Al caer

La CGT madura un nuevo paro: una cumbre de dirigentes clave no pudo evitar el tema

Una improvisada reunión juntó, en la sede del Banco Nación, a José Palazzo, de la Bancaria; Héctor Daer, secretario General de la CGT y líder del gremio de la Sanidad, sindicato que va al paro el jueves; así como al estacionero Carlos Acuña; Pablo Moyano de Camioneros y Hugo Yaski de la CTA. De qué hablaron.

La Confederacion General del Trabajo (CGT) se encuentra en un estado de alerta no declarado y con la potestad de realizar un nuevo paro general, según lo confirmaron y recordaron algunos de sus principales referentes en las últimas horas. El secretario general de la Asociación Bancaria, José Palazzo, reveló que la central obrera recibió esa facultad cuando se votó la marcha a Tribunales y el paro del 24 de enero pasado.

Palazzo lanzó esa advertencia durante una entrevista en Radio Con Vos. El dirigente señaló que la Confederación General del Trabajo (CGT) ya cuenta con el mandato para convocar a un nuevo paro general. Palazzo destacó que el mandato para el paro general fue ratificado durante la votación que llevó a la marcha hacia tribunales y al paro del pasado 24 de enero. "La CGT ya tiene el mandato para un nuevo paro; se votó, así que tendrá que definir el momento, el tiempo y el lugar y la media fuerza", afirmó Palazzo en la entrevista. Subrayó además que esta decisión fue respaldada de manera unánime por todos los secretarios generales y el Consejo Directivo.

Paro de trenes: qué se sabe hasta ahora

La advertencia de Palazzo se dio hoy luego de la improvisada cumbre que el bancario protagonizó, a puertas cerradas, con Héctor Daer, secretario General de la CGT y líder del gremio de la Sanidad, sindicato que va al paro el jueves; así como Héctor Acuña, Pablo Moyano de Camioneros y Hugo Yaski por la CTA. Esta reunión, un día antes del paro de trenes que planea La Fraternidad, tuvo lugar en la oficina de Palazzo en la sede de la Bancaria, antes de que los dirigentes gremiales lo acompañaran a una movilización en defensa del Banco Nación y en rechazo a su privatización o conversión en sociedad anónima. Aunque hubo hermetismo en cuanto a los temas tratados en el cónclave, fuentes cercanas consideraron prácticamente inevitable que la posibilidad de un nuevo paro general haya sido tema de discusión. "Seguramente sí, estaban todos muy calientes", señaló un vocero.

Pablo Moyano, presente en la marcha de los bancarios, afirmó a la prensa en plena movilización que la central está facultada para tomar las medidas necesarias. "Es un momento justo. Lo que pasa es que con estas medidas económicas que está llevando adelante el Gobierno, contra los jubilados, contra los trabajadores, contra los que menos tienen, van acelerando los tiempos", declaró Moyano.

Asimismo, Jorge Sola, secretario de comunicación de la CGT, apuntó ayer que la conflictividad está en aumento y podría desembocar en medidas de fuerza generalizadas. "La conflictividad está creciendo cada vez y está siendo por actividades, que seguramente terminará en una general", señaló Sola.

Varios frentes

El Gobierno tiene varios frentes abiertos con la Confederación General del Trabajo (CGT). El más reciente de todos tuvo como epicentro la reunión fallida del Consejo del Salario, donde empresarios, Estado y dirigentes gremiales debían acordar un nuevo salario mínimo para elevar la cifra que se encuentra congelada desde el mes de diciembre, en 156 mil pesos.

El encuentro dejó sabor a frustración entre los dirigentes gremiales ya que no hubo interacción con el sector empresario, sino que directamente se los instó a presentar una propuesta que no obtuvo respuesta y que, ni bien se levantó el encuentro por Zoom, voceros del gobierno sostuvieron que no iba a haber laudo como prevé la normativa que rige el Consejo de Salario cuando no hay acuerdo entre las partes. Finalmente, anoche, el ministro de Economía, Luis Caputo, anunció de que el gobierno iba a establecer por decreto un nuevo sanario mínimo en cifras que, (180.000 para febrero y de 202.000 pesos para marzo), quedaron bastante alejadas de las pretensiones del sector gremial.

Otro de los frentes que enfrenta el gobierno con la CGT es el tema de la desregulación de las obras sociales.

Según reveló El Cronista, la administración de Javier Milei se dispone a reglamentar el decreto 70/23 que se refiere al capítulo de reformas en las prepagas y el otro DNU que modifica el decreto 504/98 en la que hace a los cambios en obras sociales. "Los trabajadores tendrán la libertad de derivar sus aportes a la obra social que elijan desde el inicio de la contratación", dijo Manuel Adorni el lunes en su habitual conferencia en Casa Rosada al anunciar estas medidas.

Temas relacionados
Más noticias de CGT

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • HB

    hugo Bonnet

    21/02/24

    Solo saben convocar a un paro.
    Recetas de hace 70 años.!!!!!!!!
    Nunca lograron nada para el trabajador.!!!!!!!!!!

    0
    1
    Responder