PROYECCIÓN

La inflación de junio cerró en torno a 3,5% y no perforará el 3% entre julio y agosto,

Los alimentos y bebidas siguen presionando, en un mes que tuvo la suba de tarifas de gas. La reapertura de paritarias podría darle alivio al Gobierno en el segundo semestre, de acuerdo a economistas.

La inflación se mantuvo alta en junio y no cederá en los próximos meses, según coinciden economistas que trabajan en las consultoras más reconocidas.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) habría tenido un aumento de entre 3% a 3,6% en el sexto mes del año, impulsado por la persistente suba de los alimentos, en especial por la carne vacuna tras el "cepo" a las exportaciones.

Con un fuerte golpe sobre la clase media y los "sectores populares", los incesantes incrementos de la comida y las bebidas preocupan al Gobierno y complican sus chances electorales en el conurbano bonaerense, su principal bastión. Es por eso que tiran toda la carne al asador para reactivar el consumo y el empleo.

También habría pesado la eliminación del programa Precios Máximos, el incremento de 6% en las boletas de gas y un arrastre por el alza de 5% en la segunda mitad de mayo.

El dato oficial lo dará a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) este jueves 15 de julio a las 16.

Lorenzo Sigaut Gravina, director de Análisis Macroeconómico de Equilibra, proyectó que la inflación de junio fue de 3%.

La consultora, que tiene en su equipo a Martín Rapetti, Lorena Giorgio, Belén Bentivegna y Florencia Blanc, emitió este lunes un informe sobre los precios relativos, en el que advierte que "tras un primer semestre de paridad entre precios y salarios", prevén una mejora de 2 puntos porcentuales del poder adquisitivo en la segunda mitad del año por la reapertura de las paritarias, las sumas fijas y un descenso de la inflación, "gracias al uso intensivo del ancla cambiaria y tarifaria".

En este contexto, en Equilibra anticipan que la fórmula de movilidad previsional (jubilaciones, pensiones y asignaciones) arrojaría un incremento de 45% y se quedaría corta frente a la inflación anual, con lo que el Gobierno tendrá que otorgar un aumento extra; y que el atraso de las tarifas de los servicios públicos se volverá significativo y los subsidios treparían a 3% del PBI a fin de año, cerca del récord de 2014 (3,9%).

La consultora Ecolatina midió 3,6% de inflación para el Gran Buenos Aires (GBA), con un "leve alza" respecto a mayo.

Joaquín Waldman, analista de Ecolatina, apuntó: "Para los próximos dos meses esperamos que se retome el sendero de desaceleración parcial en el que se venía previamente, pero con 3,2% en julio y 3% en agosto".

Y señaló que los alimentos y bebidas, en especial la carne vacuna, siguen empujando el índice, aunque también habría influido el desarme del programa Precios Máximos.

"Hubo muchos productos que estuvieron congelados durante un tiempo. Más allá de los problemas de distribución y escasez que tenía el programa, cuando se lo eliminó hubo remarcaciones", indicó Waldman.

Guido Lorenzo, director Ejecutivo de Labour, Capital & Growth (LCG) estimó que la inflación de junio rondó el 3,5%, con una suba de 3,4% en Alimentos y Bebidas, aunque "hubo rubros que registraron aumentos importantes, algunos relacionados con vuelos (viajes) y algo de indumentaria".

Para el economista, "el efecto de la reapertura de las paritarias se va a ver en agosto/septiembre; mientras que para julio esperamos que el índice siga navegando en ese rango de entre 3% a 3,5%".

En la medición de alta frecuencia de LCG se observa que la primera semana de julio cerró con una suba de 1,1% en alimentos y bebidas, con las verduras que treparon un 4,9% semanal; mientras que en las últimas cuatro semanas, la inflación promedió el 3,1% en este rubro.

Otro indicador de alta frecuencia es el del Centro de Estudios Económicos y Sociales (CESO) Scalabrini Ortiz, que registró una "inflación de supermercados" de 0,4% en la primera semana de julio y de 2,5% respecto al mes anterior.

En Empiria Consultores calcularon para junio una inflación de 3,1%, que no perforará el 3% en julio y agosto.

"Puede haber un par de meses incluso abajo de 3% antes de las elecciones, con todo pisado para llegar. La contracara que vemos de eso es que después de las elecciones la inflación va a subir nuevamente. Para 2022 esperamos una inflación superior a 2021", afirmó Francisco Gismondi, director Macroeconómico de Empiria.

Analytica, la consultora que dirige Ricardo Delgado, registró un 2,9% de aumento de precios en junio, con un 3,5% de "estacionales".

Asimismo, la Fundación Libertad y Progreso (LyP) pronosticó que la inflación de junio fue 3%, que en seis meses de 2021 acumuló 25,1% y que en todo el año rondará el 50%.

"La gran mayoría de los países prefieren hacer esfuerzos de corto plazo para mantener niveles bajos de inflación, ya que el costo de no realizarlos es mayor", criticaron desde LyP.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios