ENERGÍA

El kirchnerismo le da vía libre a Guzmán por las tarifas pero vaticina un 'fracaso a lo Aranguren'

Martín Guzmán desechó un informe de Federico Basualdo porque "no le corresponde opinar de política económica". El kirchnerismo no trabará los aumentos de luz y gas pero le carga al ministro la responsabilidad de un posible fracaso.

El kirchnerismo replicará en la materia de tarifas de la energía lo que hizo con la votación en el Congreso del programa económico en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI): no va a obstruir la suba de la luz y el gas pero le va a cargar al ministro de Economía, Martín Guzmán, la exclusiva responsabilidad del posible fracaso de su política.

"Va a tener que explicar por qué el gobierno de Alberto Fernández termina haciendo lo mismo que el de Mauricio Macri", apuntan, para anticiparse y despegarse de una situación que creen que terminará en más inflación, desempleo, pobreza y recesión, debido a los efectos que podrían tener los aumentos de tarifas tanto para los hogares como para comercios e industrias, a quienes en las últimas semanas se les aplicó un alza de entre 58% y 73%.

Para el kirchnerismo, Martín Guzmán será su Juan José Aranguren

Los Industriales Pymes Argentinos (IPA) advirtieron que lo tendrán que trasladar a sus precios, con un impacto de entre un 10% y un 20%.

Así, Guzmán y Fernández tendrán vía libre para seguir con su plan, después de que el jefe de Estado amenazara con pedirles la renuncia a los funcionarios que se opongan a la quita de subsidios y los incrementos de tarifas

Solo falta que la Secretaría de Energía, conducida por Darío Martínez, firme las subas de tarifas e instruya a los entes reguladores a confeccionar nuevos cuadros tarifarios a partir de junio, que tendrían un alza de 17% para la clase media.

En los pasillos oficiales contestan que "no habrá aumento sino una actualización tarifaria que va a quedar muy por debajo de la inflación y la evolución de los salarios". Además, subrayan que el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, se "extralimitó" al opinar de la política macroeconómica cuando se le pidió un informe técnico sobre los costos del sistema eléctrico, por lo que Guzmán desechó su informe y se valió de documentos oficiales de funcionarios que le responden para las audiencias públicas de hace dos semanas.

Con todo, persisten en las empresas del sector las dudas sobre la implementación de la segmentación y los nuevos cuadros tarifarios a partir del 1 de junio, dada la cercanía de la fecha y el nulo contacto que tuvieron con las autoridades sobre ese tema, aseguran.

En audiencias públicas, las cámaras de distribuidoras de gas (Adigas) y de electricidad (Adeera) plantearon que tardarían no menos de 2 meses en cambiar sus sistemas de facturación.

La "resistencia", encabezada por la interventora del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), María Soledad Manín -que le responde a Basualdo-; y el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, no será tal. Pero buscan cargarle la culpa al ministro de Economía de lo que desatará su política tarifaria, que podría terminar en la Justicia como el primer incremento que decidió en 2016 el ex ministro de Energía Juan José Aranguren.

En el Instituto Patria consideran que las subas de tarifas durante la gestión de Macri fue determinante para la derrota electoral de Cambiemos en 2019. Y piensan que ese es el futuro que le aguarda al Frente de Todos de no cambiar el rumbo.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios