AÑO ELECTORAL

El Gobierno nacional planea aumentar el presupuesto de obra pública para 2023: de dónde saldrá el dinero

Hay un plan de más de 5.000 obras a largo plazo y en el año electoral que se viene no recortarán los fondos de la cartera que lidera Katopodis. De dónde sumarán más recursos

Lejos del esquema de recortes presupuestarios que impuso Sergio Massa en el Gobierno, Alberto Fernández coincidió con el superministro de Economía que los fondos para la obra pública no sólo no se ajustarán para 2023 sino que es muy probable que se incrementen esas partidas en medio de un año electoral.

El plan de 5258 obras públicas que se impuso la Casa Rosada para desplegar en todo el país no se detendrá. El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis ya recibió el visto bueno del Presidente y del superministro de Economía para profundizar los proyectos en marcha y avanzar con las nuevas obras en 2023.

Nueva encuesta: cambios en la expectativa económica y ranking de candidatos

Potenciar Trabajo, sin bono de $ 7000: cuál es el nuevo monto a cobrar en septiembre

Según consignaron a El Cronista fuentes calificadas de la Casa Rosada, para el año que viene que será de pura batalla electoral, el Gobierno tiene pautada la terminación de al menos 300 obras del total del plan a largo plazo que se impuso Katopodis.

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en la inauguración de una ruta provincial bonaerense

Buena parte del presupuesto pautado para el año que viene estará sustentado en una recaudación que en el Gobierno creen que seguirá en la curva ascendente. Pero también el Ministerio de Obras Públicas cuenta con fondos específicos ya acordados de créditos blandos del BID, el Banco Mundial y la CAF.  

El foco de estas obras estará puesto en las provincias del gran norte argentino que incluyen unos diez distritos. Aunque el ministro Katopodis se encargó de establecer un equilibrio en el reparto de las obras en función de las necesidades básicas insatisfecha y la población.

La mayor parte de las obras pautadas para el año que viene están relacionadas con el tendido de redes cloacales y agua, salud, equipamiento urbano, obras viales y hospitales, entre otras cosas.

"Hay una decisión del gobierno de no frenar la obra pública y esto será un hecho el año que viene. El único inconveniente que puede existir es que la ejecución de obras se vea complicada por la inflación pero no esperamos que eso ocurra", explicó a El Cronista un funcionario del Ministerio de Obras Públicas.

En los últimos años el presupuesto para la obra pública fue creciendo sistemáticamente. De hecho, en 2019 se ejecutaron 133.000 millones de pesos para la obra pública que venían de la era Macri y el aumento hacia el 2021 fue del orden del 278%. Esto representó el 0,92% del PBI.

A la vez, en el Gobierno remarcaron que no habrá reducción del presupuesto de obras para 2023. El único tema que hoy se discute es cuánto se va a aumentar en función de lo que se ejecute este año. En estos días el equipo de Massa trabaja en la elaboración del presupuesto 2023 que deberá presentar a la Cámara de Diputados el 15 de septiembre y pidió a cada ministerio un detalle de los proyectos en marcha.

RECORTES EN MARCHA

Por otra parte, Massa avanzó en los últimos días con un recorte de $200.000 millones en el presupuesto en casi todos los ministerios. En el caso de Obras Públicas, la poda fue de unos 20.000 millones de pesos, aunque los allegados al ministro Katopodis minimizaron el impacto en la ejecución de obras de ese recorte.

Alberto Fernández y Katopodis en la inauguración de obras 

"El presupuesto 2022 del Ministerio de Obras Públicas era de aproximadamente $500 mil millones y se proyecta una ejecución de $600 mil millones. En este sentido, el recorte de $20 mil millones establecido en la resolución del Boletín Oficial sólo representa un 3% del presupuesto total", dijeron a El Cronista en la cartera que lidera Katopodis.

De esta manera, en el Ministerio de Obras públicas salieron a aclarar que "es importante destacar que no se frena ninguna obra pública en ejecución en la Argentina". Es decir, solamente se pospone el inicio, entre 30 y 45 días, de algunas obras hídricas puntuales con el recorte impuesto por Massa.

Donde sí habrá un freno en la ejecución de obras será en el Ministerio de Vivienda y Hábitat que lidera Jorge Ferraresi. Allí la poda seguirá el año entrante y es probable que se frenen algunos proyectos en marcha.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.