ACUERDO DE DISCRECIÓN

Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich: reuniones reservadas y un pacto para no matarse

Bajo el padrinazgo de Mauricio Macri, el PRO dio un primer paso de acuerdo. Hubo una reunión no difundida a la prensa y el compromiso de las partes en pugna de competir sin pelearse de forma salvaje ante el electorado.

El 8 de noviembre, cuando el PRO logró reunirse en un hotel céntrico para evitar que la sangre de la disputa interna llegue al río, no hubo foto de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, pero se acordó iniciar un camino de acuerdos, de menor a mayor, que evite el riesgo de ruptura. 

Puede parecer poco, pero se trató de un paso relevante después de que Mauricio Macri convenció a los principales contrincantes de la necesidad de la reunión. Algunos, incluso, dudaban de que pudiera concretarse el encuentro. Hasta ese punto había llegado la tensión. 

Lo que dejó el cónclave PRO: temas prohibidos, desconfianza y un frágil armisticio entre Bullrich y Larreta

Macri, Larreta y Bullrich en un desayuno con resultado incierto para limar asperezas

La decisión de encarar un sendero de acuerdo es un dato que pasó inadvertido, porque también se comprometieron a evitar filtraciones de lo conversado. Todos los presentes llegaron a la conclusión de que, fuera del núcleo duro, no cayó bien en el electorado la exposición en público de las diferencias

Cristian Ritondo, Diego Santilli, María Eugenia Vidal, Humberto Schiavoni y Federico Pinedo desplegaron sus talentos para la construcción de consensos. Y si bien existió alguna desinteligencia posterior (Bullrich se quejó de que Ritondo haya hablado de quiénes eran los candidatos del PRO, sumando Vidal y no a Macri), los equipos se pusieron a trabajar. 

 Con un giro en su estrategia, Larreta sale a disputarle el voto a Macri, Bullrich y Milei

Arde el PRO: las cinco peleas feroces que explican las internas en el macrismo

Ante la imposibilidad de acordar, todavía, cómo se definirá la fórmula presidencial en el PRO empezaron aprobando el "método de definición de candidaturas para cargos electivos provinciales 2023". En rigor, ya había sido aprobado por la mesa nacional de Juntos por el Cambio, aunque sin la palabra definitiva del PRO, ya que Bullrich, presidenta del partido, temía que pudiera existir alguna trampa.

CUAL EL METODO PARA DIRIMIR INTERNAS ACORDADO

El comunicado donde se informa el mecanismo para dirimir internas lleva la firma de Bullrich y también de Eduardo Machiavelli, secretario general del PRO y mano derecha de Rodríguez Larreta, es decir, tiene el aval de las dos partes en disputa. También de los presidentes del PRO en los 24 distritos.

Y lo que se resolvió es sencillo:

- Convocar a los actores políticos de cada provincia para acordar las reglas por las cuales se definirán las candidaturas a los cargos electivos provinciales.

- Que donde haya PASO se utilizarán como método de selección de candidatos.

- Que donde no haya PASO los referentes provinciales decidirán -con intervención de los referentes de los partidos nacionales- el mecanismo más idóneo para definir las listas. Podrán utilizar las encuestas electorales.

- Que si aún así no hay acuerdo para establecer el método por consenso, el mecanismo para ordenar las listas será la interna abierta.

- Los gastos que conlleven los mecanismos elegidos serán cubiertos por los partidos de distrito que integran la alianza de Juntos por el Cambio.

- Los partidos nacionales representados en la mesa nacional de Juntos por el Cambio (PRO, UCR, CC-ARI, Encuentro Republicano) se comprometen a que en caso de que algún partido de orden provincial no respete lo definido, no podrá hacer uso del nombre Juntos por el Cambio.

Sin definición de parte del Gobierno nacional, que todavía debate en su coalición si impulsará o no la suspensión, Rodríguez Larreta y Bullrich todavía no quieren hablar acerca de las reglas para dirimir la fórmula presidencial. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.