Senado

El oficialismo "acompañó" el DNU que cambia la Ley de Vacunas aunque no les agradó "del todo"

Con esas palabras, el senador del Frente de Todos, Mariano Recalde, anticipó que su bancada votaría a favor del decreto que destrabó las negociaciones con Pfizer. Además, el porteño reconoció que, con ese decreto, se hicieron concesiones "que nos hubiera gustado no hacer".

"Vamos a acompañar, aunque no nos agrade del todo este DNU", reconoció el senador Mariano Recalde al expresar la postura del Frente de Todos ante el Decreto de Necesidad y Urgencia dictado por el Ejecutivo para modificar la Ley de Vacunas y así destrabar las negociaciones con los laboratorios estadounidenses, entre los que se encuentra Pfizer. También con críticas, pero para evitar generar "confusiones en la sociedad", Juntos por el Cambio acompañó el decreto. Los varados en el exterior como consecuencia de las restricciones establecidas en el marco de la pandemia de Covid-19 se colaron en el debate.

Ni el oficialismo ni la oposición se mostraron conformes con el DNU que modifica la Ley de Vacunas. Para el bloque FdT, cambiar la letra chica de la normativa que el año pasado había sido sancionada por el Congreso significó "hacer concesiones" al laboratorio de origen estadounidense

Para la oposición, que el Ejecutivo haya dejado de lado al Congreso y se haya apelado a un DNU es un "atropello". Aun así, ambas bancadas ratificaron el DNU con 60 votos a favor; uno en contra, de la radical María Belén Tapia, y una abstención, de la también radical Pamela Verasay.

"No hay ideología", subrayó Recalde al apuntar contra la oposición por las acusaciones que el Frente de Todos viene recibiendo en torno a las trabas que hubo con el laboratorio Pfizer. La única vacuna pediátrica que, por ahora, está autorizada en la Argentina. Más bien, el porteño se encargó de subrayar que, más que ideología "hay bastante pragmatismo: buscar vacunas donde sea".

Hecha esta introducción, el senador adelantó: "Vamos a acompañar, aunque no nos agrade del todo este DNU, porque nos va a permitir, haciendo concesiones que nos hubiera gustado no hacer, conseguir las vacunas que nos hacen falta para avanzar con la campaña contra el coronavirus".

Días atrás, cuando el jefe de Gabinete Santiago Cafiero expuso su Informe de Gestión en Diputados, el jefe de la bancada oficialista Máximo Kirchner también había expresado su descontento con la medida. "Si un laboratorio nos obligó a cambiar todo el andamiaje, ¿qué vamos a hacer con el FMI?", había dicho el líder de La Cámpora, al tiempo que señaló: "Yo no quiero un país que sea juguete de las circunstancias o que tenga que ceder a los caprichos de laboratorios extranjeros".

La oposición también expresó sus reparos a la hora de acompañar del DNU, tal como había hecho durante el tratamiento en comisión. "Más allá de las cuestiones formales, nosotros vamos a acompañar", anticipó el presidente del interbloque Juntos por el Cambio Luis Naidenoff.

Es que, según argumentó el formoseño, desde su bancada no quisieron que la sociedad interprete su rechazo al decreto como un obstáculo al Ejecutivo para la compra de vacunas.

Dicho esto, el radical hizo alusión al rechazo por parte de oficialismo a tratar la modificación en la Cámara de Diputados, tal como propuso la bancada opositora el 1 de julio. "A pesar de contar con la voluntad política, no se avanzó", reprochó el senador. Y destacó que el Congreso estaba funcionando "a pleno" cuando se conoció, horas más tarde, que el Poder Ejecutivo modificaría la ley vía DNU.

"El inconveniente tiene que ver con lo que argumentó el Poder Ejecutivo", remarcó Naidenoff al señalar los reparos de JxC. Y apuntó a la secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, quien había planteado, durante la presentación del DNU que "los tiempos del Congreso no son los tiempos de la pandemia"

Naidenoff cuestionó que la funcionaria haya hecho este planteo "cuando en el día anterior en la propia Cámara de Diputados el oficialismo se negó a tratar, con apartamiento del reglamento, con 122 votos contra 112, una modificación de la ley para que el Estado argentino avance en la contratación de las vacunas".

"Nuestro interbloque no puede convalidar esta especie de atropello al parlamento argentino", recalcó Naidenoff. "Me parece una falta de respeto a cada uno de los senadores", añadió el legislador al cuestionar que esa sea la base de sustentación a la que apeló el oficialismo para modificar la ley vía decreto y no que quedase en manos del Congreso.

Asimismo, el jefe de la bancada opositora le achacó al oficialismo jactarse de que el Senado trabajó, en el marco de la pandemia "más que en los últimos 13 años" gracias a la virtualidad. "Y el Ejecutivo no encuentra mejor argumento que: ‘No discutimos por ley porque el Congreso no está a la altura de discutir un tema como la pandemia'".

"Este decreto, que tiene zonas grises, puede afectar regalías de las provincias", remarcó Naidenoff y señaló que si en vez de modificarse la Ley de Vacunas a través de un DNU que es "un paquete" que se avala o rechaza, pero que no puede ser modificado, estas "zonas grises" se podrían haber saldado.

"Ahora no hay excusas, que contraten y aparezcan las vacunas", remató Naidenoff.

Varados

A propósito del cupo para los pasajeros que se encuentran en el exterior, el líder de la bancada opositora Juntos por el Cambio planteó que "es una mala decisión, muy poco inteligente, con falta de criterio y aprendizaje".

De acuerdo al radical, "los funcionarios del Poder Ejecutivo han instalado esta idea de que cualquier argentino que viaja al exterior es un contagiador serial"

"El Gobierno se equivoca y se equivocó mal", planteó el formoseño.

Naidenoff: "Han instalado esta idea de que cualquier argentino que viaja al exterior es un contagiador serial". 

"La estigmatización no sirve", instió el senador, y propuso ampliar las plazas de los hoteles, establecer criterios más amplios en lugar de restringir el ingreso de los viajeros que se encuentran en el exterior.  

Tags relacionados

Comentarios

  • AJG

    Antonio Jose Garnero

    16/07/21

    Naidenoff dijo Ahora sí se van a poder vacunar los argentinos, como desconociendo que ya hay 26 millones que han sido vacunados, un éxito total, sin Pfizer, más un 20 a 30 % que no quieren vacunarse que es otro problema.O es estúpido o es maligno.

    0
    0
    Responder