LA LUCHA CONTRA LA INFLACIÓN

La guerra contra los precios: el Gobierno afina la puntería, pero sin nuevas herramientas

Durante los últimos días, Comercio Interior mantuvo encuentros con alimenticias, frigoríficos, supermercados y el sector lácteo aunque no se ven estrategias que se diferencien respecto de las gestiones anteriores.

La guerra contra la inflación que ahora comandará la ministra de Economía Silvina Batakis aún no presenta nuevas armas, al menos desde lo que tiene que ver más estrictamente con el bolsillo.

Precios Cuidados, el seguimiento de los movimientos de aquellos productos que van por fuera del programa oficial, conversaciones con las alimenticias para amortiguar y fiscalizar los incrementos, y Cortes Congelados, vuelven a ser las herramientas que utilizará el Gobierno para intentar aflojar la presión sobre el costo de vida.

Silvina Batakis se reunió con Miguel Pesce del BCRA: las primeras definiciones económicas

Batakis misma reconoció que estos programas no son la solución real para ponerle fin a la inflación.

Sobre el fin de la semana pasada se dieron varios pasos en este sentido. El jueves por la tarde se anunció una nueva etapa de Precios Cuidados, aunque ahora este programa contará con 949 productos, menos que en la etapa anterior, pero con el objetivo central de que el abastecimiento de la mercadería sea el correcto.

Las empresas se comprometieron a que así será, aunque acordaron la salida de algunos productos de primera marca, con lo que reducirán los márgenes de pérdida que dicen tener a raíz del programa oficial.

Dentro de esta negociación también se tomaron en cuenta los porcentajes de incrementos habilitados para los productos incluidos en Precios Cuidados, ya que mientras las firmas reclamaban no menos de 6%-7%, se terminó pactando un promedio de 3%.

Los números y la herencia de Martín Guzmán: dólar, inflación, FMI y otros indicadores clave

Del lado del Gobierno, se afirma que se redoblarán las acciones para certificar ese normal abastecimiento con pedidos de informes y fiscalizaciones periódicas, y al mismo tiempo les pidió a las alimenticias que informen sobre incrementos de precios en su cadena de suministros, algo que ya se intentó con otras gestiones, sin mayor éxito.

Los productos que no están incluidos en Precios Cuidados también tendrán el ojo oficial. Por el momento solo se les reclamó a las empresas "razonabilidad" a la hora de remarcar, aunque siempre sobrevuelan los fantasmas del pedido de retrotraer precios e incluso Precios Máximos, que tantos cruces generó en el arranque de la pandemia.

la función de los supermercados

Los supermercados también tendrán una función importante. Continuarán siendo los "veedores" de los movimientos de los precios -con la promesa de que comunicarán a la Secretaría de Comercio Interior -ahora a cargo de Martín Pollera- incrementos desmedidos por parte de las alimenticias-, aunque ahora también tendrán que soportar la presión de "colaborar para mantener los precios", según les pidió el Gobierno.

Dentro de este contexto, la Canasta de Cercanía, ideada para que se ponga en marcha en almacenes, por ahora continuará en una zona gris. Se anunció pero jamás llegó a los centros de venta por las complicaciones que se presentaron siempre en los mayoristas -proveedores de los minoristas-, y por el momento no hay indicios de que se vaya a intentar un relanzamiento serio.

Cortes Cuidados es otro de los programas oficiales para intentar poner algún freno a los precios. También lanzado en gestiones anteriores, incluye a siete de los cortes de carne más populares y se acordó su continuidad con los frigoríficos exportadores, siempre con la premisa de venderlos a precios de referencia por debajo de los del mercado.

Lo que quiere asegurar el Gobierno en este punto es también el abastecimiento en las más de 1000 bocas que está previsto que tengan estos productos a disposición.

El Gobierno pretende seguir de cerca el comportamiento tanto en las alimenticias como en los supermercados

En este sentido, en abril pasado los ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura lanzaron de forma conjunta la resolución 4/2022, que faculta al Gobierno a someter a revisión las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC) de aquellos frigoríficos que incumplan con los precios y el abastecimiento acordados en el programa.

También se avanzará sobre los precios del sector lácteo. La semana pasada hubo reuniones con empresas de este segmento, y la idea oficial es equiparar los más posible los valores de los productos incluidos en Precios Cuidados y los que no forman parte de esta canasta. Las compañías sostienen que esto es prácticamente imposible debido a los altos costos de insumos con los que se trabaja, aunque en los próximos días habría avances.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios