En la previa electoral. el dúo Guzmán-De Pedro arrancó gira por el país

Ambos ministros, de Economía e Interior, visitarán a todos los gobernadores. Ya estuvieron en Neuquén y Entre Ríos y mañana compartirán agenda en La Pampa. Se arma operativo para que Lammens sea candidato.

Lo que la virtualidad de 2020 evitó, ahora el dúo del discurso "moderado" de la Casa Rosada busca hacerlo en el territorio. Este año, en la previa electoral, el Gobierno busca recuperar el "cara a cara" con los gobernadores en una relación que el año pasado, a causa del coronavirus, tuvo que ser por videollamada. Un técnico y un político fueron los elegidos para llevar el mensaje oficial, in situ, a todo el país.

En La Pampa, este martes, será la tercera visita compartida de los ministros Martín Guzmán (Economía) y Eduardo "Wado" de Pedro (Interior). No es una coincidencia de agenda: comenzaron el año juntos en Neuquén con el mandatario Omar Gutiérrez, del MPN, y hace menos de dos semanas estuvieron con el entrerriano Gustavo Bordet.

La excusa para el desembarco de mañana será, según anticiparon fuentes oficiales, "firmar una serie de convenios junto al gobernador Sergio Ziliotto, recorrer empresas del Parque Industrial de Santa Rosa y reunirse con representantes de cámaras empresarias provinciales". Además de pisar el barro de la política, Guzmán no dejará de lado su perfil académico y brindará una charla en el Aula Magna la Universidad Nacional de La Pampa.

"El Presidente le encomendó recorrer las provincias, reunirse con los empresarios y con las universidades para trabajar el plan federal de desarrollo productivo", es la explicación oficial detrás de la gira del dúo.

Y, añaden, es una segunda parte del trabajo del año pasado con los mandatarios, por Zoom, entre Guzmán y el ministro de Producción, Matías Kulfas. Después de la teoría, ahora llega el territorio.

Lo cierto es que pegar al ministro de Economía con De Pedro, salvo un viaje solitario que hizo al Chaco, no deja de merecer una lectura política, en el prólogo electoral. Hasta después de la campaña, ambos no se habían conocido.

No sólo De Pedro sería una selección lógica por su cargo, como interlocutor de la Rosada con las provincias: es uno de los ministros más cercanos a Cristina Fernández de Kirchner. La Vicepresidenta dedicó pocos elogios públicos al electo ministerial albertista: uno de ellos fue a Guzmán. No es uno de "los funcionarios que no funcionan" para el Instituto Patria.

Su negociación con los bonistas privados es destacada por el cristinismo, a la expectativa de un acuerdo con el FMI. Pero, se sabe, Guzmán no quiere ser conocido sólo como "el ministro de la deuda". Subirlo al avión con De Pedro, uno de los kirchneristas más dialoguistas, implica hacerle conocer los entretelones de la rosca política.

¿Este nuevo rol del ministro de Economía derivará en una candidatura legislativa? En el Gobierno ni se molestan en desmentir las versiones de que miden a Guzmán ante la opinión pública.

Distinto es el caso de otro integrante del Gabinete al que le están organizando un operativo clamor para postularlo en las PASO, si no se suspenden o las generales. El jueves pasado, una mesa chica albertista organizó una cena que podría ser el puntapié para definir a Matías Lammens, ministro de Turismo, como figura para contraponer a Horacio Rodríguez Larreta. En la comida estuvieron los sindicalistas Héctor Daer y Antonio Calo; junto al albertista Claudio Ferreño (presidente del bloque todista en la Legislatura); los funcionarios Gabriel Fuks, Carlos Montero y Claudio Moroni; y el propio Lammens. No sólo discutieron de fútbol: también la esperanza de que el PJ pueda ser competitivo en la Ciudad este año.

Noticias del día

Compartí tus comentarios