ENERGÍA

La segmentación de tarifas podría demorar 2 meses más y complica el plan con el FMI

Las distribuidoras de energía eléctrica y de gas natural por redes avisaron que cambiar sus sistemas de facturación tarda unos 60 días y que no tuvieron diálogo con el Gobierno. La baja de subsidios con segmentación estaba acordada con el FMI.

La segmentación de las tarifas y los subsidios a la energía podría demorar dos meses más que lo previsto por el Gobierno (originalmente a partir del 1 de junio) y complicar aún más el cumplimiento del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la materia de reducción del déficit fiscal -unos 0,6 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB)-.

Así lo hicieron saber las distribuidoras de energía eléctrica y de gas natural por redes en la audiencia pública realizada este jueves 12 de mayo, liderada por el subsecretario de Planeamiento Energético, Santiago López Osornio, que es funcionario de confianza del ministro de Economía, Martín Guzmán.

El Gobierno relativiza la fecha de los aumentos de tarifas

No obstante, en el Gobierno creen que el proceso de la segmentación es sencillo y valoran un caso testigo, en Salta. Pese a todo, fuentes oficiales habían reconocido la semana pasada a El Cronista que "la segmentación de tarifas no tiene que ser sí o sí el 1 de junio" y creían que se podía demorar algunos días, sin mayores inconvenientes técnicos con el FMI.

Empresas energéticas

Según dijo Claudio Bulacio, gerente de la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica de la República Argentina (Adeera), la adecuación de los sistemas comerciales y de facturación de las empresas necesita al menos 60 días desde el inicio de la implementación para quedar operativa.

Y por el momento, las compañías eléctricas aseguran no haber tenido diálogo con el Gobierno para aplicar la segmentación, pieza vital del programa económico acordado entre Guzmán, el presidente Alberto Fernández y los técnicos del Fondo Monetario Internacional.

En el mismo sentido, Daniel Martini, titular de la Asociación de Distribuidoras de Gas (Adigas), estimó en unas 8 semanas el tiempo mínimo necesario para cambiar los sistemas informáticos, con un "costo significativo".

El primer atisbo que tuvo este Gobierno para avanzar en la segmentación de las tarifas y los subsidios fue el año pasado, con el pedido a los usuarios de cambiar la titularidad de los servicios. De unos 3 millones de titulares que estaban en el padrón para actualizar, solo un 2,5% (cerca de 75.000) modificaron sus datos.

El martes, las empresas de gas natural por redes habían avisado que perderían casi $ 5000 millones por el aumento en el precio del gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), debido a las pérdidas, la morosidad y las comisiones bancarias.

Segmentación: el caso testigo de Salta

En el Gobierno, de todas formas, están confiados en implementar la segmentación de manera ágil y sencilla.

Y subrayan un caso modelo, que ocurrió en Salta. Allí, el Ente Regulador de Servicios Públicos (ERSEP) aplicó una segmentación de las tarifas de distribución de energía eléctrica a la empresa Edesa.

Carlos Saravia, presidente del Ersep, comentó a El Cronista que en noviembre del año pasado habían empezado con una segmentación de tarifas por consumo, "pero era injusto porque hay gente con casas de fin de semana y ese sistema no reflejaba la situación difícil de algunos usuarios residenciales".

"Entonces creamos dos categorías y cruzamos padrones de ingresos, inmuebles, planes sociales, jubilados y pensionados, con ayuda del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Sintys). Para todos los usuarios que cobran menos de 2 salarios mínimos, que son unas 112.000 familias (31% del total de usuarios, que son 320.000 hogares) aplicamos una suba de 16%, distribuida en el año", explicó Saravia.

Y complementó: "En ese caso, congelamos las tarifas hasta el 30 de junio del 2023. No pueden superar el equivalente a la mitad de los incrementos de paritarias o los índices de inflación. Y el resto de hogares tuvo un aumento del 32%".

Saravia aseguró que el nuevo sistema "es más justo" y que se pudieron cambiar los sistemas de facturación en pocos días.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios