INFLACIÓN Y PRECIOS

El consumo masivo cayó fuerte en el AMBA en marzo y no logra recuperarse

Un informe de la consultora Scentia destaca que la caída fue de 18,3% en relación a 2020, un mes con fuerte stockeo por el inicio de la pandemia. Pero también se contrajo 4,7% en comparación a 2019.

Las ventas de productos de consumo masivo registraron en marzo un desplome de 18,3% en volúmenes comercializados, en comparación al mismo mes del año anterior. De este modo, las ventas de alimentos, bebidas, productos de limpieza e higiene personal acumulan 11 meses consecutivos en rojo.

En ese escenario desalentador, el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) registró en marzo los peores indicadores, con caídas de 28,5% en autoservicios independientes y 11,9% en el caso de las cadenas de supermercados, por encima de las respectivas categorías en localidades del interior del país.

Esto da un caída promedio para la región de 20,5%, cuatro puntos porcentuales más (16,6%) que en las provincias, tomando también el promedio de ventas en volumen en supermercados y autoservicios.

Así surge del último relevamiento elaborado por la consultora Scentia, según el cual "el cierre del trimestre arroja una caída de 9,8%".

El derrumbe de las ventas tiene una razón estadística y otra económica. En el primer caso, por comparación con el mismo mes de 2020 excepcionalmente bueno, pero que, a la par, refleja también el impacto de la inflación y la pérdida de ingresos por pandemia en el poder adquisitivo de amplios sectores de la población.

"Habiendo sido marzo de 2020 un mes pico histórico de consumo (+16,2) debido al stockeo realizado por el comienzo de cuarentena, las variaciones de marzo 2021 fueron fuertemente negativas", con caídas interanuales de -18,3% en el agregado de canales (cadenas de supermercados y autoservicios independientes), indica Osvaldo Del Río, director General de Scentia.

Hasta aquí la explicación estadística, pero un análisis más amplio revela que "la mayor caída para ambos canales se dio en el AMBA -28,5% para los autoservicios y -11,9% para el canal supermercados", resalta el informe.

En este contexto, la evolución de las ventas en pesos muestra en marzo un crecimiento de sólo 10,9% en relación a marzo de 2020, muy lejos de la inflación anualizada que ronda el 40%. Esta suba es mucho menor al promedio observados hasta enero, que rondaba el 35%, aunque ya febrero se había ubicado en 24,2%. 

Así, el bajo crecimiento de las ventas en pesos, en parte se explica por los menores volúmenes comercializados pero también por el impacto de la suba de precios en las góndolas.

Para confirmar el momento complejo que atraviesa el consumo masivo, y prescindiendo del salto de las ventas en marzo 2020 por stockeo, la comparación de las ventas del mes pasado con marzo de 2019, da algunas pistas.

"El resultado de esa comparación da un -4,7% para el total Self (total de canales), donde autoservicios caen 9,6% y las cadenas crecen 2,3%", precisa Scentia.

Es una foto del buen desempeño, en términos relativos, que tienen hoy los supermercados. Fuentes del sector destacan que esto se debe a la vigencia de Precios Cuidados y Precios Máximos en las grandes cadenas, que por el contrario, no suelen encontrarse -o no con la misma amplitud- en autoservicios o locales de cercanía.

Así, las ventas en volúmenes en grandes cadenas cerraron el primer trimestre con una caída de sólo 0,3% interanual, mientras que en autoservicios independientes acumularon un retroceso del 17%

Tags relacionados

Compartí tus comentarios