echar a los miembros de la Corte Suprema y más grave todavía es que el Gobierno la impulse".

Además del jefe de Gobierno porteño también se sumó su viejo compañero de fórmula, Diego Santilli. El diputado calificó de "inadmisible que el Gobierno acompañe una marcha en contra de la Corte Suprema". En esa línea, agregó que "el kirchnerismo sigue con una agenda que está absolutamente disociada de las preocupaciones de la gente. Siguen enfrascados en sus peleas internas de poder y en la agenda judicial".

Su compañera de bancada, María Eugenia Vidal, aseguró que "todas las actitudes del Gobierno han sido para tener un sistema judicial adicto y sometido". En diálogo con TN, la ex gobernadora agregó que "propusieron una reforma judicial que no tiene nada que ver con los problemas que tiene la gente, sino que se concentra en Comodoro Py, donde están los jueves que juzgan las causas de corrupción de los políticos. Lo que vimos hoy es un capítulo más de avance contra las instituciones".

En un sentido similar se expresó Patricia Bullrich. La presidenta del PRO expresó su repudio a la marcha y dijo que "la Justicia es la última línea de defensa de la república: no vamos a permitir que la atropellen ni que hagan lo que quieran con ella".

Desde el radicalismo, Gerardo Morales calificó de "lamentable" y "repudiable" a la movilización. Y agregó que "no está bien que el Gobierno apoye esta marcha que implica una presión a uno de los poderes del Estado, porque vulnera el principio de la división de poderes".

El bloque de diputados nacionales de la UCR, comandado por Mario Negri, publicó también un comunicado, en el que sostiene que "no se trata de una marcha ciudadana sino de un acto violento para amedrentar a la Justicia". Allí también aseguran que "el kirchnerismo quiere simbólicamente tomar por asalto la Justicia".

Maximiliano Ferraro, titular de la Coalición Cívica, fue más allá y sostuvo que "no es una marcha ciudadana, es una marcha de condenados y procesados por corrupción, su único objetivo: impunidad. Un golpe de alta gravedad institucional". Diputados de su partido presentaron una denuncia a Cristina Caamaño, titular de la AFI, y a Juan Martín Mena, secretario de Justicia, por haber apoyado la movilización.

Este mediodía, los referentes de Juntos por el Cambio realizarán su reunión de mesa nacional de forma virtual. El tema principal será el consejo de la magistratura y sus posibles modificaciones, aunque se espera que también debatan sobre la salida de Máximo Kirchner del bloque de diputados del Frente de Todos y la postura ante el acuerdo con el FMI. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.