EL PROGRAMA ECONÓMICO

Las tarifas de agua se revisarán en abril, en una audiencia pública

El Ministerio de Obras Públicas debe convocarla. Aysa busca recaudar $ 5600 millones extra para financiar sus obras.

El Gobierno convocará para fines de abril a una audiencia pública previa a un aumento de las tarifas de agua en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

La empresa Agua y Saneamientos Argentina (AySA) propuso un incremento de 32% acumulativo en el año, dividido en dos tramos: 20% en marzo y 10% más en julio. Pasada la ventana de marzo, la actualización podría aplicarse de una sola vez hacia junio.

Según pudo saber El Cronista, la idea oficial es publicar el llamado hacia fines de este mes. Esta tarea queda a cargo del Ministerio de Obras Públicas, que conduce Gabriel Katopodis.

Congelamiento de tarifas

La firma aspira a poder recaudar unos $ 5600 millones extra vía facturación, después de tres años de congelamiento de sus tarifas. El último ajuste fue a mediados de 2019.

El cronograma tarifario coincide con lo planteado respecto a la energía, en donde se esperan audiencias públicas exclusivamente para bajar los subsidios.

El Ministerio de Economía mandará a la Secretaría de Energía la instrucción para realizarlas y aplicar un aumento a partir del 1 de junio.

Aysa juntaba hasta el año pasado aproximadamente el 45% de los fondos que necesita a través de los usuarios y el resto lo aporta el Estado mediante inversiones en obras prioritarias de la red, como plantas potabilizadoras y estaciones cloacales.

Un reciente informe de la consultora Equilibra apunta que "la necesidad de ajustar las tarifas de agua ha recibido mucho menos atención pública, pero el desfasaje es igual de importante que en otros rubros. La tarifa hoy sólo cubre el 37% de los costos operativos, de mejora y mantenimiento. Sin subas en 2022, pasaría a cubrir apenas el 18%".

"Para cubrir el 100% de los costos operativos, la tarifa de agua debería trepar 210%. Aun así, el Estado destinaría unos u$s 563 millones para mejoras y mantenimiento", que equivalen a 0,11 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo a los cálculos de la firma que dirigen los economistas Diego Bossio y Martín Rapetti.

Qué dice el acuerdo con el FMI

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) enviado al Congreso no tiene metas indicativas en cuanto a los subsidios al agua ni al transporte. Solo se consideran las subvenciones a la energía eléctrica y el gas. Sin embargo, los memorandos que se discuten esta semana en la Cámara de Diputados hablan de eficientizar el gasto público y reducir las transferencias a las empresas estatales.

Sólo para cubrir gastos operativos de Aysa, el Estado destinó el equivalente u$s 330 millones de dólares en 2021 y con una suba del 20% este año, debería girar unos u$s 125 millones extra.

El Gobierno apuesta a que las ampliaciones y mejoramiento de la red de agua potable sean financiados con créditos de organismos multilaterales, como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América Latina (ex Corporación Andina de Fomento, CAF) y el Fonplata.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios