ACUERDO CON EL FMI

Energía: los subsidios a la electricidad bajarían 0,2% del PBI

La caída en los subsidios eléctricos equivale a $ 163.000 millones. Cómo son los informes que vuelven a enfrentar a Martín Guzmán y Federico Basualdo por los aumentos de las tarifas a partir de junio.

A falta de una semana para la audiencia pública en la que se debatirá el aumento de las tarifas eléctricas a partir de junio, la Secretaría de Energía publicó una serie de documentos internos que blanquea, una vez más, la interna en el Gobierno, personificada en las figuras del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

Éste último, en un informe pedido por el secretario Darío Martínez, calculó que el ahorro en los subsidios será este año de unos $ 163.453 millones, equivalentes a 0,23% del Producto Interno Bruto (PBI).

Antes del aumento de tarifas, el Gobierno "contiene" a las pymes

La presentación de Basualdo, que trabaja bajo la conducción política del diputado Máximo Kirchner, generó malestar en la Casa Rosada y el Palacio de Hacienda.

Es que el subsecretario advierte, entre otras cosas

  • Que las subas de las tarifas a los hogares que se les quitará plenamente los subsidios (un 10% del total) "no contemplan el principio de gradualidad" definido por la Corte Suprema en el fallo Cepis de 2016
  • También anticipa que se les dificultará el pago de las facturas a la clase media
  • En tanto, los incrementos para la industria y el comercio "atentan contra el proceso de crecimiento económico y sería un canal más de aceleración de la inflación, por la variación de sus costos"

El documento de Basualdo, que forma parte del expediente de la audiencia pública del miércoles 11 de mayo, señala que "el mecanismo de ajuste propuesto resulta contradictorio con los objetivos de crecimiento económico planteados en el acuerdo (con el Fondo Monetario Internacional, FMI) y ejercerá una considerable presión sobre el resto de los precios de la economía".

Asimismo, concluye que "no hay margen social para seguir aumentando las tarifas", recuerda que el Gobierno nacional no tiene poder de control sobre las subas que puedan determinar las provincias ("aguas abajo" de la cadena) y pronostica que se puede resquebrajar la cadena de pagos del sector, mediante un nuevo ciclo de endeudamiento de las distribuidoras con Cammesa, que obligaría al Estado a destinar más subsidios por esta vía.

El programa económico de Martín Guzmán

Tanto Guzmán como el presidente Alberto Fernández se molestaron con el informe de la Subsecretaría de Energía Eléctrica y habilitaron a tres funcionarios de Economía a discutir internamente la postura de Basualdo, a quien acusan de trabajar con "imprecisiones" en sus cálculos.

Mientras el subsecretario publicó que el ministro planea un incremento de 38% en las tarifas para junio, de modo que acumulen un 65% en el año y promedien 42,7%, en el Palacio de Hacienda comunicaron que el tope a los incrementos es de 42,7% acumulado, por lo que resta una actualización del 17% promedio para los usuarios de Edenor y Edesur.

El plan de Martín Guzmán para la segmentación de las tarifas

La interna ya cumplió un año, tras el fallido despido del subsecretario el 30 de abril de 2021. Esa novela fue un presagio de todas las diferencias públicas que mantuvieron el jefe de Estado y la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre el rumbo económico.

El kirchnerismo considera que tener las tarifas como ancla anti-inflacionaria permitió crecer al 10,3% el año pasado mediante un salario indirecto que introdujo una mejora en el poder de compra de los trabajadores, mientras que en la Casa Rosada piensan que el salto en los subsidios (por mantener sin cambios los precios mayoristas de la energía) obligó a una mayor emisión monetaria y aceleró la inflación hasta por encima del 50% en 2021.

El kirchnerismo planteó un tope del 20% a los aumentos de tarifas este año. El acuerdo con el FMI duplica esas cifras para el 65% de la población que no tiene tarifa social ni está en el decil más alto de ingresos

En una respuesta orquestada antes de los feriados por Semana Santa, los secretarios de Política Económica y Hacienda, Fernando Morra y Raúl Rigo, respectivamente, además del subsecretario de Planeamiento Energético, Santiago López Osornio, enviaron tres notas administrativas en las que defienden el programa económico acordado con el FMI.

Por caso, los funcionarios de Guzmán indican:

  • Que la política actual de subsidios tiene un sesgo "pro-rico", en tanto los deciles más altos- que son los que más consumen energía- son los que reciben más volumen de ayuda estatal
  • Avisan que mantener sin cambios los precios mayoristas de la energía implicaría una complicación en las condiciones de financiamiento del sector público (obligaría a incumplir con el FMI y emitir más que el 1% del PIB)
  • Apuntan que la baja en este gasto corriente permitirá destinar recursos a gastos de capital para sostener el crecimiento, como por ejemplo el transporte de energía (gasoductos y líneas de transmisión eléctrica).

El ahorro de $ 163.000 millones (un 0,23% del PIB) no alcanza para cumplir la reducción del 0,6% -unos u$s 3000 millones- que exige el Fondo, pero sirve para pagar 4 bonos a jubilados, 5 meses del plan Potenciar Trabajo o 6 meses de Asignación Universal por Hijo (AUH), según Rigo.

El estudio preparado por la Subsecretaría de Energía Eléctrica revela los costos del Sistema Argentino de Interconexión (SADI), que este año crecerán un 38% hasta los 13.642 millones de dólares (entre combustibles y remuneración a los generadores) o unos u$s 100 por megavatio-hora.

El aumento se explica casi exclusivamente por el salto de los precios del gas, el gasoil y el fuel oil para las usinas térmicas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios