INFORME EXCLUSIVO

Cómo combaten la inflación los argentinos, a quién culpan y qué solución proponen

La mirada de la sociedad sobre una de las principales preocupaciones económicas, el Gobierno, las empresas, la emisión, el control de precios, la dolarización y los cambios en los hábitos de consumo.

En esta noticia

El presente es negativo, la proyección futura no le va en zaga y el principal motivo es la inflación, un fenómeno que crece y atraviesa los diferentes estratos, sin distinción de banderías políticas. Un mal por el que los argentinos señalan responsables y para el cual plantean posibles soluciones, mientras se ven obligados a cambiar hábitos de consumo, según lo revelan en la última entrega del Monitor del Humor Social y Político que D'Alessio Irol/Berensztein elabora exclusivamente para El Cronista.

El estudio, elaborado de manera online en base a las respuestas de 984 adultos de todo el país, muestra un deterioro profundo de la percepción social sobre la actualidad económica comparada con la registrada hace un año, dato que se acompaña con una evolución casi simétrica de la proyección negativa que expresan sobre lo que se observará dentro de doce meses.

En el primero de los casos, 73% de los consultados considera que hoy la situación económica es peor, lo que representa 20 puntos más de la lectura observada hace 24 meses (10 respecto de marzo 2021). En el segundo, 67% cree que dentro de un año se estará en condiciones más desfavorables, también 20 puntos más que los registrados en marzo 2020 (9 en la variación interanual).

"Se nota un deterioro del humor social aún antes de que se implementen las correcciones de tarifas y otras medidas derivadas del acuerdo con el FMI", apuntó el politólogo Sergio Berensztein.

El drama de la inflación

No es casual así que las principales preocupaciones sociales permanezcan ancladas en cuestiones económicas, particularmente la incesante suba del Índice de Precios al Consumidor.

De hecho, la inflación es el primero de los problemas que aparece en la lista de desvelos desde hace años pero su evolución y falta de soluciones ha llevado ese nivel hasta el 94% de las respuestas, 30 puntos más que cuando se inició la cuarentena por la pandemia. 

Encuesta: qué pasará con el Frente de Todos y quiénes son los preferidos para 2023

Una mirada prácticamente unánime, al punto que el guarismo llega al 100% entre quienes votaron por la izquierda en las últimas elecciones, pero también registra 97% entre electores de Juntos por el Cambio, 95% en libertarios, 91% en el Frente de Todos y un 90% en los de otras fuerzas.

Al respecto, el el consultor Eduardo D'Alessio señaló que "el país parece haber entrado en una fase de desesperanza en la medida en que solo una cuarta parte de la población ve con optimismo el futuro económico, llegando al punto más bajo desde junio de 2020 cuando recién comenzaba la crisis por la pandemia".

"Esta visión negativa hacia el futuro se pone de manifiesto en el hecho que la mayor preocupación es en 94% la inflación. Ambos lados de la grieta lo ven como el problema principal junto a la inseguridad y la inestabilidad económica. Pero es un cambio de tendencia en general. Casi todos los aspectos negativos y preocupantes se han mantenido o incrementado en este último periodo", agregó.

Cómo combaten la inflación

Para paliar la situación, los encuestados señalaron apelar a diferentes fórmulas. Un 42% de las respuestas múltiples indicaron que tratan de consumir menos, solo lo prioritario. 

En tanto, 34% intenta no tener deudas con las tarjetas de crédito, un 24% camina más en busca de mejores precios, 23% se fija si puede pagar en cuotas antes de comprar ropa o un electrodoméstico, 22% compra menos carne, 22% paga en efectivo si obtiene descuento, 21% deja de ahorrar, 20% tiene la heladera más vacía y 15% se fija si el producto está en Precios Cuidados.

Además, un 12% compra más online porque puede comparar mejor los precios, un 11% tiene más de un trabajo o agrega trabajo freelance, un 9% cancela viajes previstos y un 7% compra frutas y vegetales por unidad, entre otras alternativas.

Principales responsables de la inflación

Mientras tanto, la espiral inflacionaria abrió un debate que exhibe las diferencias políticas en el país y del que no escapa ni la propia fuerza gobernante. Pero en el que el Gobierno es apuntado como el principal responsable para la mayoría de los encuestados.

En este punto, un 55% considera que el origen de la inflación radica en que el Banco Central emite moneda, generando un exceso de oferta que impulsa los precios al alza. Además, un 54% sostiene que el Estado gasta de manera poco eficiente, dando subsidios y planes a empresas y personas que no corresponden, mientras que un 32% apunta a la falta de confianza en el Gobierno. Una mirada con más peso en votantes de JxC, libertarios y fuerzas menores.

Claro que también un 28% señala como causa inflacionaria a la acción de empresarios que solo quieren ganar más y un 24% a un aumento innecesario de los intermediarios. Pensamiento sostenido fundamentalmente por el votante oficialista y de izquierda. En cambio, solo un 12% observa el impacto de causas internacionales como la suba del petróleo y un 15% carga sobre los medios de comunicación.

"Es interesante ver cómo es percibido el origen de la inflación. Si bien algo más de la mitad de las respuestas proviene de una acusación directa hacia las políticas del Banco Central, aquí la ideología torna a un rol preponderante", comentó D'Alessio y añadió que "quienes votaron a Juntos por el Cambio y los Libertarios se inclinan por este diagnóstico. La izquierda y Frente de Todos coinciden en asignarle a los empresarios, intermediarios y 'los medios' el origen de este mal que aqueja a la población".

No obstante, remarcó que "a pesar de la discrepancia de opiniones, el 98% de la población opina que se puede parar la inflación en Argentina con las medidas adecuadas".

Qué soluciones proponen

Ante diferentes diagnósticos surgen posibles tratamientos disímiles. En el grupo mayormente integrado por votantes de JxC y libertarios, prima la idea de un cambio en la política económica, que incluye control a la emisión, freno a los subsidios, incentivo para las exportaciones con reducción de retenciones e impuestos y dejar de financiar la política interna

Mientras que en el oficialismo y la izquierda se pide un rígido control de precios y aumento de retenciones, pero también se invoca a un acuerdo entre Gobierno y empresarios con reglas claras y fijas.

Sólo un 36% de libertarios plantea dolarizar la economía, guarismo que baja a 10% en los electores de JxC.

Pese a todo, "si bien las percepciones respecto a la economía, la política, las causas de los desajustes y a las herramientas para corregirlos difieren según la ideología, al momento de hacer proyectos las discrepancias desaparecen", indicó D'Alessio, al agregar que el estudio muestra que "viajar por el país, no endeudarse y aún viajar fuera del país, así como comprar un automóvil y pagar las deudas son proyectos que caracterizan a toda la población independientemente de su ideología o comportamiento".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.