TENSIÓN EN GOBIERNO

Las dos órdenes de Cristina Kirchner, el hermetismo de Alberto Fernández y la advertencia del embajador de Estados Unidos

La Vicepresidenta y Alberto Fernández recuperaron el diálogo con una intensa charla que acordaron preservar en su intimidad. El kirchnerismo está en modo espera.

"Hablaron" celebraron de uno y otro lado ministros y dirigentes cercanos a Él y a Ella. Increíblemente tras siete meses sin conversar por fin se encontraron a solas Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner que seguramente se hicieron reproches mutuos y defendieron en privado la posición que cada uno ya expresó en público sobre la economía y el funcionamiento del Ejecutivo. El día después, ayer, más allá de las profundas diferencias, bajaron la exposición a su mínima expresión, lo que alentó versiones de todo tipo. 

En medio de las especulaciones la Vicepresidenta pidió dos cosas a su entorno. La primera es habitual en ella, guardar reserva y no hablar en los medios durante estos días. La segunda fue que nadie dejara la Ciudad de Buenos Aires. El único que viajó fue el ministro del Interior Eduardo 'Wado' de Pedro que acompañó a Juan Manzur, Daniel Scioli, Matías Lammens y Juan Zabaleta a la cumbre de gobernadores del Norte Grande que se realizó en Formosa con Gildo Insfrán como anfitrión. A pesar de todo allí albertistas y kirchneristas mantuvieron una sana convivencia y respaldaron a la flamante ministra de Economía.

Cuál es el margen de Silvina Batakis para cambios con el FMI, el armado de equipo y los riesgos políticos

La cena de Alberto Fernández con Cristina Kirchner en Olivos y los nuevos roles en Gobierno

En Buenos Aires mientras Cristina Kirchner  se encerraba en su despacho en el Senado, Alberto Fernández se quedó todo el día en la residencia presidencial de Olivos, donde trabajó como en los tiempos de pandemia en las oficinas de la jefatura de gabinete y punteó temas con Santiago Cafiero vía celular. El canciller partió en un viaje de 40 hs a Indonesia para la cumbre de ministros del G20, previa a la cumbre presidencial del mes de noviembre.

SORPRESIVA VISITA

La única reunión que se informó fue con la gobernadora rionegrina Arabela Carreras y el senador nacional Alberto Weretilneck. Privilegiados y únicos visitantes de la intimidad presidencial sorpresivamente se los citó post cena entre el Presidente y su Vice. Cautelosos los dirigentes de Juntos Somos Río Negro se remitieron a las gacetillas oficiales. Carreras fue la última en sumarse a la Liga de gobernadores como única integrante no peronista.

Alberto Fernández recibió en Olivos a los rionegrinos Arabela Carreras y Alberto Weretilneck 

Además, aunque no se había incluído en la agenda del Gobierno, el Presidente tenía organizada para este martes una actividad en Escobar. En la víspera la Casa Militar y Protocolo y Ceremonial visitaron la ciudad, algo normal. Incluso Alberto Fernández recibió una minuta con la información sobre el primer parque solar municipal que tenía que inaugurar junto al Presidente del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable e intendente en uso de licencia Ariel Sujarchuk y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible Juan Cabandié. Hasta ahí todas las versiones coinciden.

Silvina Batakis: "Vamos a seguir el programa económico de Alberto Fernández"

A las 10 de la mañana estaba previsto el arribo de Alberto Fernández. A los escobarenses les avisaron desde Secretaría General que recién llegaría a las 11 de la mañana. A esa hora hubo otro llamado para pedir que continuaran con el acto para no hacer esperar a la gente porque el Presidente llegaría más tarde para recorrer el parque y ver los 3750 panes solares que inyectarán 2.3 megavatios al municipio, el equivalente a la energía que necesitarían 40 edificios de colegios secundarios. 

La oficina de Protocolo se comunicó para informar que despegaba el helicóptero y Sujarchuk junto a Cabandié y Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística de la Nación, fueron hasta el lugar del aterrizaje donde se enteraron que el Presidente cambiaba su agenda por una reunión más urgente. Sin embargo, según explicaron a El Cronista desde el Gobierno Nacional, el entorno presidencial ya había decidido el día anterior que Alberto Fernández no fuera a la actividad. Las placas que tenía que descubrir Fernández las descubrió Cabandié.

Del resto de la jornada presidencial no hubo más información. Tampoco de la cena en la noche del lunes a la que la Vicepresidenta llegó después de haber pasado dos horas por su despacho del Senado. En el kirchnerismo sólo corrió una versión: "El Frente de Todos sigue unido como siempre. Paciencia y tranquilos". En la Rosada buscaron desactivar la versión de que a Silvina Batakis la haya impuesto CFK.

Silvina Batakis cosechó respaldo de gobernadores kirchneristas y albertistas del Norte Grande - El Cronista

CRISTINA, MASSA Y STANLEY

El embajador Marc Stanley en el Senado junto a Adolfo Rodríguez Saá (presidente) y Pablo Yedlin (secretario) 

En los pasillos del Senado se vio al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que no quedó conforme con la resolución de la crisis después de insistir en la necesidad de hacer una reestructuración general y un cambio en el vínculo entre los socios del FdT. Algunos especulan con que el lunes, antes de irse a la quinta de Olivos, ella conversó con el tigrense. 

En Diputados lo desmintieron pero en cambio contaron que este martes Massa cruzó a la Cámara Alta para saludar a Marc Stanley, embajador de Estados Unidos en Argentina que ante la comisión de Relaciones Exteriores que preside Adolfo Rodríguez Saá planteó que "tenemos empresas estadounidenses que se están muriendo de ganas de invertir en la Argentina, pero hay que mitigar el riesgo que hay para que las empresas inviertan". Fue la propia embajada que pidió esa audiencia.

El diplomático reconoció: "nosotros también tenemos un sistema fracturado en nuestro país, con grieta, pero desde Estados Unidos valoramos que debatan y acuerden todos juntos como lo hicieron con el acuerdo al FMI". Y en línea con lo que el jefe de Gabinete Juan Manzur declaraba en Formosa, aseguró que "el mundo necesita combustibles y alimentos y ustedes lo tienen. Tienen todo lo que el mundo necesita". Y a modo personal dio su opinión sobre Malvinas, Argentina y el Reino Unido: "Lo único que podría decir es que me gustaría ver una negociación entre las dos partes".

El resto del día fue a puro piloto automático, con cinco ministros en Formosa. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios